IFE en la mira

Transparencia vigilará las licitaciones de 2006.
Jonathán Torres

La maquinaria electoral ya está en marcha y la lupa que vigilará a los supervisores electorales también. Luego de la experiencia del Estado de México, en la que los consejeros electorales del Instituto Estatal Electoral cometieron irregularidades en la licitación de servicios para los comicios, el Instituto Federal Electoral (IFE) ha puesto sus barbas a remojar para garantizar la legalidad de sus procedimientos.

- Cerca de $400 mdp serán los recursos que, en su mayoría, usará el IFE para las elecciones federales de 2006 y sobre los cuales TM vigilará que el veredicto de los concursos de licitación se otorguen con apego a la ley.

- Estas licitaciones van desde la fabricación de credenciales, la impresión de boletas hasta la proveeduría de materiales para la ordenada operación de la jornada electoral.

- Humberto Murrieta, presidente ejecutivo de TM, menciona que a través de los pactos de integridad que firmaron con el IFE se vigilará desde la construcción de las bases de las licitaciones hasta la definición del fallo.

- “Participaremos de punta a punta y vigilaremos que no haya bases dirigidas o trajes a la medida”, sostiene.

- El convenio no es nuevo, pues en 2003 TM ejecutó los mismos pactos de integridad en el IFE, que le redituaron una contribución de $457,500 pesos.

- Ahora, sin precisar el monto, Murrieta rechaza que el actual convenio se base en sospechas de manejo discrecional, por el contrario, asegura que su participación consiste en colaborar para que el IFE mantenga la credibilidad social ante lo que augura como “una elección muy aguerrida. No quisiéramos que un proceso de licitación contamine la validez del IFE”, señala.

- Transparencia también participa en los procesos de licitación para la segunda convocatoria del Tren Suburbano, en la elección interna de los miembros del grupo Tucom, las precampañas de Jorge Castañeda y Felipe Calderón Hinojosa, así como en la venta de Cintra.

Ahora ve
No te pierdas