Extraños aliados

Los productores de la película hicieron su tarea para promoverla. Pero recibieron una ayuda inesper
PJ

Philip Alexander / Buena Vista Columbia Tristar de México
Director
Producto: EL CRIMEN DEL PADRE AMARO

-

Comenzaron con una distribución de 280 copias de la película. Terminaron distribuyendo 417, lo cual se tradujo en una venta de más de cinco millones de boletos y una recaudación de $158.5 millones de pesos (la inversión para hacerla apenas alcanzó $18 millones).

-

Nadie lo esperaba, ni siquiera Philip Alexander, director general de Buena Vista Columbia TriStar Films de México y estratega oficial de la mercadotecnia de esta cinta. Gran parte del éxito se debió, como observa el directivo, “al señor que promovió el filme mejor que nadie”: Jorge Serrano Limón, representante del Comité Nacional Pro-Vida, una agrupación que hizo campaña para condenar el tema de un sacerdote que peca.

-

La empresa también hizo su trabajo. Todo comenzó cuando decidieron apostarle al proyecto, cuyo guión vieron por primera vez hace unos dos años.

-

En mayo, aprovechando el estreno de El hombre araña, se empezaron a proyectar los primeros cortos del padre Amaro, que sólo contenían música y textos escritos. En los segundos ya se escuchaba un diálogo de Gael García y Ana Claudia Talancón hablando de pecados, confesiones y sensualidad; la expectativa del público crecía.

-

“Se dio la casualidad de que la cinta se iba a estrenar por ahí de junio. Desde mucho tiempo antes lo habíamos previsto… y resulta que el santo padre iba a venir en esas fechas. Como nosotros no estábamos buscando ofender ni agredir a nadie, sino todo lo contrario, tomamos la decisión de posponer el estreno”, afirma Philip Alexander, quien por cierto es católico.

-

Para evitar que alguien entrara a ver el filme “por error y se ofendiera”, dice, en cada cartel se añadió la advertencia: “El contenido de esta película puede ser altamente perturbador para algunos criterios.”

-

La campaña publicitaria –la oficial– mantuvo durante un buen tiempo su “perfil bajo”, pero tan sólo unas horas después de que Juan Pablo II partiera de México se colocaron 23 espectaculares, 300 carteles en parabuses del DF, 200 en Monterrey y se comenzó a exhibir el tercer grupo de cortos, ya con fragmentos de la película. Esta fase sólo duró los 16 días previos al estreno, pero fue intensa. La “participación” de Pro-Vida y algunos otros grupos, y la explotación de la polémica por parte de los medios ya habían comenzado. Sólo un milagro habría detenido el arrollador éxito de El Crimen del padre Amaro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Hoy, la cinta es en México la número cinco de todos los tiempos en cuanto asistencia e ingresos. ¡Qué padre!

Ahora ve
¿Donald Trump estaba dispuesto a mandar a la cárcel a periodistas?
No te pierdas
×