Espíritu empresarial

De los millones de nuevos proyectos empresariales (de todos los tamaños) que surgen cada año, sól
Adina Chelminsky

Después de leer en los diarios el acontecer político nacional (el eslogan del país debería ser “cada día un escándalo nuevo... y mejorado”) la pregunta que surge no es ¿por qué no avanzamos? (la respuesta es obvia y conocida), sino ¿cómo puede ser que sigamos tratando de avanzar?

-

¿Cómo puede ser que, a pesar de casi 30 años de crisis intermitentes, de crecimiento agregado prácticamente nulo y de perspectivas futuras opacas, día con día millones de empresarios mexicanos busquen nuevas oportunidades de este lado de la frontera?

-

Hace poco se publicó el índice del espíritu empresarial, realizado por London Business School, Dearbon College y la Fundación Kaufman. Dicho estudio mide la creación de nuevos proyectos empresariales y el redireccionamiento que hacen las empresas establecidas para encontrar y aprovechar nuevos caminos. México obtuvo el quinto lugar a nivel mundial en este índice. Fue importante pero pasó prácticamente desapercibido por los medios y la opinión pública nacional.

-

Se calcula que en los últimos dos años en México se han ideado más de tres millones de nuevos proyectos empresariales, de todos los tamaños, y que 18% de las empresas ha explorado oportunidades de negocios alternativas.

-

De buenas intenciones …
La lectura de este análisis es bastante agridulce. Por un lado habla del ingenio y del empuje que tenemos los mexicanos, producto de una población mayoritariamente joven y con amplias necesidades de salir adelante; por otro lado hace más evidente todo lo que hemos dejado de ganar.

-

Mientras que los políticos viven en un reality show (y no me refiero sólo a Kawahgi en Big Brother) que nada tiene que ver con la realidad, los mexicanos vivimos en el país de las oportunidades desperdiciadas.

-

Más allá del avance que hemos perdido en el sector energético o en los grandes proyectos de infraestructura, algo que se reseña todos los días en los diarios, lo que más duele perder son “las oportunidades de la esquina”: las misceláneas, los talleres y los consultorios que se han quedado en el tintero.

-

La falta de crédito, la complejidad de los trámites obligados y la opacidad que impera en el país, hace que menos de una tercera parte de los proyectos se cristalicen e incorporen a la economía del país; la mayor parte muere en el proceso o se incorpora a la economía informal, limitando su potencial futuro y el beneficio que dan al país.

-

Dudo que la falta de resultados merme el espíritu empresarial mexicano, la simple lucha por sobrevivir hará que año con año México permanezca en los primeros lugares de este índice. Tristemente éste estará aparejado por el conteo de las oportunidades perdidas, algo que debería ser la primera plana de los diarios del país....y no como un escándalo sino como una verdadera tragedia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Comentarios: adina@prodigy.net.mx.

Ahora ve
Nueve migrantes murieron en un camión abandonado en Texas
No te pierdas
×