Factura Electrónica <BR>¿Hasta cuándo

La factura electrónica es el medio más ágil, seguro y económico para realizar transacciones fina

Imagine esta escena del futuro (¿futuro?): - va en un avión y, de repente, recuerda que le van a cortar la luz por no - pagarla. Abre su PC, se conecta a Internet y a través de un password - encriptado entra a su página de e-Bill (factura electrónica). Con - sólo apretar un botón entra a su cuenta bancaria, con lo que está en - condiciones de hacer una transferencia de fondos a la cuenta que usted desee, - o simplemente puede utilizar su tarjeta de crédito digital para hacer el pago - deseado. Al término de la operación recibe una señal láser o un correo - electrónico para informarle que la operación ha sido efectuada. Entonces, se - recuesta a disfrutar del viaje, pues tiene la certeza de que la factura está - bien guardada en su PC y que no será vista ni alterada por nadie, ya que los - sistemas electrónicos de seguridad son altamente confiables.

- Adiós a las engorrosas visitas a los bancos, - a las chequeras, a los pagos en efectivo y a las miles de facturas que se - empolvan y traspapelan a diario. La facturación electrónica va a simplificar - la vida de todos y, dentro de unos años, quienes no la utilicen van a perder - la oportunidad de ahorrar tiempo y dinero.

- Para los empresarios representará un salto - cuantitativo y cualitativo en la productividad; para las instituciones - financieras se traducirá en la posibilidad de ampliar sus servicios - electrónicos de banca en casa; para las autoridades fiscales significará - poder realizar auditorías desde una terminal.

- “El beneficio de la factura electrónica es - extraordinario”, dice Jorge Monge, director de Cash-management de Bancomer, - institución que detenta en México 40% del mercado de nómina electrónica. - Asegura que el costo de la factura se reducirá considerablemente cuando se - vuelva electrónica.

- Ni qué decir del ahorro de papel. En - México, en promedio, se expiden al mes más de 100 millones de facturas que - en términos ecológicos suponen miles de árboles talados. Además, la - factura electrónica permite rastrear los errores, manejar una gran cantidad - de información y, según Almaquio Tinoco Zavala, director general adjunto de - Planeación y Análisis del Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la - Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), es el medio más seguro de - pago, pues con la tecnología actual un falsificador tardaría miles de años - en desencriptar un documento de este tipo.

- Sin embargo, la pregunta obligada es: ¿por - qué las facturas electrónicas no son aceptadas por Hacienda?

- - ATRASO JURÍDICO, NO TECNOLÓGICO
-
En el país ya existen la tecnología, la - infraestructura en telecomunicaciones y los sistemas de seguridad necesarios - para realizar transacciones comerciales vía electrónica. De hecho, ya es - posible efectuar pedidos y pagos de nóminas y de pensiones electrónicas. La - mayoría de las tiendas departamentales y de autoservicio hacen ya sus pedidos - por esta vía. Además, desde el año pasado, se pueden presentar las - declaraciones fiscales por medios electrónicos. Se calcula que unas 3,000 - empresas ya realizan transacciones electrónicas en México.

- Sin embargo, para llegar al último eslabón - de esta cadena se necesita conjuntar el esfuerzo de todos los sectores - involucrados en los negocios (bancos, empresarios y autoridades) con el fin de - diseñar un esquema de facturación seguro y eficaz.

- Tinoco está convencido de que la factura - electrónica será una realidad en el país dentro de unos años, pero asegura - que por ahora las condiciones no están dadas para legalizar su uso. Sostiene - que para que la SHCP pueda reconocer estos documentos virtuales es necesario - modificar las leyes relacionadas con las transacciones comerciales a fin de - que se reconozca la figura de la firma electrónica y el no uso del papel. “Si - resolvemos la cuestión legal estaremos listos para reconocer la factura - electrónica”, asegura.

- Las autoridades fiscales, a través de la - Dirección General de Ingresos, son las responsables de promover cambios - legislativos en materia fiscal, pero hasta ahora no han lanzado ninguna - iniciativa para el reconocimiento de la factura electrónica, pues están a la - espera de que las discusiones, en el seno del Comité Financiero EDI México, - avancen hacia propuestas concretas.

- Además del aspecto legal está el de las - atribuciones. ¿Quién o quiénes serán responsables de administrar las - llaves de acceso a la información y de controlar que no se cometan fraudes? - Justo en este punto es donde se entorpece más el proyecto. Antonio Saltó - Tolosa, director técnico de la Asociación Mexicana de Estándares para el - Comercio Electrónico (AMECE), antes Amecop, considera que por tratarse de un - cambio tan importante es necesario contar primero con una estructura muy bien - definida en cuanto a seguridad y confiabilidad. “El problema no es la - tecnología, sino quién la va a administrar”, señala.

- Es obvio que podría ser la propia SHCP la - que se haga cargo del manejo de las llaves de acceso a la información, puesto - que es la responsable de validar las facturas. Pero otras opciones - contempladas son la creación de notarías especiales que certifiquen las - facturas electrónicas o la de un órgano independiente que controle el acceso - a las llaves públicas y privadas de información. Pero, como señala Monge, - “no existe suficiente confianza de la autoridad para delegar el control de - la facturación electrónica”. Este dilema debe ser resuelto antes de - iniciar, a fin de evitar que una falla sea reproducida en un sinnúmero de - operaciones fraudulentas.

