La contaminación puede ocasionar cánce

-
Eduardo Huerta

Este invierno sorprendió a los habitantes de la ciudad de México con edificios desdibujados por la mancha gris del smog. También por los días soleados, en los que gracias al viento se puede respirar profundamente y recordar lo que fue “la región más transparente del aire”, a decir del escritor Carlos Fuentes. Sin embargo, ya sea en días que la nata se desborda por las montañas o en los que éstas lucen majestuosas, la contaminación puede ser mucho más alarmante de lo que se piensa.

-

Las autoridades del Departamento del Distrito Federal (DDF) están en alerta a través del nuevo Plan de Contingencias Ambientales. La Comisión Metropolitana para la Calidad del Aire, observa diariamente la emisión de contaminantes y en caso de que superen el límite permisible, se alista para establecer medidas de emergencia. Sin embargo, se atacan los efectos pero no las causas.

-

El sistema de medición del DDF deja fuera la evaluación de gases cancerígenos: benzeno, tolueno y xileno, entre otros. “De este contaminante (el benzeno), como de muchos otros, se realizan escasas mediciones y la población ignora el nivel de su exposición a él”, dice el estudio -La contaminación, al nivel que respiramos, del grupo ecologista Greenpeace.

-

El benzeno es un hidrocarburo emitido por los motores y fue detectado por Greenpeace con mediciones realizadas en las calles de la ciudad de México. La Comisión Metropolitana las lleva a cabo al interior de sus laboratorios.

-

La organización ecologista advierte que “el nivel de benzeno en el interior de los vehículos es entre dos y 18 veces mayor que en las estaciones de monitoreo” del DDF, muy por encima de lo establecido en Alemania. El contaminante inhalado se distribuye en todo el cuerpo, se acumula en tejidos adiposos y pasa directamente a la sangre, aumentando la probabilidad de contraer leucemia años más tarde.

-

“Existe un mayor peligro de cáncer para quien vive en calles con tránsito de más de 30,000 automóviles al día”, asegura Greenpeace.

-

Lo que producen otros contaminantes ya se sabe. El monóxido de carbono disminuye la disponibilidad de oxígeno en la sangre, afectando especialmente cerebro, arterias coronarias y vasos sanguíneos. El ozono produce daños al sistema inmunológico, así como transformaciones bioquímicas y estructurales en las vías respiratorias finas, semejantes a los cambios causados por el envejecimiento. Pero, saber cuándo se desarrolla la enfermedad letal, es incierto.

-

“La exposición a sustancias cancerígenas es recibida de diversas maneras por cada organismo. Las consecuencias dependerán de la edad, condición física y el tiempo de exposición a la contaminación de cada uno”, señala Carlos Lijtszáin, jefe de Urgencias de The American British Cowdray Hospital (Hospital ABC).

-

No es posible saber cuándo se contrae cáncer, pero los síntomas que pueden llevar a éste sí pueden ser detectados con anticipación: en principio infecciones, después gripe crónica y finalmente neumonía. “Las infecciones se repiten ayudadas por las sustancias cancerígenas —explica el médico—. Las personas expuestas a la contaminación pueden sufrir enfermedades respiratorias crónico-agudizadas, que pueden ir desde un catarro leve, hasta intoxicación grave por plomo y complicaciones de las enfermedades respiratorias”.

-

Por ello, es importante tomar las precauciones necesarias para reducir lo más posible los riesgos de contraer la enfermedad. Lijtszáin recomienda evitar horas pico en lugares altamente contaminantes, reducir el ejercicio al aire libre, alejarse de zonas de tráfico, tomar muchos líquidos, comer bien y atender de inmediato cualquier infección respiratoria, por mínima que sea.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Sin embargo, esto no es suficiente. Es necesario establecer además un sistema de medición que incluya a los cancerígenos y diseñar así una política para reducir los índices de contaminación. No sólo en la ciudad de México (donde se inhalan 121 partes de bióxido de nitrógeno por billón, mientras que, por ejemplo, la norma federal en Estados Unidos es de 53), ya que en el aire de ciudades como Guadalajara y Monterrey, la presencia de contaminantes también va en aumento. Mientras tanto, huya si puede.

Ahora ve
Netflix lanzó la primera de sus tres producciones interactivas de este año
No te pierdas
ç
×