La impunidad de los tiranos

-
Ricardo Medina

Thomas Hobbes escribió hace tres siglos: “Los que han conseguido el poder -supremo no quedan obligados con nadie por ningún pacto, de ello se deduce que -no pueden inferir injuria alguna a los ciudadanos. Porque la injuria no es más -que violación de los pactos y, donde no ha preexistido pacto alguno, tampoco -hay ninguna injuria.”

- Los defensores del ex dictador chileno Augusto Pinochet suscribirían -gustosos estas palabras de Hobbes que con gran lucidez desenmascaran el -fundamento brutal de la llamada “inmunidad” que pretenden para sí todos los -dictadores y déspotas que en el mundo han sido. Ellos no están sujetos a la -ley, dicen, porque ellos son la ley. Ellos hacen la ley, a su medida. Lo hizo -José Stalin, lo hizo Adolfo Hitler, lo hizo Pinochet, lo hace Castro.

- Claro, si uno quiere ponerse refinado, alejarse del cinismo brutal del -razonamiento de Hobbes, puede invocar nociones gratas a los “progres” -ignorantes, como soberanía y derecho positivo.

- A los “progres” les incomoda que se diga que, junto con los alegatos -jurídicos contra Pinochet (en Chile, en España, en Francia y en Suiza, entre -otros países), hay demandas interpuestas contra el dictador cubano Fidel -Castro, aún en funciones. Querellas que han sido desestimadas por la Audiencia -española con el deleznable argumento de que la tortura, si la perpetra Castro, -es sólo “trato desconsiderado”. Lo que pasa es que Castro es un dictador en -activo y se pasea por el mundo, amparado en el positivismo jurídico y el -pomposo título de “Jefe de Estado”. Incluso, el astuto Castro ha logrado -hacer cómplices a los jefes de Estado iberoamericanos al grado de que estos han -programado celebrar su siguiente cumbre nada menos que en La Habana, con el -barbudo dictador como anfitrión.

- Tampoco les gusta a los “progres” que se les recuerde que Castro no tuvo -empacho en oponerse a que Pinochet fuese juzgado por la justicia española. Pero -así fue. Para el dictador cubano ello podría sentar un peligroso precedente. -Desde luego, Castro es criminal pero no tonto.

- Por tres votos contra dos, la cámara de los lores decidió el pasado 25 de -noviembre que Pinochet no gozaba del privilegio de la inmunidad como ex jefe de -Estado y sí procedería el juicio de extradición a España solicitado por el -juez Baltasar Garzón. Esta decisión significa, por fortuna, que la ética -todavía tiene fueros frente al derecho positivo. Significa que la sentencia de -Hobbes, citada al principio, empieza a perder vigencia. Debemos felicitarnos por -ello.

- Esta decisión tendrá, sin duda, efectos de carambola. El más visible es -que cada vez será más difícil defender al emblemático dictador cubano. Para -quienes gustan de las estadísticas se puede anotar que si a Pinochet se le -achacan, directa o indirectamente, unos 3,000 asesinatos, al caribeño dictador -se le imputan, para abrir boca, unas 18,000 muertes.

- Y hay más cosas que unen a Pinochet y al dictador cubano. Ambos, cada quien -a su modo y casi al mismo tiempo, traicionaron a Salvador Allende y a su -gobierno (no tiene desperdicio, para documentar esta traición entre otras -muchas que ha cometido Castro, leer las memorias de un soldado cubano de los -primeros días de la revolución: Dariel Alarcón, Benigno), ambos magnificaron -presuntas amenazas externas –el comunismo o el imperialismo, lo mismo da–, -para disfrazar sus atrocidades.

- La diferencia es que Castro sigue ahí, tan campante. La diferencia es la -hipocresía y la doble moral.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Pero llegará el día en que Castro sea juzgado por sus crímenes de Estado, -por sus crímenes contra la humanidad y entonces los “progres” (herederos de -esos mismos “progres” que cerraron los ojos ante los crímenes de Stalin y -sus secuaces) invocarán la soberanía, el derecho positivo. Invocarán, en fin, -las palabras de Hobbes para justificar la impunidad de los tiranos.

- El autor es colaborador de TV Azteca y de El Economista.

Ahora ve
Maduro obliga a gobernadores electos a subordinarse a la Asamblea Constituyente
No te pierdas
×