FMI y BM <br>Regaños y advertencias

En su reciente asamblea conjunta, los dos organismos financieros internacionales alertaron sobre la

Los escándalos económico-políticos vividos por México en los últimos dos años no son un fenómeno aislado. Las palabras “corrupción” y “lavado de dinero”, aplicadas a los más altos niveles de los sectores empresarial y gubernamental, se escuchan cada vez más, colocando en situaciones incómodas tanto a los gobiernos débiles como a los poderosos.

-

Los organismos financieros internacionales no son la excepción. En la 51º Asamblea Anual Conjunta del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), realizada recientemente en Washington –sede de ambos organismos–, se rompieron los tabúes. Allí se abrió fuego para lanzar advertencias claras a los delincuentes de “cuello blanco”.

-

No más “blanqueo” de dinero a través del sistema financiero –se sentenció–; basta de desvíos: los recursos destinados a proyectos de desarrollo en las economías pobres –entre las que se incluye México– tendrán que garantizar que el dinero llegue justo a donde debe.

-

En el caso específico de este país –uno de los 181 miembros de dichas instituciones–, la consigna fue fortalecer la mano dura a cambio de nuevos recursos y apoyo a programas con matiz social.

-

El FMI trabaja con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el programa económico mexicano para los próximos tres años y el BM instaló una oficina en la ciudad de México (la primera sucursal foránea en su historia), para estar en contacto “estrecho” con “sus amigos” (los funcionarios de la SHCP), como los llamó familiarmente Olivier Laforcade, director de la citada oficina del BM en el país.

-

Funcionarios gubernamentales adelantaron a EXPANSIÓN que se obtendrá un nuevo crédito del FMI —de entre $5,500 y $6,200 millones de -dólares— con la venia del poderoso BM para desarrollar nuevos proyectos de carácter social en estados como Guerrero y Oaxaca, donde preocupan los brotes de violencia acaecidos en julio de 1996, a un año de la masacre de Aguas Blancas.

-

¿Cuál es el objetivo del nuevo crédito con el FMI? Suena paradójico: tener suficientes recursos libres para pagarle al propio Fondo, en 1998 y 1999, lo que prestó al gobierno mexicano en febrero de 1995, ya que los vencimientos se agolpan hacia finales de este siglo.

-

Observadores con lupa
-
Tras 15 meses de supervisión minuciosa y permanente sobre el país —luego de autorizar un préstamo histórico por $17,800 millones de dólares después de la devaluación—, el FMI dejó claro que además de las cinco misiones de funcionarios que ha enviado a México a revisar cifras, su influencia se extenderá más allá de 1997.

-

Una consulta realizada por EXPANSIÓN entre los responsables del FMI para el manejo de la zona de América Latina y el Caribe establece que actualmente se discute con la SHCP cuáles serán las prioridades macroeconómicas de los próximos años.

-

Sobre la evolución de la economía mexicana, el director-gerente del FMI, Michel Camdessus, asegura que se encuentran satisfechos de los resultados obtenidos de febrero de 1995 a la fecha, ya que el gobierno tomó “medidas valientes” para evitar que la crisis devaluatoria se convirtiera en una crisis sistémica de afectación internacional.

-

“Pusimos a México en la senda del crecimiento sólido y sostenido y los beneficios han permeado a todas las áreas. El éxito del programa que propusimos es evidente y lo han ratificado los mercados.” Prueba de ello, sostiene Camdessus –reelegido hace menos de un año para mantenerse al frente del organismo–, es el crecimiento de más de 3% que obtendrá el Producto Interno Bruto (PIB) de México en 1996.

-

Sin embargo, y aun cuando los fondomonetaristas pregonan que cada gobierno decide su propia política, toman sus reservas y vendrán a México durante este noviembre a revisar los Criterios Generales de Política Económica que presentará la SHCP ante el Congreso de la Unión antes del 15 de este mes.

-

Ataque a los banqueros delincuentes
-
Tras la experiencia vivida con la crisis de México, una de las urgencias del FMI y del Banco Mundial para 1997 es conjuntar sus prioridades y agendas para corregir la fragilidad del sistema bancario internacional.

-

Lo anterior, por una razón muy simple: le cuesta mucho a los gobiernos y, en última instancia, a los dos organismos internacionales, sanear el sistema financiero de los países con problemas.

-

Para ello, el FMI rompió uno de los ya citados tabúes internacionales: el manejo del secreto bancario. Así, está dispuesto a recomendar la eliminación del mismo en los países donde concluya que la existencia de esta salvaguarda está impidiendo el descubrimiento y castigo de operaciones de lavado de dinero a través del sistema bancario.

-

Por esta razón, desde los primeros meses de 1997 se sostendrán reuniones con los ministros de finanzas y con los responsables de la banca central de los países miembros que estén teniendo problemas delictivos en sus sistemas financieros.

-

El FMI se reconoce incapaz de poner fin al “blanqueo” de dinero, pero está dispuesto a “hacerle la vida mucho más difícil” a aquellos que lo practican.

-

La primera tarea, donde coparticipará con el BM, es garantizar que los 181 países integrantes dispongan de herramientas suficientes para prevenir ilícitos en los bancos.

-

“Se revisará que la reglamentación que aplica a la banca sea suficientemente estricta y si no existe legislación preventiva debe crearse —advierte Camdessus—. También se buscará que exista capital humano capacitado para la -detección de operaciones irregulares; el FMI destinará recursos y asesoría técnica a aquellos países que la necesiten”.

-

Corruptos sin nombre
-
El BM fue muy duro este año al criticar el manejo indebido que hacen de sus recursos algunos países en desarrollo, pues en lugar de destinar las líneas crediticias a proyectos de infraestructura, educación y salud, las desvían.

-

“Fuera de grabación” y mientras platicaba con un grupo de funcionarios latinoamericanos, donde había algunos representantes de la delegación mexicana, James Wolfensohn, presidente del Banco Mundial, comentó: “Uno de los mayores retos de México a mediano plazo —mismo que comparte con Argentina y la mayoría de las naciones en desarrollo— es abatir la corrupción de los gobiernos, pues aun cuando las economías logren ingresar a las grandes ligas por su disciplina y resultados, si no combaten este problema quedarán condenados a ver frenados sus avances futuros, tanto económicos como políticos”.

-

La representación mexicana estaba conformada por el secretario de Hacienda, Guillermo Ortiz Martínez; el vocero de la SHCP, Alejandro Valenezuela; el director general de Crédito Público, Martín Werner; Miguel Mancera Aguayo, gobernador del Banco de México, y Ariel Buira, subgobernador de Banxico.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En todo caso, pese a la dureza de las críticas, el BM nunca dio nombres. Curiosamente, ante preguntas concretas y expresas a Javed Burki, vicepresidente del BM para América Latina y el Caribe, sobre cómo la institución evaluaba los procesos privatizadores de México (donde se han cuestionado casi todas las operaciones, pero particularmente las vinculadas con Teléfonos de México, el paquete de medios y algunos bancos), su única respuesta fue: “No tengo comentarios específicos sobre ningún país. Nos preocupa el combate a la corrupción en todo el mundo”.

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×