IBM al auxilio de las <br>tecnológicas

El poder real del sector está hoy en las firmas que resuelven no qué vender, sino cómo venderlo.

Los ingenieros de Silicon Valley le pusieron poca atención a la pausada y laboriosa transformación de IBM en los 90, de ser un fabricante de hardware a un vendedor de servicios de negocios. Incluso ahora la manera en la que la compañía ha resistido la recesión está descartada como resultado de algunas afortunadas apuestas en tecnología.

-

Pero la fuerza del gigante azul puede operar de forma más profunda que su astuta promoción de Linux. Es que el poder real está fluyendo a las firmas que resuelven no qué vender, sino cómo hacerlo.

-

Para ello IBM compró PWC Consulting, la que unió a su propia consultoría y a los negocios de hardware y software. Separadas, ambas industrias estaban cayendo.

-

Al empaquetar el negocio de asesoría con la tecnología de información, IBM espera vender a sus clientes soluciones de negocio completas. En Detroit están ayudando a las automotrices a usar datos extraídos de los motores durante los servicios para reducir el reingreso de coches nuevos con problemas mecánicos. Los expertos de IBM están trabajando con las corporaciones minoristas y firmas de bienes de consumo, a fin de introducir etiquetas inteligentes –chips– que incrementen la eficiencia de los códigos de barras y puedan pronto reemplazarlos en todo, desde latas de frijoles hasta navajas de afeitar. Sus consultores de medios están ayudando a los clientes a introducir una tecnología que les permita explorar la Red en busca de las reacciones de la audiencia a los lanzamientos cinematográficos o musicales más recientes.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Haciendo que el elefante baile, IBM espera cataratas de pedidos. Si la Big Blue lo hace bien y sale ilesa de las herencias de la década pasada, su nuevo modelo podría desatar amplios cambios en toda la industria. Los ingenieros en Silicon Valley pueden todavía persistir en la esperanza de encontrar, por fin, la siguiente gran cosa. Pero tal vez ésta no sea una tecnología, sino una manera de hacerla funcionar.

Ahora ve
Trece países de la OEA le piden a Nicolás Maduro suspender la Constituyente
No te pierdas
×