Justo a tiempo

La firma de logística más grande del mundo ya está en México. De entrada, invertirá $250 millon
Ernesto Flores Vega / Spring Hill

Just in Time, las tres palabritas mágicas que han desperezado la relación entre clientes y proveedores en todo el mundo, se hacen realidad todos los días en la sofisticada planta de Saturn, el automóvil que General Motors ensambla en el estado de Tennessee, en Estados Unidos.

- Cual fina pieza de relojería, 56 puntos de esa planta reciben, durante 21 horas al día y a lo largo de seis días a la semana, autopartes de 339 proveedores localizados en 39 estados de la Unión Americana.

- Parece un problema de álgebra, pero es posible gracias a los servicios de Ryder System, una firma estadounidense de transportación que recién inició sus operaciones en México con una inversión de $250 millones de dólares.

- Fundada en 1933 por James A. Ryder –un self made man que empezó transportando bloques de concreto en un camión que le costó $125 dólares–, la empresa, con sede en Miami, Florida, cuenta en la actualidad con $32 millones de dólares en activos, entre los cuales destacan 78,500 vehículos, y una planta laboral de 38,000 empleados. No sólo eso: además de atender los mercados de Estados Unidos y Canadá, está presente en Puerto Rico, Alemania, Polonia y Reino Unido.

- En el camino del outsourcing
La planta del Saturn no sólo es considerada el mejor ejemplo de logística "justo a tiempo" en Estados Unidos, sino que también muestra la tendencia en el mundo de los negocios a utilizar los servicios de logística y leasing de vehículos que brindan compañías expertas en este campo. "Si alguien está en el negocio automotriz, de telecomunicaciones, alimentos, bebidas, o lo que sea, no tiene por qué preocuparse por la transportación. Conviene más que se concentre en ser bueno en lo suyo", dice a EXPANSIÓN Randall E. West, vicepresidente y gerente general de la división internacional de Ryder.

- Como lo explica el ejecutivo, más y más empresas en todo el mundo se están dando cuenta de que al hacer outsourcing –es decir, encargarle a una firma externa la realización de una tarea determinada– pueden adoptar el perfil necesario para lograr ventajas competitivas, tales como un mejor servicio al cliente, menores costos reales y el fortalecimiento de sus controles administrativos. "El cliente de nuestro cliente espera un gran servicio; allí es donde nosotros agregamos valor", apunta West.

- En el vecino país del norte, Ryder atiende a distintas empresas de los más diversos sectores industriales; lo mismo a General Motors, Toyota y Chrysler, que a Northern Telecom o Xerox. Tampoco es raro ver a sus vehículos surcar las carreteras estadounidenses cargados de refrescos, cervezas, pastelillos o periódicos. Como dice Charles Blake, director de ventas de la división internacional de la empresa, haciendo eco de una de sus campañas publicitarias: "Ryder no tiene una marca de bebidas, ni una pastelería, ni un periódico, tal vez esas empresas tampoco deban tener sus propios camiones".

- Al cliente, lo que pida
"Nuestra visión es proporcionarle a los clientes los mejores servicios de transportación en el mundo", agrega Blake. Suena a frase hecha, pero lo cierto es que las soluciones que ofrece la empresa empiezan con una hoja en blanco. Lo único "dado" –afirma el propio ejecutivo– son los requerimientos del cliente y, con frecuencia, los del cliente del cliente.

- "Se puede ir a la planta de Saturn o a la de Northern Telecom y se verán dos soluciones distintas. Servimos un amplio rango de industrias, pero ciertamente en cada caso se verá un expertise diferente", reitera Dennis M. Custage, vicepresidente de mercadotecnia y ventas de la división internacional de Ryder.

- La empresa, pues, corta "trajes a la medida", y estos pueden ser, desde "simples" acuerdos de mantenimiento de la flota de una compañía, hasta servicios completos de leasing de vehículos. Como lo muestra inmejorablemente la "prenda" confeccionada para Saturn, Ryder no sólo es capaz de recoger y entregar a la planta los componentes elaborados por sus proveedores, sino de llevarle el flamante producto terminado a los distribuidores de automóviles.

- Según West, la empresa tomó la decisión de expandir sus operaciones internacionales hace más de un año, "y lo hicimos porque nuestros clientes solicitaron ayuda en otras partes del mundo".

- La estrategia de Ryder en México estará enfocada a Ias grandes empresas mexicanas que están buscando incrementar la competitividad de sus flotas, además de trabajar estrechamente con empresas multinacionales que se están mudando a México".

- ¿Despreciarán a las pequeñas y medianas? "Podemos atender a compañías de cualquier tamaño, pero nuestro enfoque inicial serán las grandes empresas mexicanas y clientes multinacionales", responde West. De cualquier modo, dice, su firma se adaptará a todas las necesidades. "Hay una multinacional establecida en la ciudad de México –afirma– que sólo necesita dos camiones. Esos son sus requerimientos y los serviremos."

- Geográficamente, la firma planea concentrarse en el área comprendida entre Monterrey, Guadalajara y la ciudad de México. Por lo pronto, ya tiene un acuerdo de mantenimiento con Procter & Gamble y, de acuerdo con West, "existen varios prospectos similares en vías de concretizarse".

- La inversión de $250 millones de dólares que hará la empresa incluye capital en equipo y recursos humanos para apoyar el servicio de logística integrada y alquiler de camiones. Asimismo, señaló Anthony Burns, presidente y director general de la empresa al hacer público el monto del proyecto, el ingreso a México supondrá "inversión directa para la economía mexicana a través de la adquisición de camiones de fabricación nacional".

- Aunque la empresa no tendrá socios mexicanos en su arranque, West dice que "eso no quiere decir que no los tengamos en el futuro. Cada vez estamos más abiertos a eso".

- Por los caminos del sur
Tanto West como Custage están conscientes de las diferencias que existen en el ámbito del transporte entre México y Estados Unidos. Y éstas no sólo se aprecian en la calidad de vida de los conductores (que en la Unión Americana incluso alcanzan rango de gerentes), sino en el mantenimiento de los vehículos y, sobre todo, en las condiciones de la infraestructura carretera. "Sabemos que nuestro producto no debe ser transpuesto a México, sino adaptado. Seremos muy sensibles con eso", dice West, quien confía en que los servicios de Ryder contribuyan a la modernización de las flotas de camiones en México.

- Esta modernización, considera el ejecutivo, impactará tres áreas:

-

    -
  • El medio ambiente, pues los motores nuevos y con mantenimiento profesional producirán menos contaminación atmosférica;
  • -

  • La conservación de energía, en tanto que unos camiones mejor construidos y con motores nuevos usarán menos combustible por kilómetro;
  • Inicia el día bien informado
    Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

    -

  • Competitividad, pues los clientes de la empresa tendrán menores costos por concepto de distribución a través de vehículos más confiables y eficientes, en tanto que los programas de leasing les permitirán invertir en sus negocios más que en sus propias flotas de camiones.

- Con un Tratado de Libre Comercio en marcha, y con diversas disposiciones en proceso de ser definidas, los ejecutivos de la compañía de transportación no dudan en poder prestar todos sus servicios en México. La filosofía de Ryder, afirma Custage, está en sintonía con la del TLC. La palabra clave es competitividad, dice. "Es una preocupación generalizada ayudar a las empresas mexicanas a dirigir sus inversiones de manera productiva, y a reducir sus costos de transportación y logística. Si van a competir con empresas estadounidenses que tienen acceso a los sistemas de empresas como Saturn o Northern Telecom, sin duda necesitarán las mismas herramientas."

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×