Gas peruano a Michoacán y Jalisco

Tractebel importará el combustible.
David Shields

Si alguien hubiera dicho hace cinco años que los mexicanos  consumiríamos gas importado desde Perú, o quizás de Indonesia, Nigeria o Rusia, lo habrían tildado de loco.

-

Hoy el consumo de gas se dispara, la producción de Pemex no aumenta y los proyectos foráneos de gas natural licuado (GNL) empiezan a tomar forma. Un ejemplo es la carta de intención que Tractebel acaba de firmar con Perú LNG para abastecer a México durante 18 años, a partir de 2007 o 2008.

-

El combustible llegará a la terminal que la europea construirá en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, con capacidad para manejar 450 millones de pies cúbicos diarios.

-

La región centro-occidental del país carece de infraestructura energética, situación que puede agravarse en el futuro. Por ello, el proyecto "será un detonador de desarrollo desde Michoacán hasta el Bajío, pasando por Jalisco", comenta Héctor Olea Hernández, presidente de Tractebel México. El gas llegará casi sin trabas, pues, a diferencia de Bolivia –agrega–, en Perú hay un consenso social a favor de exportar GNL.

-

Por un lado, el carburante diversificará fuentes de energía y alimentará nuevos proyectos eléctricos e industriales en Michoacán y Jalisco hacia fines de la década. Por otro, la multinacional europea duplicará sus ventas durante ese plazo (hoy venden 100 millones de pies cúbicos diarios) de gas natural en la zona de distribución que opera en Guadalajara.

Ahora ve
No te pierdas