Estado virgen

Su economía crece vigorosamente pero tiene una deuda pendiente en la infraestructura.
Guillermo García Espinosa

CAMPECHE
Mohamed Yusuf Amdani, un paquistaní que radica en Florida, llegó a finales de los años 90 a Campeche. En aquel entonces el empresario del sector textil y del vestido buscaba un sitio para instalar una ensambladora de playeras.

-

En esa misma época, la fama de dicho Estado se centraba en el petróleo, los camarones y las frutas tropicales. A 2,500 km de la frontera con Estados Unidos, difícilmente podía ser un destino para invertir en maquiladoras.

-

Pero la cercanía de la capital con Puerto Progreso, Yucatán -a tres horas de distancia por tierra- y la disponibilidad de mano de obra capacitada, hizo que Amdani hallara condiciones para montar en 1999 la primera de tres plantas que ahora emplean a 1,050 campechanos y facturan $10 millones de dólares al año.

-

“Campeche es un estado virgen, donde hay calidad de vida, seguridad para los gerentes y sus familias y nulos conflictos laborales”, afirma el director de Atracción de Inversiones de la Secretaría de Desarrollo Económico, Rafael Tatua.

-

La de Amdani es una de las historias empresariales que Campeche generó en los últimos siete años como resultado de la política de promoción de inversiones de los dos recientes gobernadores.

-

Según Carlos Rosales, experto en asuntos económicos regionales de Banamex, Campeche registró en 2003 el crecimiento económico más alto entre los Estados, con una tasa de 5.8%, cuatro veces y media más que el crecimiento nacional.

-

Eso confirma porqué el Índice de Competitividad por Entidad Federativa (ICEF) elaborado por el gobierno de Puebla, sitúa al de Campeche como el mejor entorno macroeconómico. Sin embargo, para ser justos, habría que considerar que esta es la región en donde se extrae la mitad del crudo que se exporta.

-

Pero en el cambio de siglo, Campeche, un estado que tiene 650,000 habitantes, quiere dejar de ser una entidad de economía primaria para ingresar a una etapa industrial.

-

Ahora cuenta con 14 maquiladoras textiles, siete plantas industriales, tres agroindustrias y 11 pequeñas procesadoras de lácteos. Todas ellas generaron en siete años 11,500 empleos, lo que ayudó a que el Estado tenga la cuarta tasa más baja de desempleo en el país, según el INEGI, sólo debajo de Acapulco, Cancún y Tijuana.

-

Este año se esperan otras inversiones entre las que destacan las marcas Burger King, Vips, Wal-Mart y Bodega Aurrerá, aprovechando que el Estado no cobra el impuesto de 2% a la nómina y que ofrece propiedades en comodato.

-

Pero como toda región virgen, a Campeche le falta construir infraestructura para sustentar su propio crecimiento. Depende de entidades vecinas: no hay vuelos internacionales, hay pocas carreteras y no tiene un puerto comercial propio. Esto se refleja en el lugar número 29 que el Estado ocupa en el entorno de infraestructura, según el ICEF.

-

Amdani también se ha percatado del potencial turístico que tiene el Estado, el cual cuenta con dos áreas consideradas por la ONU como Patrimonio de la Humanidad. De ahí que el corporativo del paquistaní se haya desplazado hacia otras ramas: inauguró la primera franquicia de comida rápida, un Church’s Chicken, y un hotel sobre el malecón con la marca Ocean View.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Lo dicho, Campeche es una región en donde falta mucho por explorar.

Ahora ve
El dramático video de un oso polar delgado que lucha por avanzar lejos del hielo
No te pierdas
×