La hora del baño

-

La musa de muchos artistas nacionales, María Asúnsolo, acostumbraba recibir a sus admiradores metida en su tina. A los preferidos les permitía enjabonarle la espalda. El baño es ritual de renovación y a la vez momento íntimo, placer privado para disfrutar al máximo. Espiritualmente, es la purificación, no sólo del cuerpo sino del alma; es el inicio de un nuevo ciclo, como la mikve judía; ingresar a un grupo, como el bautizo cristiano. Corporalmente, un baño en tina o mejor, en jacuzzi, es un gran reconstituyente, relajante y aliado contra el estrés cotidiano. ¡Qué placentero resulta sumergirse entre burbujas con un buen libro y una copa de vino! Para potenciar este gozo, una canasta que contenga todos los accesorios que se puedan ofrecer: velas, aceites, jabones, burbujas, sales de baño, cepillos, toallitas, cremas y champú, unificados en aromas cítricos.

Ahora ve
Las palabras de Hugo Chávez que parecen criticar la Venezuela de hoy
No te pierdas
×