Fondos de inversión <br>Hartos de la es

El zarandeo cortoplacista de los mercados durante 1996 ha opacado los rendimientos de los fondos de

A lo largo de 1996 los mercados financieros se han desarrollado con grandes fluctuaciones. Estos vaivenes son todavía parte del proceso de ajuste de expectativas por parte de los agentes económicos desde la devaluación de 1994. La situación ha provocado que la evolución de la bolsa, las tasas y la paridad cambiaria sea similar a la de un yoyo. Tan sólo en 1996 se pudieron identificar seis tendencias, de las cuales tres fueron a la baja y tres al alza o, si se prefiere, tres fueron marcadamente optimistas y tres profundamente pesimistas.

-

Las turbulencias ocasionaron que el mercado de fondos se mostrara muy sensible tanto a las tendencias de los mercados, como a las inesperadas reacciones de sus inversionistas. Éstos, al comprar o vender un fondo, distorsionaron la estructura de las carteras y provocaron la magnificación de los efectos: en un periodo optimista de tasas a la baja, los inversionistas se apresuraron a comprar acciones de los fondos, ocasionando una dilución del beneficio a largo plazo en la mayoría de las carteras. El fenómeno inverso se dio en los momentos de pesimismo. Como resultado, los fondos salieron muy perjudicados por estas fluctuaciones cortoplacistas.

-

El caso de octubre
-
El movimiento que experimentó la paridad interbancaria de $7.59 a $8.15 pesos por dólar en octubre (un alza de 6.17%) ocasionó un fuerte ascenso en las tasas de interés, de seis puntos en sólo tres semanas, lo que distorsionó los resultados del mes en los fondos de deuda.

-

Así, mientras los 107 fondos de deuda para personas físicas pagaron en el mes un rendimiento de 1.96% (22.81% anualizado), los 56 fondos empresariales pagaron 2.01% (23.37% anualizado). Estas tasas resultaron inferiores al promedio de Cetes en colocación primaria, que se ubicó en octubre en 2.22% (25.75% anualizado) y, por supuesto, por abajo del último nivel de Cetes a finales de octubre (29.34%).

-

El súbito incremento de las tasas de interés provocó un ajuste en los precios de todos los instrumentos del mercado de dinero. Al cotizar los títulos a descuento, es decir, por debajo de su valor nominal, el precio bajó y ocasionó una pérdida virtual para los inversionistas de los fondos de inversión.

-

Otro punto que afectó el rendimiento fue la diversificación de los fondos entre papel de corto plazo y papel de largo plazo. Al subir las tasas, el de corto plazo se ajustó inmediatamente al nuevo nivel, mientras que el de largo plazo se quedó rezagado con la tasa antigua hasta su posterior revisión.

-

Una vez más, la rapidez con la que se dio la especulación financiera dejó a los intermediarios de fondos con los brazos cruzados sin poder hacer literalmente nada.

-

Pero aún así, y a pesar de que la velocidad de los cambios afectó los rendimientos, es importante observar que las ganancias acumuladas en el año en los fondos de deuda fue competitiva: mientras el Cete presenta un rendimiento promedio directo de 27.28% (31.99% anualizado), los 107 fondos de deuda para personas físicas reflejan una rentabilidad de 28.17% (33.04%), mientras que los empresariales se ubicaron en 26.97% (31.62%).

-

La estabilidad en tasas durante noviembre, así como en los otros mercados financieros, es un punto favorable en la recuperación de los rendimientos de los fondos, lo que les está permitiendo recuperar su competitividad respecto a las inversiones en otros valores.

-

El mercado de fondos
-
El mercado de las sociedades de inversión se integra por 264 fondos, los cuales acumulan recursos del público inversionista (activos) por $73,695 millones de pesos. En ellos participan 289,643 cuentas y se tiene presencia de inversión extranjera por un importe de $1,556 millones de pesos. El promedio por cuenta es de $255,000 pesos, de acuerdo con las cifras de octubre de 1996.

-

En el segmento de personas físicas existen 108 alternativas, activos por $47,153 millones de pesos y 256,191 cuentas. Los empresariales albergan 57 opciones, activos por $12,906 millones de pesos y 19,016 cuentas. En lo referente a renta variable, existen 90 opciones con activos por $13,552 millones de pesos y 14,195 contratos. Finalmente están ocho fondos de cobertura con activos por $83,131 millones de pesos y sólo 241 participantes.

-

Fondos para personas físicas
-
RECURSO, administrado por Grupo Financiero Serfin, se ha instituido como el fondo de inversión para personas físicas más rentable en lo que va de año. Entre el 29 de diciembre y el 31 de octubre, su rentabilidad fue de 35.37% en forma directa —41.47% en forma anualizada—, lo cual lo ubica ocho puntos porcentuales por arriba del rendimiento promedio de Cetes, de 27. 28%.

