Joyas que rompen récords

-

Existen relojes de colección, que son ediciones limitadas o piezas con alguna característica que rompe cualquier esquema comercial, cuyo valor económico se mantiene e incluso se incrementa con el paso del tiempo; eso no ocurre en todos los casos, pues así como los autos, al salir de la tienda sufren una depreciación significativa.

- -

Cada vez crece más el mercado de relojes antiguos o especiales, gracias a subastas y coleccionistas. Basta mencionar a la casa López Morton, que junto con Sothebys ha logrado hacer pujas muy importantes en Londres, Nueva York y Ginebra. Obviamente es en Suiza, cuna de la relojería fina, donde se realizan las subastas más impresionantes.

- -

Hay piezas que llegan a valer cifras exorbitantes, como una obra de arte: el año pasado un reloj de bolsillo, propiedad del enigmático financiero neoyorquino Henry Graves junior, fue subastado por un museo de Londres en $11 millones de dólares. Se dice que el comprador fue el segundo de abordo de Bill Gates, Steve Ballmer, un gran coleccionista que está fascinado con esta obra, considerada la maquinaria más complicada hecha por el hombre sin ayuda de las computadoras.

- -

Hay circunstancias e historias que le dan un plus a los relojes.

- -

En el Museo Patek –que se inaugurará el próximo noviembre en Suiza– está el reloj de Albert Einstein, que curiosamente (contrario a lo que se podría pensar), es un aparato de bolsillo de lo más sencillo, que sólo marca horas y minutos.

-

Ahora ve
El candidato de Trump a la DEA se retira tras escándalo de opioides
No te pierdas
×