Grave y complicado

-

Las complicaciones en un reloj representan el máximo reto y orgullo de los relojeros. Son los mecanismos complejos que tienen muchas indicaciones. Las más comunes son los calendarios perpetuos –diseñados para reconocer los años bisiestos–, los calendarios con fases lunares, que indican el día, la semana, el mes y la fase de la luna. El reloj más complicado que se ha hecho en el mundo sin ayuda de una computadora fue fabricado por Patek Philippe en 1932. Se llama Graves Supercomplicación y rompió el récord de precio en la subasta del 2 de diciembre de 1999 en Sotheby’s de Nueva York, al ofrecerse por él la cantidad de $11’002,500 dólares. Este reloj único se diseñó y construyó especialmente para el millonario estadounidense Henry Graves, de acuerdo con sus propias especificaciones.

-

Ahora ve
No te pierdas