José Antonio Meade

-
LG

Director General Financiera Rural
35 años

-

En los últimos dos años José Antonio Meade orquestó la liquidación de Banco Nacional de Crédito Rural (Banrural) y la creación de su sucesora, Financiera Rural (Finrural). Cuando le ofrecieron el puesto de director general del afligido banco estatal, Meade lo vio como un reto doble. “Banrural necesitaba un ajuste estructural relevante y [el campo] era un sector complicado que conocía muy poco.”

-

Pero de banca y financiamiento, sí sabía. Tenía trayectoria en Hacienda, en el IPAB y en la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro. Como director general de Banca y Ahorro en la SHCP, Meade daba entrada y salida a todo tipo de entidades financieras reguladas. Es más, le tocó revocar la licencia de más de un banco quebrado y elaborar varios proyectos de iniciativa de ley presentados al Congreso de la Unión.

-

Al acabar con Banrural, que gastaba $6 pesos para generar $1, Meade tuvo que negociar la liquidación de sus 3,600 trabajadores y tranquilizar a otros 9,000 pensionados. Posiblemente eso fue lo más sencillo porque a este doctor en Economía egresado de la Universidad de Yale, sencillo y de voz suave, también le tocó la tarea de presentar a los productores la transformación a Finrural como un cambio positivo. Se entrevistó con los principales clientes de la institución, individualmente o en grupos, reunidos en un sinfín de auditorios en las ciudades medianas de la república.

-

A partir de enero de 2003 tuvo seis meses para crear el andamiaje administrativo de Finrural que reemplazaría a Banrural el 1 de julio. La transformación de los sistemas ha sido en extremo compleja porque la nueva institución opera sin la ventanilla bancaria que tenía la anterior. La entrega de los créditos se hace ahora a través de los bancos.

-

Pero hoy Finrural opera con unos 1,000 empleados y lleva un ritmo superior de colocación que su predecesor. Además de los buenos créditos que tomó de Banrural por $2,200 millones de pesos, ha prestado en sólo 10 meses otros $4,000 millones. La cartera vencida está debajo de 4%, porcentaje que Meade no puede rebasar sin comprometer la preservación de su patrimonio, que debe crecer por lo menos con la inflación.

-

La responsabilidad que Meade asumió difiere de sus trabajos anteriores. En ellos era muy importante el diseño, la manera de conceptuar el problema y construir la solución. “Era un trabajo de escritorio donde uno está protegido. Es mucho más intensivo estar cerca de la gente, darles solución, promover el servicio, vender. Cuesta más trabajo.”

Newsletter
Ahora ve
Aumentan las redadas contra migrantes indocumentados en “ciudades santuario”
No te pierdas