La cruda realidad

Bacardí vive la etapa más crítica de su historia en México.
JRH

¿Qué tan lejano está el día en que Bacardí tenga que anunciar su retiro de México, al menos como productor de ron nacional? Sólo sus directivos lo saben, o quizá ni siquiera ellos. Reportes de prensa aseguraban que la compañía licorera cerraba su planta poblana de Izúcar de Matamoros y despedía a la mitad de los empleados de su fábrica insignia, en Tultitlán, Estado de México.

-  “Demostraremos que se equivocan quienes dicen que cerraremos plantas”, afirman sus ejecutivos. Sin embargo, fuentes de la industria de bebidas destiladas admiten que la situación por la que atraviesa la mayoría de las empresas licoreras es crítica. “Bacardí la está pasando muy mal, como todas que tienen marcas importantes en el país”, revela Rosario Guerra, presidenta de la Comisión para la Industria de Vinos y Licores (Civyl).

- Las razones de la debacle en el consumo de bebidas de marca son varias, pero las tres más importantes son la caída en el ingreso de los hogares de nivel medio y alto; la venta ilegal y la carga que representa la modalidad del Impuesto Especial a la Producción y Servicios. Bacardí lo sufre.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Según un estudio de Consultores Internacionales, a partir de 1999 el incremento de los precios de bienes intermedios ha presionado los niveles de rentabilidad del principal productor de ron del país. Con datos del INEGI el despacho descubre que hoy las ventas de ron son 40% menores a las de 1994.

- Considerando que Bacardí, según la firma investigadora AC Nielsen, tiene casi 70% del mercado de rones en el país, es posible imaginar el impacto del desplome en el gusto de los mexicanos por la cuba libre en favor de la cerveza y el tequila.

Ahora ve
#DeSalida con los candidatos al gobierno del Edomex
No te pierdas
×