Espumosos mexicanos

-

Es burbujeante como la champaña y de sabor delicado. Se trata de uno de los pocos vinos espumosos nacionales que pueden ser ingeridos con cierto placer. Fabricado en México por el grupo español Freixenet, el Sala Vivé reúne la tradición y el método de las champañas francesas y la tecnología de los espumosos catalanes. Su nombre deriva de la fundadora de la casa Freixenet, Dolores Sala Vivé, quien junto con su marido Pedro Ferrer Bosch trabajó infatigablemente en el campo de los vinos catalanes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Hecho con uva chardonnay, pinot noir y chenin blanc, Sala Vivé se produce en Ezequiel Montes, localidad de la región de San Juan del Río, Querétaro. Las botellas se conservan en bodegas a 25 metros de profundidad, para evitar cambios climáticos, y ahí atraviesan un proceso de fermentación para que aparezcan las burbujas. El resultado no le pide nada a un Freixenet español. Se vende en presentaciones Brut y Semi Seco y su costo es de $70 pesos la botella.

Ahora ve
Desde 1950, el mundo ha producido 9,000 millones de toneladas de plástico
No te pierdas
×