Enrique Zambrano Benítez

-
Jaime Santiago

La cara más conocida del grupo Proeza tiene cierto parecido con la de su tío, Lorenzo Zambrano, el presidente de Cementos Mexicanos (Cemex).

-

Del parentesco no cabe duda: ambas ramas de la familia salieron buenas para los negocios. Fue allá por 1956 cuando el presidente del grupo, Guillermo Zambrano Lozano, primo hermano del de Cemex, fundó Manufacturas Metálicas Monterrey (Metalsa), un changarro que hacía artículos metálicos para la construcción. Pero cuando le pegaron verdaderamente fue al momento de asociarse con AO Smith Corporation, en la primera fábrica de chasises para autos y camiones en México. Corría 1961 y, curiosamente, también por esos años Zambrano Lozano inició un negocio totalmente distinto: Jugos Concentrados (Jucosa). Ambos negocios arrancarían las dos divisiones que siempre han caracterizado a Proeza: autopartes y alimentos.

-

Así, a fuerza de exprimir naranjas y hacer piezas de metal se fueron agregando negocios, hasta que en 1973 se reunieron todos bajo el nombre de Proeza, ese nombrecito que la mitad de México escribe mal. Sin embargo, a quién le importa la ortografía cuando venden por ahí de $2,500 millones de pesos al año, entre chasises, tanques de metal y de plástico, herramientas y la marca de jugo Florida 7.

-

Enrique Zambrano, hijo de don Guillermo, es actualmente su director general, y a él le ha tocado acelerar el crecimiento del grupo, principalmente llevándolo a marchas forzadas hacia el mercado de la exportación: Estados Unidos, Asia, Europa, Latinoamérica, lo que fuera necesario para no depender del mercado nacional.

-

Toda su estrategia la metió dentro de un plan que llamó 2001, el cual se ha cumplido desde 1993 con tal éxito que a Proeza le vino más o menos guanga la crisis: sólo dio el paso definitivo para que sus ventas fueran mayoritariamente provenientes del extranjero y en dolaritos.

-

Delgado y alto, todavía se ve jovenazo, y no ha dejado de figurar en la escena empresarial: fue presidente de la siempre guerrera Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) de Monterrey. Como dirigente de este gremio, nunca perdió oportunidad para pedir bajas en impuestos, ayuda para las empresas endeudadas y lanzar una que otra crítica al gobierno.

-

¿Blanquiazul? No directamente, aunque uno de los consejeros y director de planeación estratégica de Proeza, Humberto Treviño, fue ya diputado local por el PAN. Sin embargo, Enrique Zambrano no se mete mucho en eso. Prefiere hablar cada que emprende un nuevo negocio con unos coreanos aquí, unos japoneses allá y unos alemanes acullá. Como que a todos los extranjeros les gustó el esquema que ya hace 27 años urdieron los Zambrano con AO -Smith, y como México produce tantos autos...

-

Recientemente esa larga y primera asociación terminó, cuando AO Smith fue vendida a la también estadounidense Tower. Para Proeza fue una transición sencilla: simplemente transfirieron el 40% de participación de los antiguos socios a los nuevos, y a seguir trabajando. En cuanto a las naranjas, ahora los Zambrano se encuentran entre los principales promotores de la producción del cítrico en el estado de Veracruz y tienen otros muchos negocios de alimentos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿Alguien quiere un desarmador?

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×