La apatía, el mejor invento

El inventor local encuentra una salida: el aeropuerto.

Cuando el físico mexicano Víctor Castaño encontró una nueva forma de extraer una sustancia del petróleo crudo, tan fuerte que podía reemplazar al acero en la fabricación de autos, se lo notificó al secretario de Energía del país. Pensó que su gobierno podía sacar provecho de ello, pero lo único que consiguió es que le dieran la espalda. Poco después los gigantes Repsol, ExxonMobil y Shell se acercaron a él, para proponerle comercializar su idea. “Nadie es profeta en su propia tierra”, afirma el inventor desde su centro de investigación de Querétaro.

-

Y en especial, si esa tierra es México.

-

Muchos científicos hacen sus maletas y parten a Europa o Estados Unidos tras enfrentar la escasez de fondos para investigación, la falta de incentivos económicos y la arraigada indiferencia.

-

El gobierno empieza a comprender que su futuro económico puede depender de mejorar la tecnología cultivada en casa, así como del cuidado y alimentación de sus inventores. Fox elevó a nivel de gabinete una Comisión Federal que monitoree y ayude a asignar $400 millones de pesos en concesiones para investigación y desarrollo.

-

La inversión extranjera en México descendió este año por primera vez en una década, con gran parte de ella desviada hacia China. “Una brecha innovadora no es sólo lo que le cuesta puntos al país en la batalla global por los empleos, también eleva los precios al consumidor y daña la eficiencia”, dice Mario Molina, ganador del Premio Nobel.

-

“Nuestro peor problema ha sido de actitud. Por décadas, las empresas se dedicaron a explotar el derecho de hacer algo autorizado por una compañía extranjera, y no a desarrollar lo propio”, señala Guillermo Aguirre, director adjunto de Tecnología de la Comisión.

-

En el otorgamiento de patentes, en la publicación de documentos científicos y en los dólares que se gastan en investigación y desarrollo, México se encuentra detrás de Brasil, Chile, India y China, que compiten para atraer empleos e industria. En términos porcentuales del resultado económico total, el Estado y la industria privada mexicana gastaron juntos una séptima parte que Estados Unidos y menos de la mitad que Brasil.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Manuel Villagómez, de Guadalajara, inventor de las máquinas para hacer tortillas (que ya vende en 20 países), dice que lo mejor que el gobierno puede hacer es acelerar el proceso de aprobación de patentes, que llega a tardar hasta 10 años. “De por sí ya es difícil obtenerlo, y luego no puedes hacer que permanezca porque los piratas son buenos para encontrarles agujeros”, explicó el innovador, autodidacta con educación hasta tercer grado y 17 patentes.

Ahora ve
Snapchat pasa de un filtro a ser un disfraz
No te pierdas
×