- - LOS COSTOS DE LA INMOVILIDAD
-
La falta de una legislación sobre - transacciones electrónicas y la confusión sobre quién controlará los - sistemas de información comienzan a costarle caro a muchas empresas que ya - están listas para dar el salto. Un caso concreto es el de Sanborns, que - decidió presentar a Hacienda facturas electrónicas, las cuales fueron - rechazadas “por no cumplir con la ley”. El grupo y las autoridades - fiscales se enfrascaron en un proceso legal que podría tardar meses en - resolverse.

- Otras empresas que también realizan - transacciones electrónicas comienzan a impacientarse. “Queremos que esto se - haga lo antes posible, pero hay que esperar a que las autoridades definan - cómo hacerlo sin riesgo para que no se produzcan fugas de información”, - afirma Rodrigo Rodríguez, subdirector de Desarrollo de la Asociación - Nacional de Tiendas Departamentales y de Autoservicio (ANTAD), que representa - a cerca de 3,800 establecimientos en el país. Según Rodríguez, seis meses - es un plazo razonable para levantar el proyecto de la factura electrónica, - pero difícilmente se cumplirá, ya que tomará más tiempo superar todos los - obstáculos.

- Durante el segundo semestre de este año se - realizará una primera prueba piloto en la que van a participar 15 empresas - –Sanborns y Avantel entre ellas– para establecer las condiciones básicas - de aceptación de este documento. Todos los involucrados en este proyecto - saben que la prueba funcionará, pero la interrogante es cuánto tiempo - tomará hacer los ajustes necesarios para su introducción en forma masiva.

- Para Tinoco está claro que el cambio no se - dará de la noche a la mañana. Él considera que pasarán al menos dos años - antes de que el país esté listo para introducir la factura electrónica. - Esto, según él, debido a lo complejo y tardado que es realizar cambios a las - leyes y los reglamentos.

- Hay quienes piensan que el proyecto tardará - en materializarse por las propias inercias del gobierno. De acuerdo con Monge, - si las autoridades realmente quisieran aceptar la factura electrónica, ya lo - habrían hecho. “Si bien el tema de la firma electrónica es importante, en - la práctica ya ha sido superado con la realización de todo tipo de - transacciones”, dice. Véanse, por ejemplo, los servicios de cajero - automático o de declaraciones electrónicas, en los que se ha obviado la - firma. El problema es que las autoridades no tienen suficientes incentivos - para hacerlo.

- - INCERTIDUMBRE LEGAL Y PERSPECTIVAS
-
México no es el único país donde las nuevas - tecnologías han sobrepasado las barreras legislativas. En América Latina - sólo Chile y Costa Rica han adaptado sus leyes para permitir el uso de la - factura electrónica.

- En los países desarrollados también avanza - lentamente. Con excepción de Alemania, donde existe desde hace 10 años, en - otros lados el proyecto no ha despegado por la dificultad de adaptar la - factura a las necesidades fiscales. En Estados Unidos, por ejemplo, está - lejos de llegar a todo su potencial: a la fecha, su uso sólo está permitido - en ciertos estados. Sin embargo, 1998 podría ser un año importante para las - empresas de ese país, ya que se prevé adoptar una ley federal de - transacciones electrónicas que abriría las puertas a un uso masivo.

- Además, hasta la fecha, el grueso de la - facturación electrónica se realiza a través de redes de valor agregado, - porque son consideradas mucho más seguras que Internet. Esto ha limitado su - crecimiento, pues pocos son los que tienen acceso a estas redes especiales.

- Pero esto está cambiando. Desde el año - pasado, el mercado de la facturación electrónica comenzó a adquirir - presencia en Internet, abriendo un gran potencial de crecimiento para las - empresas que venderán este servicio (aunque por ahora los expertos no - recomiendan transferir grandes cantidades de dinero por este medio).

- De acuerdo con la empresa de servicios - bancarios en línea Online Banking, el negocio de la factura electrónica - crecerá a una tasa anual de 80% durante los próximos años. Para el 2000, - por ejemplo, habrá más de 13 millones de usuarios estadounidenses conectados - a este medio, de acuerdo con la consultora Jupiter Communications. Este - crecimiento estará sustentado por el propio auge del comercio electrónico, - que para fin de siglo significará transacciones globales cercanas a $600,000 - millones de dólares, pero también por la necesidad de contar con medios más - seguros y eficaces para vincularse con los clientes.

- La empresa de cobros International Billing - Service (IBS) considera que la factura electrónica será el nuevo detonador - de un importante cambio en el mundo. Si bien reconoce que el papel seguirá - siendo importante en el proceso de los negocios, su contraparte virtual - ganará terreno. “No hay duda de que será la siguiente gran parada en las - autopistas de la información”, dicen voceros de la firma. IBS ya emite a - través de Internet cerca de 70 millones de facturas electrónicas mensuales - y, como muchas otras proveedoras de software, espera estar bien posicionada - para cuando este mercado se abra a las masas.

- Apenas el año pasado, las gigantes Microsoft - y First Data Corporation se aliaron para introducir un servicio de - facturación vía Internet en el que se van a vincular bancos, empresas y - consumidores, lo que permitirá el envío y recepción de facturas por medio - del correo electrónico. Y para esto, sólo van a necesitar tener acceso al - formato de comunicación universal EDI (Electronic Data Information), - una PC, un módem y un software especial de facturación.

- Eventualmente, la dinámica del ciberespacio - se impondrá en los negocios, aunque nunca faltará quien prefiera utilizar el - lápiz y el papel para hacer sus cuentas.

Ahora ve
No te pierdas