Entre santones y novelas del corazón

-
Sara Beatriz Guardia

Si se trata de hablar de consumo de libros, mientras los mexicanos se encuentran enfrascados en pintorescos escándalos políticos y/o financieros, este fin de siglo sorprende a los lectores europeos con aficiones menos “actuales”: el misticismo y el amor color de rosa ocupan el primer lugar en el mercado editorial del viejo continente.

-

Aunque no es aconsejable generalizar, resultan muy lejanos los años locos cuando París era una fiesta y escritores franceses y estadounidenses (Pound, Hemingway, Fitzgerald, Miller) se reunían en -Le Dome a fumar y beber mientras comentaban sus obras.

-

Es significativo que las vitrinas de las principales editoriales que participaron en la Feria del Libro de Francfort de octubre del año pasado exhibían un importante número de libros sobre ángeles. Incluso en Francia, reputada por laica y racionalista, las ventas más altas registradas en la cadena de librerías Fnac son las alcanzadas -por La Foi du charbonier (“La fe del carbonero”) de Marguerite Gentzbittel; -Le Très Bas (algo así como “El muy bajo”), sobre la vida de Francisco de Asís, de -Christian Bobin, y Fonctionnaires de Dieu (Funcionarios de Dios), del teólogo y psicoanalista Eugen Drewermann.

-

Según un editor francés, la explicación radica en que la iglesia católica, como institución, se muestra más preocupada por la moral y la política que en hablar con Dios. Al no encontrar en ella eco a sus tribulaciones y angustias, la gente se vuelca cada día más a la búsqueda de respuestas en la lectura de textos bíblicos, la vida de los santos, los ángeles o las diferentes versiones sobre la aparición de la Virgen en la ex Yugoslavia. El año pasado, el libro -Jesús, de Jacques Duquesne, suscitó una gran polémica y su venta pasó los 300,000 ejemplares.

-

En Francia es posible encontrar cientos de libros dedicados al yoga, budismo y esoterismo. Una entrevista de Jean-Claude Carriére con el tibetano Dalai-Lama ocupó durante varios meses el primer lugar en las ventas. La paz espiritual, el desarrollo del yo y una mejor sintonía entre el cuerpo y el espíritu expresan la necesidad de una forma distinta de asumir la vida en un mundo dominado por la globalización y el -Internet.

-

Pero así como el misticismo —o esoterismo finisecular— penetra en Occidente (que desde luego incluye a México), el amor se ha convertido en un mercado muy rentable en Europa del Este, luego del triunfal ingreso de la editora multinacional Harlequin a los países ex socialistas.

-

Cuando el 14 de febrero de 1991 el Ministerio de Cultura de Polonia amaneció —ya sin la hoz ni el martillo— con un enorme corazón rojo sobre fondo blanco donde se podía leer Harlequin, nadie imaginó la “revolución” que estaba iniciando. Sólo en este país, las ventas de novelas rosas han alcanzado los 15 millones de ejemplares. María Teresa Villar, directora general de esta empresa en España, dijo que una de las claves del éxito en el ex bloque socialista europeo es que las novelas rosas constituyen “la única oportunidad de las mujeres de esos países de enterarse de lo que es la vida normal para una mujer. En definitiva, nuestras novelas son una escuela del capitalismo”. A Polonia le siguieron Hungría, Bulgaria, las repúblicas Checa y Eslovaca, Rusia y, hace poco, China, con éxitos similares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La empresa propietaria de Harlequin —Torstar -Corporation, con sede en Toronto, Canadá—, desde su ingreso a España hace 15 años, ha logrado resultados que no tienen paralelo en ningún otro género, batiendo todos los récords de ventas y desplazando a todos sus competidores.

Ahora ve
Este país identifica a cada ciudadano en las calles en apenas segundos
No te pierdas
×