La vida académica después de Internet

El uso de Internet en las universidades se extiende, las aplicaciones son diversas y alcanzan límit
J. M.

La actual generación de estudiantes está desarrollando su vida académica alrededor de Internet, que se ha convertido en una herramienta cotidiana de estudio, investigación y apoyo en sus tareas.

- En la república mexicana las instituciones de educación superior tienen, hoy en día, la necesidad de estar actualizadas en materia de Internet, y de hecho muchos de los estudiantes ya cuentan con una cultura informática vasta.

- Pero además de las exigencias mismas de los alumnos por contar con elementos informáticos de actualidad, las instituciones educativas se han abocado a aumentar el conocimiento, en materia de Internet, de un sector profesional que tiene entre sí una distinta visión y diferente grado de conocimiento sobre el tema: el sector académico.

- Entrevistados por separado, directivos de cuatro instituciones de educación superior exponen sus posiciones sobre el tema, las cuales responden a distintas situaciones y políticas, aunque son coincidentes en la idea nodal de fomentar el uso de la red de redes y de establecer estrategias para un mejor aprovechamiento.

- Por ejemplo, en la Universidad de las Américas (UDLA), en su campus del Distrito Federal, los profesores de planta utilizan Internet prácticamente todos los días, según explica Fernando González Moreno, director de la biblioteca. “Lo que más buscan es material de actualización, específicamente sobre sus áreas de especialización, además de tutoriales, herramientas pedagógicas y cursos que les permitan mejorar la calidad de su enseñanza.”

- Dentro de esta universidad, la división académica que más busca el acceso a Internet es la de Ciencias Administrativas, que agrupa las carreras de Administración de Empresas, Sistemas Computacionales y Administrativos, y el master en Business Administration , sin que esto quiera decir que las otras divisiones no usen Internet.

- Por otra parte, para la Universidad Anáhuac la red de redes tiene dos giros importantes en el sector académico. Por un lado, su uso se orienta hacia el apoyo a la investigación que incluye la generación de publicaciones, y por otro lado, hacia el intercambio de información. “Cada una de las escuelas tiene su propia intranet, aparte de la central de la universidad. Esto es así porque se necesita contar con programas didácticos y software educativo que apoye las labores del docente, además de que estimulan el intercambio entre los mismos maestros, algunos de los cuales trabajan vía remota”, explica Roberto Sánchez Mejorada, director de Comunicación Institucional de la Anáhuac.

- Asimismo, en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), según explica Luis Román Ruiz, subdirector de Cómputo Académico, Internet se usa en las actividades de docencia e investigación, lo cual no es poco decir, puesto que en el modelo de la UAM los académicos tienen la calidad de profesores-investigadores de tiempo completo.

- “A través de la red tenemos acceso a grandes bancos de información. Por ejemplo, muchos profesores que requieren información acerca de patentes, la obtienen de Internet. De esta forma nuestros investigadores se pueden dar cuenta si lo que están trabajando ya tiene alguna patente registrada, y si no existe empiezan a trabajar para poder desarrollarla.”

- Otra búsqueda relevante en la UAM apunta hacia las bases de datos genéticas. “Cada día hay más información de genes descubiertos, el cual es un tema que nos interesa mucho. Pero también nos involucramos en otros tópicos, como la búsqueda de imágenes de satélite para detectar, por ejemplo, problemas de manchas petroleras o para conocer las condiciones físicas de un terreno. De hecho, el uso de Internet para los investigadores es más intensivo que el que realiza el usuario final medio”, afirma Román.

- Información clasificada
En una institución más, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la información que buscan los investigadores depende del perfil de las escuelas. Por ejemplo, las de contabilidad y administración pública o licenciaturas en negocios internacionales buscan información sobre mercadotecnia, normas y regulaciones, mientras que en las de ingeniería  buscan normas técnicas, certificaciones, proyectos, especificaciones de materiales y metrología.

- “Asimismo –comenta Luis Alcaraz Ugalde, director de Cómputo y Comunicaciones del IPN–, tenemos un esfuerzo dirigido, sobre todo en cuatro o cinco planteles, que generan páginas en Internet, pero en general se hace más consulta que generación de información. Contamos con un subcomité académico que propone cuáles son los bancos de información en Internet a los que podemos acceder y qué es lo que podemos publicar. De hecho, desde principios de este año ya estamos preparados para presentar páginas web con información de muy buena calidad, orientada por escuelas, principalmente de Ingeniería, Administración, Comercio, Medicina y Biología.”

