La fuerza de un tercero

-
Ricardo Bolaños

La subcontratación (outsourcing) es, hoy más que nunca, una opción para la pequeña y mediana empresa. Es una estrategia que se basa en las premisas de la especialización y tiene dos características básicas: realiza sólo algunas tareas y, por consecuencia, es mejor en ellas (la excepción hace la regla).

-

Entre las ventajas del outsourcing sobresale el hecho de que una empresa “experta” en determinada área realizará el trabajo que antes hacíamos nosotros, pero a un costo menor y con resultados mayores. El campo de la subcontratación comprende la mejora en aspectos como tiempo, dinero o esfuerzo.

-

El avance en tiempo puede redundar en una mayor atención a los clientes o eficiente respuesta de entrega. El ahorro de dinero implicaría una reducción en los gastos y costos o incremento en los ingresos. La optimación del esfuerzo se refleja en la productividad, calidad de vida para los empleados y flexibilidad en las operaciones.

-

Para lograr una subcontratación exitosa, es importante considerar los puntos siguientes: estudiar bien las ventajas y desventajas, seleccionar entre varios proveedores, desarrollar una relación sólida, mantenerla por largo tiempo y asegurarse de que el outsourcing satisfaga aspectos que le permitan atender su negocio principal.

-

Ahora ve
No te pierdas