Fin de la era NAFTA

El ciclo de vida del TLCAN llega a su fin. El impetuoso ingreso de China al mercado mexicano avizora
José Fernández Ramos

El cordón umbilical con el que México ha estado atado a Estados Unidos en los últimos 10 años a través del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta) está en pleno declive. China está desplazando rápidamente a Estados Unidos como proveedor de mercancías. En 2004 las importaciones de ese país crecieron 53%, 10 veces más que las de Estados Unidos. Y en 2008 esa potencia asiática tendrá derecho a exigir, como miembro de la Organización Mundial de Comercio, la desgravación de más de 300 líneas de mercancías, con lo que podría consolidar de manera definitiva su posición en el mercado mexicano.

- Un primer vistazo al balance de 2004 arroja dos grandes lecciones: hubo un repunte de 14% en las exportaciones en 2004, después de tres años de crecimientos marginales, una clara señal de recuperación. Pero el factor China, la luz ámbar-alerta de la que todos hablan, pero pocos comprenden, cambió a rojo-alarma. El déficit con el gigante de Asia es ya de $14,000 millones de dólares, la disparidad de la balanza es 31 a 1, convirtiendo a aquel país en el segundo socio comercial de México.

- “Todavía hoy el tema China es un problema económico, pero muy pronto se va a convertir en un asunto político de la mayor importancia”, afirma Enrique Dussel Peters, investigador de la UNAM y estudioso del fenómeno económico chino.

- Aunque en la parte exportadora México destina casi 90% de sus ventas a Estados Unidos, hubo un cambio fundamental en la parte importadora, pues las mercancías del vecino país cayeron más de 60% del total, cuando en algún momento fueron mayores a 80%.

- ¿Hasta dónde puede llegar esa balanza comercial deficitaria con China? En opinión de Dussel ése es uno de los temas fundamentales a discutir a todos los niveles y en todos los foros de ahora en adelante.

- El desbalance podría agravarse todavía más mientras el mercado interno de México no mejore la infraestructura en telecomunicaciones y transportes para incrementar la competitividad. Poco sirven decenas de tratados comerciales si no hay condiciones para sacarles provecho. Aún con menores acuerdos comerciales, economías como las de Brasil, India y Corea del Sur están logrando mejores posiciones estratégicas en la comunidad global.

- Habrá que seguir de cerca el comercio bilateral con Japón,  con el que acaba de firmarse un Acuerdo de Asociación Económica. Hasta ahora ha sido beneficioso fundamentalmente para los exportadores de agroalimentos y para eventuales nuevas fuentes de empleo. Desde que entró en vigor el acuerdo más de 10 empresas japonesas anunciaron inversiones mayores a $600 millones de dólares, particularmente en el sector automotriz. Además, la balanza comercial de mayo mostró un alza en las exportaciones agropecuarias de 30%, por mayores ventas de cítricos, aguacate y ganado vacuno. En general, el gobierno estima capturar $1,200 millones de dólares en inversiones, e incrementar las exportaciones totales en 20%, aunque la balanza es ampliamente deficitaria para México.

- INDUSTRIA AUTOMOTRIZ. A pesar de que a nivel global atraviesa por su crisis más profunda en una década, a México le sigue dando buenos resultados, pues es un sector superavitario, generador de empleo y de divisas.

- En 2004, por ejemplo, Volkswagen y Ford mostraron incrementos mayores a 200% en empleo. Y a Daimler Chrysler, la tercera exportadora, le ha funcionado de maravilla la introducción del motor Hemi, fabricado en México, al mercado estadounidense. La demanda es tal que los turnos de producción ahora funcionan las 24 horas.

- Pero aún no está claro hasta cuando se sostendrá la demanda de autos en Estados Unidos, pues el mercado está llegando a su saturación, y se espera una intervención de gobierno para motivar el ahorro interno y suavizar los enormes déficits. 

