Genio a la carta

-

Director de banquetes de la corte de Ludovico Sforza, inventor de la servilleta, del prensador de ajos, del tenedor de tres dientes (allá cuando sólo se usaban dos), jefe de cocina de la taberna florentina Los Tres Caracoles, tañedor de laúd, y por si fuera poco, pintor, escultor, arquitecto, músico, escritor e ingeniero. En breve, genio. El sujeto en cuestión es, ni más ni menos que Leonardo da Vinci.

-

En estos días de fin de milenio en que se analiza la posmodernidad y, por ende, la modernidad arrancada en el Renacimiento, ahora, a 547 años de su nacimiento, cuando nuevos títulos sobre Leonardo se suman a una larga lista de estudios sesudos o superficiales de su obra; ahí entre el mar de manuales para aprender, en unos cuantos pasos, a pensar y crear como Da Vinci, un delicioso libro de pequeño y cuidadoso formato, Notas de cocina de Leonardo da Vinci, invita no sólo a reír con los ácidos comentarios de Leonardo sobre los platillos populares en su época, sino que permite internarse en la historia cotidiana de la Italia, justo en el parteaguas del Renacimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Basadas en el Codex Romanoff (libreta en la que Leonardo reunió recetas de cocina y modales para la buena mesa y otras reflexiones gastronómicas), las Notas... contribuyen a desmitificar a Leonardo, el artista e inventor, para verlo como el hombre apasionado por la cocina –por la vida misma, pues–, tanto así que junto a su amigo Botticelli estableció la fonda La Enseña de las Tres Ranas de Sandro y Leonardo, sólo para desembocar en el fracaso porque su cuisine resultaba demasiado nouvelle.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×