- Para el acceso a Internet, las instituciones cuentan con diversas plataformas de hardware y software que incluyen la tecnología de punta que se puede encontrar en el país, la cual es muy variada, inclusive dentro de un mismo plantel, y depende en gran parte de los recursos económicos de cada institución.

- “Nuestra infraestructura comprende alrededor de 15,000 computadoras y tenemos un poco más de 310 laboratorios de cómputo, los cuales se dividen por niveles y programas en dos estructuras: una, que corresponde a los sistemas de enseñanza y otra, que corresponde a aplicaciones. En las escuelas superiores todas son de aplicaciones, y ahí se hacen desarrollos de proyectos muy específicos con tecnología  actual, tanto de hardware como de software”, comenta Alcaraz.

- El principal soporte del IPN radica en un equipo de Silicon Graphics, un Origen 200 , y están por instalar un Origen 2000 , que sustituyen a los anteriores sistemas 9021 y 9221 de IBM.

- “Al respecto –añade el director–, la actual dirección, encabezada por Diódoro Guerra, creó un Comité Institucional de Cómputo que llevó a cabo una evaluación de nuestro nivel tecnológico y se obtuvieron en tres años conclusiones muy importantes. De ahí se fijó una política de adquisición de bienes para dar fuerza y potenciar la tecnología en el IPN, tanto en las líneas de cómputo como en telecomunicaciones. A partir de entonces sabemos que tenemos tecnología avanzada, de una aceptable generación y que lo obsolescente lo hemos ido sustituyendo. Tenemos una posición de vanguardia en México y en América Latina. Contamos con poco más de 3,000 PC Pentium II en laboratorios y escuelas superiores.”

- Dentro del IPN destacan por su trabajo en Internet, que incluye labores de investigación y generación de información, así como desarrollo de aplicaciones, el Centro Nacional de Cálculo, el Centro de Investigación de Estudios Avanzados (Cinvestav), y el más reciente Centro de Investigación de Cómputo. “Asimismo, la Escuela Superior Mecánica y Eléctrica, la de Aeronáutica, y la Superior de Ingeniería Química.  Y en el nivel medio superior, también sobresalen los CECYT Juan de Dios Bátiz, Luis Enrique Erro y Wilfrido Massieu.”

- Alcaraz admite que lo ideal sería contar con estándares muy completos en cuanto a plataformas de hardware y software, cosa que no ocurre. “Hemos trabajado con diferentes sistemas, pero en cuestión de hardware predomina IBM desde hace 15 años, aunque también tenemos equipos de SUN y Compaq. En software la plataforma más usada es de Microsoft, aunque desde hace casi dos años, en la Escuela Superior de Físico-Matemáticas y en la Superior de Ingeniería e Industrias Extractivas trabajamos con Unix. Sentimos que es una plataforma muy completa para Ingeniería, que también complementamos con Autodesk.”

- Por su parte, la Universidad Anáhuac cuenta con distintos servidores, el principal de ellos bajo Unix y con bases de datos de Oracle. También tienen interfaces NT , con servidores Hewlett-Packard para otro tipo de aplicaciones, y equipos SUN para Internet. “Tenemos  servidores con contenidos educativos y aplicaciones, y uno dedicado exclusivamente para comunicaciones”, explica Sánchez Mejorada, director de Comunicación Institucional de la Anáhuac.

- El directivo de la Anáhuac agrega que la actualización de sus equipos se lleva a cabo cada cinco años en promedio, sobre todo los equipos grandes, ya que las PC se renuevan cada tres. “Todos los profesores tienen acceso a computadoras que por lo menos incluyen el procesador Pentium . Y es que sabemos que si cada escuela empieza a incluir más contenido en la Web, se requiere mucho más poder de cómputo.”

- En esta universidad se llevan a cabo negociaciones con Apple, Compaq y Prodigy para ofrecer a los profesores esquemas de arrendamiento, o venta de computadoras, para que todos tengan acceso a Internet. “Además, todos los salones en posgrado están equipados para que tanto los profesores como los alumnos puedan conectar sus computadoras.”

- Sánchez Mejorada explica que en el campus se brinda acceso a Internet desde cualquier parte de la universidad. “La demanda a la red está creciendo. Hace un año nuestro acceso era de 256 KBPS, hace seis meses lo duplicamos a 512 KBPS, y a mediados de noviembre estrenamos un acceso de 2 MB. Tenemos que ir aumentando la capacidad de comunicaciones. Contamos con estadísticas de demanda de accesos y conforme han crecido, hemos aumentado nuestra capacidad.”

