Estilo para llevar

-

Viajar es una actividad común para muchos hombres de negocios, por lo que es posible que esto le suene familiar: 6 am: Cita en el aeropuerto; 10 am: Llegada a Nueva York; 1 pm: Almuerzo con un cliente; 4 pm: Visita a las oficinas de un proveedor; 6 pm: Tiempo libre (¿qué tal unas compras?); 8 pm: Teatro en Broadway y 10:30 pm: Cena.

-

Y en los días siguientes, el ritmo será parecido. ¿Cuál es el secreto para estar siempre bien vestido? Simple: conocer su ropa y saber combinarla. Además, hay que aprender a viajar con prendas versátiles para no llevar a cuestas tres baúles con ropa que ni siquiera será desempacada.

-

Los trajes que pierden fácilmente su forma al estar doblados, o de fibras que se arrugan mucho, deben ser descartados del equipaje. En cambio, los de lana virgen, en invierno, o los de lana tropical (una combinación de lana ligera con viscosa, seda o algodón), en verano, son muy recomendables. Hay fibras, como la viscosa o la poliamida, que combinadas con lana dan una textura inusitada a las telas. Las mezclas pueden ser muy variadas y algunas proporcionan caídas impecables a cualquier prenda. Sin embargo, no todos estos “batidos” textiles son los más adecuados para viajar. ¿Los ideales? Los de lana y viscosa porque se arrugan poco. De cualquier manera, siempre es bueno hacer una prueba con la prenda, incluso antes de comprarla: tome una esquina del pantalón o el saco y apriétela en su puño durante 30 segundos. Si la tela se arruga muy poco, entonces es perfecta para el ajetreo.

-

Afortunadamente, existen líneas de ropa masculina que se destacan por sus combinaciones textiles. Hugo Boss, por ejemplo, se caracteriza por las mezclas de fibras que hacen que sus prendas sean casi indeformables. Incluso se pueden meter enrolladas en la maleta y, al llegar al hotel, sólo basta con colgarlas para que recuperen su forma en minutos.

-

Ermenegildo Zegna, por su parte, creó las fibras de alta torsión, que son la base de algunas telas que luego se transformarán en prendas ligeras, frescas y, sobre todo, que no pierden su forma ni se arrugan. ¡Llegó la hora de empacar!

Ahora ve
Esta feria funeraria en Ámsterdam mostró ataúdes “a la moda”
No te pierdas
×