Juego de gigantes

-

La veteranía y la profundidad en los temas pretende ser el arma de guerra de esta empresa. Aunque la palabra guerra pueda sonar exagerada, este es el término usado por Arturo Galván, director de Infosel Olé, cuando habla de los portales: “La guerra ha comenzado, aunque a nosotros, por el momento, nadie nos da miedo.”

-

Y para dar hasta con el casco, Infosel Olé basa su táctica en los siguientes conceptos: contenido, comunicación, comercio, comunidad, conveniencia y contexto.

-

En 1985, el grupo editor del diario regiomontano El Norte tomó la decisión de dejar de ser sólo una empresa “periodística” y convertirse en una de “información integral”. Tres años después surgió Infosel en Línea, un “laboratorio” de Internet, nacido como un esquema preliminar con tecnología limitada que ya disponía de correo electrónico, charlas, noticias y algunos de los servicios de los portales de hoy en día. “Esta visión de futuro no la tenía entonces nadie en México. Ni Bill Gates podía hacer esta declaración”, comenta Galván.

-

En 1990 se lanzó el servicio Infosel Financiero con una tecnología para transmitir datos 30 veces más rápida que la vía telefónica. En 1995 surgió en Estados Unidos la plataforma de Internet para el mundo comercial, e Infosel lanzó su servicio de acceso a la red de redes. “Así nos metimos a la alberca”, dice Galván. Y, a fines del 1997, nació propiamente el portal de Infosel. “Somos una especie de Yahoo mexicano. Estuvimos mucho tiempo solos y sentimos que todavía seguimos así”, asegura Galván.

-

El último hito en la historia de Infosel fue la asociación con Olé, el portal de Telefónica de España –el gigante de las telecomunicaciones presente también en países como Brasil, Chile, Argentina o Perú–. “Si el juego de portales era hasta hace poco una especie de aventura, ahora es un juego de gigantes”, sostiene Galván.

-

“Ofrecemos más que otros, tenemos la ventaja de haber sido los primeros y nuestra profundidad de contenido es mayor que la del resto.”

-

¿Y por qué no han hincado todavía los dientes en la publicidad televisiva, como están haciendo ya varios competidores? Galván sentencia: “Pronto verán nuestra reacción, estaremos muy agresivos en publicidad. La publicidad de un producto, si es malo, lo lleva directamente al infierno.”

-

Como si se trata de la guerra de las galaxias, Galván habla de su emporio como de una federación, una suma de los líderes de cada país (Infosel en México, Olé en España y Zaz en Brasil) que hace en cada territorio lo mejor. “Algunos portales son realizados por gente que sabe de México lo que yo de Uganda, en otros ocurre que uno entra y se siente hasta extranjero, o bien hay quienes abren una oficina en cada país y ya está”, concluye.

Ahora ve
Vecinos y voluntarios buscan documentos y recuerdos entre escombros en CDMX
No te pierdas
×