IBM cambio de mando

Aunque Alfredo Capote toma las riendas del gigante azul en un momento que sólo muy pocos envidiar?
Mónica Mistretta

Después de 13 años como presidente de IBM de México, Rodrigo Guerra finalmente se acogió a un plan de retiro voluntario y dejó el puesto. En su lugar dejó a un hombre con una larga experiencia dentro y fuera de IBM, Alfredo Capote, quien recibe la empresa después de una reestructuración más en la que tuvieron que salir 130 personas. Asimismo, fue vendido el edificio que ha albergado sus oficinas en Mariano Escobedo, en la ciudad de México, mientras que la cuota de venta de computadoras personales no fue alcanzada en 1994.

- Pero, detrás de ese panorama, también hay señales positivas. IBM de México vendió $530 millones de dólares el año pasado, sin tomar en cuenta exportaciones, con lo que sigue siendo la número uno de la industria; se planea una inversión de $20 a $25 millones de dólares en la construcción de un edificio corporativo en los rumbos de Santa Fe; y por lo que toca a los productos, la línea RS/6000 deworkstations y las minicomputadoras AS/ 400 han tenido un buen crecimiento en ventas.

- A diferencia del estilo más bien protocolario de Guerra, Capote es una persona conversadora y con gran capacidad para transmitir sus ideas. No en balde ha ocupado puestos diversos en las áreas de capacitación interna y servicio a clientes a lo largo de sus 20 años de labor en la empresa. "Lo que más voy a extrañar es mi contacto permanente con clientes y canales de comercialización. Pero lo que más me atrae de la nueva posición es ver a la compañía en su totalidad", dice.

- Para escalar posiciones en IBM hoy en día se dice que hay que ser un jugador de equipo y concentrarse en el cliente. Capote dice considerarse un team player: "Tengo una filosofía básica, que es subir a través de que mi gente suba. Mi estilo de gerencia es de mucha participación con el personal y coincide, en que hay que tener una gran visión con el cliente". Claro, ha estado de ambos lados, ya que en su carrera se incluye el paso por Bancomer como gerente de sistemas.

- El peso de los mainframes
Los ingresos del año fiscal en 1994 (de $64,000 millones de dólares) de IBM Corp. arrojaron utilidades de $3,000 millones. Aun así, en enero pasado se anunció una reorganización en las unidades de software y ventas de la empresa, desplanzando a dos respetados vicepresidentes: Ellen M. Hancock y Robert J. LaBant. Esto se deriva del hecho de que, en 1994, 68% de las utilidades provinieron de productos de high-end como mainframes, minicomputadpras y sistemas de almacenamiento. Esto representa un incremento de 65% respecto al año anterior. En software, la mayor parte de las ventas (%11,000 millones) está relacionada con mainframes.

- Las utilidades en México siguieron más o menos el mismo esquema, pues también provinieron de software, minicomputadoras, mainframes y servicios. Además, cabe hacer notar que gran parte de la base instalada son mainframes, de donde se obtienen mayores ingresos en materia de software.

- La salida de 130 empleados en diciembre pasado, a decir de Capote, respondió a un modelo financiero que se proyecta a cinco años. "El modelo se actualiza dos veces al año y se encontró que era conveniente reajustar recursos desde el punto de vista de la atención a ciertas áreas de mercado", explica. El otro motivo de la reestructuración responde a la necesidad de contar con gente cuyas habilidades coincidan con los nuevos requerimientos del mercado.

- Achicamiento
El año pasado, IBM vendió 25 propiedades, con lo que calladamente disminuyó 20 millones de pies cuadrados de oficinas, fábricas y laboratorios de investigación, cerca de 13% del espacio que posee o renta alrededor del mundo. Los ahorros: $1,750 millones de Dólares, además de los $1,400 millones de recortes relacionados con instalaciones en 1993. Y el anuncio más reciente es la venta de las oficinas centrales en Armonk, Nueva York. En su lugar, gastará cerca de $70 millones en la construcción de un campus corporativo con la última tecnología, en el mismo espacio que hoy ocupa el edificio que será vendido.

- Después de un recorte de 183,000 empleados -27,000 de ellos el año pasado- de un total de 406,000 en l986, IBM simplemente no necesita el espacio que ocupaba antes. Se podría pensar que la venta del edificio capitalino de Mariano Escobedo responde a esta estrategia de ahorros. Sin embargo, Capote asegura que no tiene relación. Hoy por hoy, IBM de México cuenta con tres edificios en la capital: Legaría, La Moneda y el CLAD, en San Jerónimo. Una vez que se concluyan las dos etapas en que se realizará el edificio de Santa Fe, allá por 1998, sólo quedarán La Moneda y el CLAD.

- Capote no tomó las riendas de IBM de México en el mejor de los escenarios, de manera que el apoyo que pueda obtener de su casa matriz será más que crítico como bien dice él mismo, "en esta industria ya no se puede improvisar".

Ahora ve
Para Estados Unidos, el TLCAN necesita cambios de fondo
No te pierdas
×