¡<i>Heil</i>, jefe!

Asunto: bienvenida y código de puntualidad.

Porque en Camisas Pardo creemos en la gente, te damos la más cordial bienvenida y te invitamos a conocer nuestro código de puntualidad. Recuerda que la hora de entrada es a las 8:57. No obstante, ofrecemos un margen de tolerancia de tres minutos, después de los cuales el salario de un día de trabajo es automáticamente reasignado.

-

Creemos en la gente: ese es nuestro valor. Por eso, una de nuestras más solicitadas prestaciones viene a ser el acuso de retardo. Por cada colaborador atrasado al que denuncies, mediante la correspondiente forma impresa, obtendrás 40% de lo que se le descuente, además de un valioso bono de confianza.

-

¿De qué sirven éstos? Para algunos, valen más que el salario. Con 50 de ellos, por ejemplo, puedes comprarte alguna tarde libre (límite: dos por año), y si juntas 500 aspirarás incluso a un ascenso (límite: uno por año, sin aumento de sueldo). Más todavía: con 1,500 bonos puedes pagar por el despido de un compañero de tu mismo rango (sin límite). Porque en Camisas Pardo creemos en la gente, encontrarás anexo a la presente tu primer bono de confianza.

-

Algunos recién llegados no acaban de entender cómo es que en nuestra empresa se cotiza más alto el mal ajeno que el bien propio. Ese es uno de los secretos de nuestro éxito y comienza por entender el verdadero valor de la gente. Siempre que tengas algo que confiar, debes hacerlo por escrito ante tu superior, con la correspondiente copia para la empresa. Si te quedaran dudas, trata de no aclararlas con los demás empleados: ten presente que tu fracaso sería su triunfo.

-

¿Y las quejas? Porque en Camisas Pardo creemos en la gente, aquí nadie se queja. Si observas con detenimiento los formatos para acuso de retardo, reporte de indolencia, sospecha de complot, inferencia de holganza y conocimiento de pausa advertirás que cada uno de ellos te invita amablemente a expresar tus dudas. Tú no vas a quejarte porque una secretaria llega subrepticiamente a las nueve y uno (límite tolerado: 9:00:01), sino que nos dirás que te acusas de dudar si ese retardo ocurre con la justificación debida. Si tus vacilaciones encuentran fundamento, pronto recibirás tu recompensa. (Atención: ser testigo de un retardo y no acusarlo, así como omitir la inmediata denuncia de la infracción más mínima, acarrea consecuencias graves e incalculables.)

-

Cuando termines de leer este documento, enciende por la orilla el papel y levántalo bien hasta que se consuma (que todos vean tu lealtad, que nadie dude; cada uno de ellos saltaría de gusto si pudiera llevarse los 300 bonos de confianza que pagamos a quien hace despedir a un empleado desleal). Cuando esto suceda, te habrás ganado el bono de confianza adjunto. Después, si te preguntan, di que el papel quemado era “cosa personal”, ellos entenderán. (Recuerda que te miran, te vigilan, te siguen; aunque no te conozcan ya te guardan rencor y hasta querrían guardarte un puñal en la nuca.)

-

Porque en Camisas Pardo creemos en la gente, sabemos que muy pronto tus nuevos compañeros hablarán mal de ti y hasta se atreverán a dudar, incluso por escrito. Perdónalos: no saben lo que hacen. Si a la larga tu desempeño desmiente puntualmente sus insidias, tendrás la gran satisfacción profesional de pagar por echarlos a la calle: un privilegio que nadie más te ofrece.

-

Por ahora felicítate, porque al fin eres parte de Camisas Pardo: una empresa que cree en la gente... y sabe lo que vales.

-

Espacio web: www.fullmoontonic.com.

Newsletter
Ahora ve
La polémica presencia de las fuerzas armadas en las calles mexicanas
No te pierdas