Encuentro de luz

-

Tras abrir con bombo y platillo hace casi un año, Imán –hermano y vecino del lounge Cosmo– ha conseguido consolidar su reputación de buena cocina. El lugar, decorado con toques minimalistas en sombras de blanco, invita a relajarse y disfrutar uno de sus excelentes martinis. La comida, basada en el concepto británico de fusión asiática, ofrece un encuentro del paladar con los agridulces, los mariscos en presentaciones inusuales y unas ensaladas que bien valen el viaje. Debido a que no podía faltar el toque mexicano, el establecimiento ha incorporado ingredientes como el aguacate a sus platillos. En Polanco, donde con frecuencia vemos desaparecer muchas buenas propuestas restauranteras, el Imán se consolida por la calidad de su servicio y su mesa.

Ahora ve
El zoológico de Puebla está de fiesta con la llegada de este bebé elefante
No te pierdas
×