La palabra clave es &#34cambio&#34

Dice ya no ser el ideólogo de los empresarios. Aunque partidario de Fox, señala los errores del Pr

Acorde con los tiempos de cambio que representa el gobierno de Vicente Fox, el empresario Juan Sánchez Navarro, de 89 años, se declara partidario de modificar la Constitución para realizar una reforma que permita la inversión privada, tanto nacional como extranjera, en electricidad y petróleo.

-

Sin ocultar su simpatía por la actual administración, el directivo de Grupo Modelo pone en duda, a un año de realizarse elecciones federales, el retorno del antiguo partido hegemónico al poder debido a su historial de corrupción. “Al cambio ya no lo para ni el PRI”, sostiene.

-

Urge a la creación de un gran banco nacional que frene el avance de la banca extranjera en el país. Estos son los argumentos.

-

¿Sigue siendo el ideólogo incómodo de la clase empresarial?
Hace mucho que dejé de serlo por una razón personal. Alguien, cuyo nombre no quiero mencionar, evitó que en el Consejo Coordinador Empresarial se creara una especie de senado para los integrantes más veteranos. Los argumentos que me dio me llevaron a tomar la decisión de no volver a entrar a ningún organismo de este tipo.

-

Muchos piensan que las elecciones de 2000 representan la mayoría de edad del país.
Ahora, la palabra clave en México es “cambio”, y el presidente Vicente Fox es el que mejor lo representa. Al cambio ya no lo para ni el PRI. Depende de todos mantenerlo y ampliarlo.

-

¿El PRI ya es historia?
Se trata de un partido deshonesto. Como bien lo dijo el peruano Mario Vargas Llosa, México, con el PRI, era la dictadura perfecta. En realidad era un gobierno dictatorial, con ciertas libertades, pero sin alternancia democrática. Si no abandonan las prácticas del pasado ya no volverán a tomar el poder. A mí me da la impresión de que se van a desintegrar.

-

¿Qué opinión tiene de sus líderes?
El papá de Roberto Madrazo era honesto. Su hijo no lo es, y lo mejor de esa señora, Elba Esther Gordillo, es que tiene casas en París. El problema principal del PRI es que 71 años en el poder lo corrompieron. En general, los priístas no son honrados. El PRI es un partido corrupto.

-

No tiene la misma opinión de Fox…
A él lo conozco un poco más porque su mamá era compañera de la escuela y amiguísima de mi esposa María Teresa Redo. Confío en su honestidad. Aunque no es Dios y se ha equivocado en varias cosas.

-

¿Como en qué?
Por ejemplo con los señores del EZLN. Ellos ya estaban arrinconados y olvidados, y los intelectuales europeos que los apoyaban ni se acordaban de ellos. Fox les dio oxígeno, permitiéndoles venir a la ciudad de México. El resultado es que se alargó el conflicto y no hay visos de que se resuelva a pesar de que, según me han informado, el subcomandante Marcos ya no se encuentra en el país.

-

¿Existen focos rojos que deba atender el Presidente?
Nada más las desavenencias dentro del gabinete.

-

¿Debe el primer mandatario impulsar la modificación de la Constitución para modernizar las industrias petrolera y eléctrica?
Tanto una como otra fueron nacionalizadas en medio de una época de pensamiento estatista. Los tiempos han cambiado, al igual que los requerimientos de energía del país. Es necesaria, para el crecimiento de México, una reforma que permita la inversión privada en el sector, tanto nacional como extranjera. Si ya se dio un cambio político, ¿por qué no emprender una transformación del pensamiento económico? Debe dejarse de tener la Constitución como tabú.

-

¿Revela falta de preparación el que la banca mexicana sea adquirida por extranjeros?
Es consecuencia, primero, de las torpezas de los gobiernos priístas. José López Portillo expropió, sin ningún conocimiento, todos los bancos, y después sus sucesores los vendieron al mejor postor sin asegurarse que los nuevos dueños tuvieran probada capacidad empresarial para administrar una institución de ese tipo. Después sucedió lo que todos sabemos: quiebras y rescates.

-

¿Dónde se adquiere la mejor educación que requieren las empresas de este país?
Indudablemente en las universidades privadas, porque en ellas la educación no se ha masificado como en la UNAM. El problema de ésta es su enorme población estudiantil. En las grandes universidades, Yale, Harvard, Oxford, hay sólo 8,000 estudiantes, mientras que en la UNAM sobrepasan los 100,000. Tal concentración ha hecho que se haya convertido en una arena política. Reunir la institución en Ciudad Universitaria fue un error de Miguel Alemán.

-

Ya que menciona a Alemán, ¿podría en una frase valorar la gestión o resaltar un rasgo de la personalidad de los presidentes que ha conocido?
No soy tan viejo para haber tratado con Madero, pero fui amigo de uno de los presidentes más inteligentes: Carlos Salinas de Gortari.

Si me remonto al pasado le diré que yo fui compañero de León Toral, quien asesinó al presidente Obregón para frenar la persecución religiosa. Él estaba en desacuerdo con que se haya recurrido a las armas para defender la fe y pensó que la muerte de Obregón acabaría con todo eso. Yo, que creo en la separación entre la iglesia y el poder político, desapruebo los excesos de ambos bandos.

-

¿Qué opinión le merece Lázaro Cárdenas?
La suya era una personalidad fuerte, de firmes convicciones políticas; sus grandes acciones del gobierno fueron la nacionalización del petróleo y recibir a los republicanos españoles. Aunque hay de todo. Hubo quienes aportaron mucho al país y quienes no contribuyeron en mayor cosa.

-

¿Y después de él?
Me acuerdo de López Portillo, un hombre inteligentísimo que perdió la razón por sus amoríos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Aunque usted dice que no es tan malo tener “el perdonable vicio de las mujeres”.
Sí, pero mire cómo le ha ido.

Ahora ve
El sismo desde el lago de Xochimilco
No te pierdas
×