La taquería global

De Manhattan a Santo Domingo, El Fogoncito busca nuevos clientes.
Guadalupe Ramos

Tortillas hechas a mano y una rueda de carne adobada serán el nuevo atractivo de la Grand Central Station de Nueva York, una de las estaciones ferroviarias más concurrida del mundo.

- Ahí, dentro del corredor de fast food, El Fogoncito venderá los tacos al pastor que durante 31 años han distinguido a la familia Roberts Ávalos. La inversión asciende a $350,000 dólares, de los cuales 15% serán aportados por la firma mexicana.

- Con seis unidades propias y seis franquicias, una de las cuales opera desde hace dos años en Costa Rica, la firma mexicana busca ahora la aceptación de los comensales anglosajones en Estados Unidos. “Qué mejor que llevar el concepto a la capital del mundo donde no sólo los hispanoparlantes sino los anglosajones gustan de la tradicional comida mexicana”, dice Carlos Roberts, director general de El Fogoncito.

- El esquema de franquicias de la compañía data de 1992 y ha demostrado su éxito en el extranjero. Costa Rica, donde se abrirá una segunda sucursal próximamente, fue la antesala para que El Fogoncito invirtiera en otras franquicias: una en Honduras, que se inaugurará el próximo 30 de abril, y otra más en República Dominicana, cuya inversión asciende a $600,000 dólares.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Aunque las franquicias y los restaurantes propios venden los mismos tacos, para la sucursal de la Gran Manzana el concepto fue modificado. Las tortillas serán más blancas porque al anglosajón no le gusta comer la tortilla amarilla, explica Roberts. El negocio arrancará una vez que se instalen equipos eléctricos pues el Departamento de Salud estadounidense prohíbe la elaboración de alimentos con gas en la Grand Central, motivo por el cual no se pudo abrir la sucursal en diciembre pasado.

- El Fogoncito se constituyó en 1968 como un negocio casero en Mixcoac, DF. Iniciado por Martha Guadalupe Avalos, mamá de Roberts, fue la segunda taquería en vender tacos al pastor en México. Su receta ha sido la misma desde entonces. La clave del éxito, afirma Roberts, es no escatimar calidad, servicio, higiene, y dar lo mejor al cliente.

Ahora ve
Lenín Moreno juramenta como presidente de Ecuador
No te pierdas
×