Franquicias. ¿Y ahora, qué hacemos?

-
Juan Huerdo Lange

El autor es consultor de empresas, especializado en el desarrollo de pequeñas y medianas empresas. Ha creado el sistema de franquicias de más de 80 franquiciantes en México. Fue presidente y fundador de la Asociación Mexicana de Franquicias.

-

"Es increíble (unbelieveble )! ", fue lo que exclamó uno de los máximos dirigentes de la International Franchise Asociation (con sede en Washington DC) cuando en un evento celebrado hace algunos meses se congregó un importante número de representantes de empresas, miembros de esta institución, para analizar y evaluar su futuro y el de sus franquiciatarios maestros en México.

-

¡Es increíble! ‑clamó el dirigente‑ Exactamente contrario a lo que ustedes ahora están exponiendo, fue el panorama planteado a futuro hace siete años por algunos empresarios y promotores del sistema mexicano de franquicias en este mismo salón." Y recriminó a los presentes: "¿No tuvieron visión para prever una situación de estas? ¿Qué van a hacer ahora?"

-

Esta situación, fiel reflejo de la actual condición que actualmente guarda el sistema de franquicias en México, sólo representa (afortunadamente) la situación que guarda un 58% de las empresas franquiciatarias, mismas que recibieron una franquicia maestra y supeditaron su acción al abasto de insumos principales, materias primas, e inclusive mobiliario (abasto que, en algunos casos, llegó a ser ¡de hasta 100%!).

-

¡Sí, es increíble! Pero muchos pecamos de confiados y así se programó, en cada caso, sustituir gradualmente las importaciones y producir localmente lo que fuera posible, hasta que la empresa alcanzara la madurez que el nuevo mercado global demanda pero, y ahora ¿qué?

-

Reacciones absurdas. Aun cuando contaban con las mejores estrategias, empresas como McDonalds, Burger King, Holiday Inn, Arbys y muchas otras, nunca se imaginaron un desarrollo internacional como el que lograron en México en tan poco tiempo (cuatro o cinco años). Pero, ¿y ahora? ¿Reaccionarán estas firmas de manera absurda como para dejar morir a sus franquiciatarios en México, reajustándoles el apoyo que necesitan para mantener un crecimiento que tanto beneficios les dio, tanto en regalías como en venta de insumos principales?

-

No lo creo. En este momento el sistema de franquicias debe demostrar que no solamente es una oportunidad de negocios, sino una auténtica estrategia de dominación de mercados. Y debe demostrar su poder real con criterios unificados en lo que toca a misión, objetivos, valores y visión de los involucrados.

-

Sería muy triste ver el ridículo que haría a nivel mundial una de estas grandes empresas si dejara de creer en eso mismo en que tanto empeño puso para que sus franquiciatarios creyeran. Ahora es el momento en que los contratos y las condiciones deben ser renegociados; en que hay que acordarse de los buenos momentos, que por ninguna circunstancia podrían haber sido mejores en algún importante pero poco ansioso e incrédulo estado de la Unión Americana ¿No fue México la salvación de muchas empresas estadounidenses, que incluso encontrándose en el Capitulo 11 (de la Ley de Quiebras en Estados Unidos) fueron capaces de otorgar franquicias a empresarios mexicanos, creyentes y ansiosos de fama y fortuna?

-

¿Qué suerte que ahora cuentan con socios mexicanos que, a pesar de las difíciles circunstancias competitivas, han optado por el sistema de franquicias como una viable alternativa para su expansión y consolidación! Gracias a sus esfuerzos de institucionalización, de desarrollo de nuevos productos y mercado, así como a la confianza en el sistema de franquicias como estrategia, ahora estas firmas gozan de una situación francamente alentadora, pese a esta nueva crisis que enfrenta México.

-

Por su parte, las empresas mexicanas que otorgan franquicias (alrededor de 100) tienen la opción de consolidarse y diferenciarse de sus competidores extranjeros, siempre y cuando observen con mucha atención y acepten los movimientos del mercado. No deben olvidarse tampoco de instrumentar nuevas formas de administración y operación, basadas ante todo en la atención y soporte de su red de franquiciadores, y menos dirigidas hacia el otorgamiento y crecimiento de unidades. Hay que mantener y hacer crecer el potencial de la inversión más importante que se tiene hoy por hoy, es decir: el mismo sistema de franquicias, que actualmente esta en operación.

Ahora ve
Melania y Barron Trump reciben el árbol de Navidad que adornará la Casa Blanca
No te pierdas
×