La batalla de Ballmer

La compañía creadora de <i>Windows</i> dice que su expansión en Latinoamérica es una estrategia
Alejandro Ángeles / Redmond, Washington

Para el jerarca de Microsoft, Steve Ballmer, América Latina no es el patio de las compañías estadounidenses cuando hacen el recuento de sus estrategias globales y regionales. Al contrario, el ejecutivo califica a los mercados de la zona como fundamentales para expandir el negocio de la firma y como espacios en donde crear oportunidades en tiempos de crisis es el nombre del juego.

-

Siempre reacios a proporcionar cifras de la operación de Microsoft, tanto el CEO como Mauricio Santillán -vicepresidente para la región- admiten que entre 5 y 6% de las ganancias totales de la compañía provienen de ella. “La corporación es rentable en Latinoamérica, es un buen negocio para Microsoft”, dice el presidente ejecutivo de la organización de Bill Gates.

-

En entrevista con ambos directivos en la sede de Redmond, Santillán precisa: “En 2000, la operación en la zona representó 6% del total de las ganancias; en 2001, significó 5%. Para 2002, la empresa espera cerrar en 7%.” Datos de la multinacional refieren que vendió $25,296 millones de dólares durante el año pasado y obtuvo ingresos netos por $7,346 millones.

-

Sin embargo el potencial de la región, que hace cintilar los ojos de la directiva de Microsoft, se puede calcular tomando en cuenta que en 2001, a pesar de que se presentó un decremento (-8%) en las ventas de computadoras personales (PCs), los resultados del corporativo mostraron un diferencia de 14 puntos en las ventas totales, algo que ningún competidor pudo igualar en el mercado de tecnologías de información (TI). Además, dice Ballmer, la baja penetración de las PCs en los países al sur del Río Bravo coloca a la vista de Microsoft un terreno en el que todo está por hacerse.

-

“Con altibajos, pero es una de las pocas regiones en donde la organización duplicará sus ingresos en un plazo de cuatro a cinco años”, apunta Santillán. A pesar de los problemas en Argentina (otrora dínamo de proyectos de internet y de aplicaciones de TI); el recrudecimiento del conflicto colombiano; la contracción económica en Brasil y la cautela del nicho mexicano, los entrevistados afirman que Microsoft está más que dispuesta a tomar al toro por los cuernos: quieren completar la faena y erigirse en los campeones del mercado una vez que la tempestad amaine.

-

Para alcanzar el objetivo, la empresa lleva varios años levantando un tinglado tecnológico que se basa en la filosofía impulsada por Ballmer: diseminar servicios y aplicaciones empresariales usando los recursos de internet; es decir, los servicios web (Web Services). Una de las manifestaciones más tangibles de la iniciativa es bCentral, la confederación de propiedades basadas en la Red que decenas de programadores desarrollaron en México. Actualmente, más de 3,000 compañías nacionales están conectadas a esta plataforma que enlaza a proveedores (en su inmensa mayoría, micro y pequeñas empresas) con grandes corporativos. Santillán estima que la respuesta a este proyecto ha sido muy positiva en varios sentidos, sobre todo en cuanto que permite que Microsoft México explore una nueva ruta a la hora de ofrecer soluciones a clientes de compañías pequeñas (en función de la interacción que pueden tener con las mayores).

bCentral “es la mayor cruzada del consorcio en los últimos dos o tres años -dice el vicepresidente regional-. La instrumentación seguirá en Argentina, Brasil y el resto del continente. Las expectativas son positivas y hay interés por parte de organizaciones de todo tamaño que quieren ser parte de esta fórmula.”

El soporte que el plan necesita será proporcionado por una red de 25,000 desarrolladores locales.
Ahora ve
No te pierdas