-

RECURSO es un fondo que brinda liquidez al inversionista cada 28 días, lo que le permite optimizar sus rendimientos. Por el tamaño de sus activos ($316 millones de pesos), así como por su número de cuentas (181), se puede decir que se trata de un fondo elitista. La composición de su cartera al finalizar octubre se caracterizaba por una diversificación mucho más concentrada en papel bancario que en papel empresarial o gubernamental.

-

FOCREMI, de Banca Cremi, lleva en el año un rendimiento de 34.50% (40.46% anualizado). Se trata de un fondo que ofrece liquidez a sus inversionistas el mismo día. Tiene activos más bajos que el fondo anterior ($183 millones de pesos), pero posee un número de cuentas mucho mayor (1,818), lo que lo convierte en un fondo un poco más “democratizado”.

-

El principal elemento que llevó a FOCREMI a colocarse en la segunda posición fue la amortización en octubre de un Certificado de Participación Inmobiliaria de la empresa San Agustín, con lo que obtuvo una importante ganancia en sus resultados mensuales.

-

ARKAORO, de Arka, lleva un rendimiento en el año de 34% (39.87% anualizado). Es una cartera que tiene la disponibilidad para sus inversionistas en forma mensual. Posee $361 millones de pesos en activos y 377 cuentas.

-

Fondos empresariales
-
En el caso de los fondos de deuda para las personas morales, los tres fondos más rentables fueron -IEMPRE3, de Interacciones, con una ganancia de 34.41% (40.35% anualizado); -FONSER3, de Serfin, con 34.29% (40.21%) y GBMATM3 de GBM-Atlántico, con 33.65% directo (39.46%).

-

IEMPRE3 es una cartera que le proporciona liquidez a sus inversionistas a 48 horas. Con sólo $2 millones de pesos en activos y apenas dos cuentas, se trata de una cartera que no es representativa del mercado.

-

FONSER3 proporciona la disponibilidad del dinero de un día para otro. Posee $18 millones de pesos en activos y 215 cuentas, lo que da un promedio por cuenta cercano a los $84,000 pesos.

-

GBMATM3 está orientado a los fondos de ahorro y de pensiones. Tiene activos por $57 millones de pesos, pero sólo 18 cuentas.

-

Esto demuestra que, hoy por hoy, la alta rentabilidad de los fondos no va ligada a una adecuación fidedigna al perfil general de los participantes del mercado.

-

Fondos de cobertura y renta variable
-
Un elemento que desempeñó un papel importante en sus resultados fue su capacidad de acoplamiento ante los nuevos escenarios que se presentaron y no tanto la composición de su cartera. Se trata de fondos que tienen una buena visión para anticiparse a los cambios y tendencias.

-

Entre las ocho carteras de los fondos de cobertura —división que se deriva de los fondos de deuda personas física— tan sólo valdría la pena mencionar a -FINLAT3, de Inverlat, que actualmente está manejando sus recursos a través de una chequera en dólares. Esto le permite ser el único fondo que realmente ofrece cobertura cambiaria. Las fluctuaciones en la paridad han llevado a esta cartera a ofrecer un rendimiento de -8.41% (-9.87% anualizado) y su cartera se encuentra 94% en una chequera en dólares (en México).

-

En el caso de los fondos de renta variable GBMATV4, de GBM-Atlántico, es una cartera que destaca tanto por su abultado rendimiento (83.30%), como por haber encontrado un nicho muy interesante —que otros ya empiezan a copiar— al invertir en emisoras que se encuentran dentro del Mercado para la Mediana Empresa Mexicana —antes conocido como Mercado Intermedio—. A pesar de ello, su bajo número de participantes (132 cuentas), así como de activos ($121 millones de pesos) la ubica como una cartera especializada.

-

PROMER5, de Probursa, es un fondo patrimonial. En el año lleva una rentabilidad de 47.9%. Tiene 402 cuentas y activos por $47 millones de pesos. No sólo se ubica en la segunda posición del listado general, sino que también es la segunda de las 15 carteras patrimoniales que se encuentran en el mercado.

-

BMIL, de Bursamex, pagó rendimientos de 36.13% y también tiene un horizonte de inversión patrimonial (largo plazo). Maneja 35 cuentas y activos por $6 millones de pesos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

¿Y para 1997?
-
No se avizoran, por lo pronto, grandes cambios en la evolución de los fondos, los cuales se verán obligados a compartir el cartel con las muy anunciadas Sociedades de Inversión (Siefores). El crecimiento esperado en los fondos de retiro -podría ser un quebradero de cabeza para la evolución de los fondos.

Ahora ve
“Los países nos dan a las peores personas”, dice Donald Trump sobre migrantes
No te pierdas
×