- INDUSTRIA TEXTIL. De las ramas industriales este sector es el más preocupante y la que menos posibilidades tiene de sobrevivir ante el avance de China, pero también de Paquistán, Vietnam y Bangladesh. La firma de TLC entre Estados Unidos y Centroamérica representa un foco de presión adicional. El desplazamiento masivo de la producción al oriente ha sido tan contundente que a los participantes de la cadena hilo-textil-confección mexicana no les queda más que “colgar los tenis”, afirma Dussel. Tan sólo en 2003 la inversión de China en maquinaria y equipo para esta industria tuvo un incremento de 83% con respecto al año anterior.

- INDUSTRIA AGRÍCOLA. El sector exportador está pasando por un buen momento y es una gran oportunidad para el comercio exterior. En los primeros cuatro meses del año las exportaciones del sector crecieron 18.2% respecto del mismo periodo de 2004, con ventas por $4,425 millones de dólares. El frijol y la fresa fueron de los productos con mayor crecimiento, pues aumentaron 191.5% y 81.9% respectivamente.

- Los rubros con alto potencial de crecimiento incluyen al mercado hispano y la demanda de cerveza y de productos frescos, que en 2004 crecieron 9% en ventas y representa el producto agroalimentario de mayor exportación con 14.3% de todo el sector.

- Sin embargo, hace falta mayor explotación del mercado europeo, mediante agroalimentos atractivos como frutas y hortalizas frescas, orgánicas, miel de abeja y sávila. Hasta ahora muchos productos no han llenado los cupos establecidos por ese continente.

- ALIMENTOS. En 2004 el gran suceso del mercado hispano amplió mercados a las exportadoras de este sector. Grupo Maseca encabeza la lista en el lugar 15 de las exportadoras, aunque las de mayor crecimiento son Sigma con 21.4%, que por sus últimas compras y aumento de exportaciones brincó del lugar 92 al 83, y Femsa Cerveza con 23.2% de aumento en exportaciones al conquistar mejores nichos de mercado en Europa y Estados Unidos.

- INDUSTRIA ELECTRÓNICA. Se ha mantenido a pesar de la alta migración de procesos a Asia, continente que está dando la mejor batalla. Sólo para documentar la ferocidad de la competencia: en el nicho de computadoras, en 1990 China no participaba en el mercado estadounidense, hoy captura 40% del mercado y va creciendo a un ritmo veloz. El sector mexicano se ha vuelto intensivo en capital, pero no ha recuperado el gran impulso que tuvo en 2000 como empleadora. “Éste es otro caso de oportunidades perdidas”, dice Dussel. “Tuvo una época dorada que no volverá”.

- Destaca la empresa Philips, por el buen desempeño de las ventas en Latinoamérica, que se mantiene en el lugar 17 de las exportadoras, aunque reporta un alza de 11% en ingresos y un alto perfil exportador con más de 94% de su ingreso total.

- PEMEX. Considerando que las reservas probadas de petróleo alcanzan para 11 años más, a la estatal le quedan algunos años más de reinado en el listado de las 500 de Expansión y en el de exportadoras. La fuerte dependencia del petróleo en la economía dejó atrás las épocas en que más de la mitad de las exportaciones las proporcionaba Pemex. Hoy los productos petroleros representan 12.5% de las exportaciones. Aun así la riqueza sigue siendo generosa: debido a la crisis de precios, ocupa el lugar número uno en crecimiento de exportaciones con 29.5%.

- Por otra parte, las empresas de la industria minerometalúrgica reportaron crecimientos moderados pero sólidos, fundamentalmente por una mejoría en los ingresos exportadores por el aumento global de precios, que resultó en un alza anual de 65% en el sector.

- Para las empresas con operaciones de comercio internacional es crucial entender la evolución de la nueva arquitectura comercial del mundo y explotar las áreas de oportunidad de cada una. Y no perder de vista los pasos del gigante asiático.

Ahora ve
A partir de diciembre, el salario mínimo en México sube 8.32 pesos
No te pierdas
×