Euro sin brillo

La moneda se debilita por las bajas en tasas
Jorge Gutiérrez Chávez

A poco más de 100 días de vida no se puede decir que el euro, la moneda única europea, haya ofrecido una brillante exhibición en los mercados cambiarios. Desde el 1 de enero de 1999 el euro ha perdido 10% de su valor con respecto al dólar, el cual, visto el buen estado de salud de la economía de la Unión Americana, marcará la pauta en la economía mundial.

-

La depreciación del euro ha terminado por poner en tela de juicio las optimistas previsiones que se hicieron a inicios del año y hasta las afirmaciones externadas por las autoridades del naciente Banco Central Europeo (BCE): “Deberá ser una moneda estable y fuerte.” Su estabilidad es, a decir verdad, incuestionable. Los parámetros exigidos por el Tratado de Maastricht, respetados a pie juntillas por los 11 países comunitarios que abandonaron sus anteriores monedas en favor del euro, garantizan la solidez interna y la confianza en la moneda europea, pero no así su fortaleza, por lo menos hasta este momento.

-

Pasada la euforia que acompañó a su debut en los mercados, la nueva divisa europea experimentó una gradual, pero constante pérdida de valor frente al dólar: de su inicial cotización, $1.17 dólares, actualmente oscila entre $ 1.7 y $ 1.8. Lo negativo de este dato no parece sin embargo preocupar a Yves-Thibault, eurocomisario para los asuntos monetarios, quien sostiene que el balance de los primeros 100 días del euro puede considerarse positivo.

-

Según los últimos datos del mercado de obligaciones, el total de las emisiones en esa moneda alcanzaron la nada despreciable cifra de 140,000 millones de euros, lo que supera el total de las emisiones de obligaciones en dólares. Los operadores financieros confían en la moneda única europea, a pesar de que reconocen que el lento crecimiento de la economía y la tendencia negativa del empleo seguirán siendo un dique.

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A fin de estimular el desarrollo económico, el BCE decretó la reducción de las tasas de interés a corto plazo (pasaron de 3 a 2.5%). La medida ha tenido un efecto negativo para el euro, el cual, según el periódico italiano La Repubblica, continuará perdiendo valor en los próximos tres meses. El destino del euro está estrechamente vinculado al esperado crecimiento económico de los países que se han adherido al gran proyecto monetario europeo. Esto hace prever nuevas turbulencias, porque ningún dato económico positivo parece avizorarse en el horizonte de la Unión Europea.

-

Ahora ve
Errores que cuestionan la reputación de Apple, la marca más valiosa del mundo?
No te pierdas
×