Guadalajara y Monterrey en la mira de Fe

-
-LE

Todos los días, a las seis de la mañana en punto, un Airbus A-300 con 50 toneladas de capacidad arriba a la ciudad de Toluca, procedente de Memphis, Estados Unidos. Un ejército de empleados inicia entonces su misión: descargar y revisar, uno a uno, miles de paquetes procedentes de todas partes del mundo.

-

Se trata de la terminal de carga aérea y recinto fiscalizado que Federal Express (FedEx) opera en esta ciudad mexiquense desde mayo de 2000 y a donde llegan sólo algunos de los aproximadamente tres millones de paquetes que maneja diariamente esa compañía.

-

A decir de Armando Berrellez, gerente senior para Aduanas, la terminal de Toluca ha permitido a la firma brindar a sus clientes un servicio más rápido y eficiente. “Una de las ventajas es que se incrementa la seguridad de los envíos, ya que los paquetes están bajo el servicio de FedEx, desde que llegan aquí, hasta el momento de su entrega final.”

-

La revisión aduanal se efectúa dentro del almacén fiscal, que ocupa una superficie de 4,800 metros cuadrados. Posteriormente, los paquetes son llevados a los tres centros de distribución de la organización que se ubican en el valle de México, para proceder después a su entrega al destinatario final.

-

Los clientes de la corporación pertenecen a sectores diversos: automotriz, químico, farmacéutico y alimenticio, entre otros. “Tenemos usuarios que mueven hasta 800 cajas diarias y otros que manejan embarques de cuatro toneladas”, comenta Martín Rosas, gerente senior de la rampa de Toluca.

-

Sin precisar los montos de inversión, los ejecutivos anticipan que la expansión continuará en Guadalajara y Monterrey. En la primera están por concluir los trabajos de ampliación de su almacén fiscal. En la segunda se proyecta la construcción de un recinto que opere con los estándares de FedEx a escala mundial, el cual comenzará a funcionar a mediados de 2003.

Newsletter
Ahora ve
Autoridades de Corea del Sur recuperan ferry naufragado
No te pierdas