- Todos con PC
En La Universidad de las Américas cuenta con cuatro salones de cómputo, y tres salones magnos en donde se pueden conectar computadoras portátiles. “La idea es que en un futuro no muy lejano en todos los salones haya las facilidades e infraestructura necesaria para conectarse a Internet”, explica González Moreno.

- En la sala de profesores tienen 16 computadoras para uso exclusivo de los académicos, mismo número que hay en la biblioteca. En ambos casos cuentan con varias plataformas en donde se puede tener acceso a Internet y a su intranet.

- “Queremos dotar a los profesores de excelencia con PC, a través de las cuales puedan tener acceso a Internet, desarrollar sus clases y presentaciones. Ya se está adquiriendo el equipo, y se está empezando en el área de ciencias administrativas”, dice el académico.

- En su caso, la UAM cuenta con varias estaciones de trabajo (workstations ) en las tres unidades: Iztapalapa, Xochimilco y Azcapotzalco, también en la rectoría  general, además de varias computadoras tipo mainframe . “Lo que estamos tratando de hacer es que la gente tenga el mayor acceso posible a las computadoras y a Internet”, comenta Ruiz Verdugo, subdirector de Cómputo Académico de la UAM.

- El directivo explica que tienen varios esquemas para apoyar a los profesores-investigadores. “Tratamos que cada uno de los profesores cuente con una PC que esté conectada a Internet. No hemos logrado llegar a ese nivel, pero nos falta muy poco. El problema es que por la falta de presupuesto no podemos tener tantas computadoras como quisiéramos; sin embargo, tenemos lugares muy específicos en donde pueden conectarse, en las bibliotecas y en los centros de cómputo.”

- Es decir, en la UAM buscan tener la suficiente cantidad de nodos para dejar de usar paulatinamente sus actuales redes híbridas y mejor utilizar redes un poco más estables con mayor velocidad. “Esto lo vamos a hacer primero dentro de las mismas unidades, y posteriormente entre los campos. El problema es que el costo es altísimo, pero poco a poco estamos haciendo mejoras a nuestra infraestructura.”

- Un punto coincidente en todas las instituciones es la búsqueda por lograr un acceso más productivo a Internet. Es sabido que por la red circula toda clase de información. Es un universo virtual tan diverso como el real, por lo que las limitaciones propias de las escuelas impiden tener un acceso totalmente libre a Internet.

- Por ejemplo, en la Universidad Anáhuac, explica Sánchez Mejorada, fomentan la idea de buscar información que realmente sea útil, y es que consideran que no todo lo que se publica en Internet está fundamentado. “Tenemos comités evaluadores en todas las escuelas que valoran si los sitios de Internet cumplen con los valores de la institución y con los contenidos educativos para que los profesores puedan montar posteriormente el conocimiento a la propia intranet”.

- En el IPN, según declaraciones de Alcaraz, para que el uso de Internet sea productivo, se parte de una estructura académica que tiene control y secuencias muy ordenadas en los planteles y en los centros de investigación. “En cada área contamos con un administrador y con una estructura de ejercicio y de control académico que permite que los laboratorios y las computadoras conectadas a Internet tengan ciertas medidas de seguridad. El acceso es bajo un programa riguroso. Asimismo, debemos ir normando la producción de información; no todos los proyectos satisfacen los mínimos niveles de calidad de información exigidos por los académicos que evalúan los procesos.”

- En la Universidad de las Américas tienen claramente valorados los fines académicos, y en ese sentido en la biblioteca no hay límite en su uso. “Si los profesores vienen a trabajar en asuntos de enseñanza y aprendizaje, tienen el acceso abierto a todas horas, de no ser así, el acceso sí se limita en tiempo.”

- En general, todas las instituciones de educación superior tienen muy claro el uso de Internet y los objetivos que debe tener su planta docente para aprovechar el conocimiento que circula en la red. Pero, ¿cuál es el siguiente paso?

- Al respecto, Alcaraz explica que su próximo plan institucional tiene que ver con el Corporativo de Universidades de Desarrollo de Internet (CUDI), el gran proyecto en el que están involucrados el mismo IPN, la UNAM, el Tecnológico de Monterrey, la Universidad de Guadalajara y la UAM.

- Esta nueva cara de Internet hará su aparición posiblemente en el primer semestre del presente año, y consistirá en que las instituciones educativas participantes podrán tener acceso a la red a través de una mejor infraestructura, con mayor velocidad y tecnología más avanzada de la que comúnmente conocemos. En Internet2 circulará únicamente, en un lapso que va de uno a tres años, material educativo e información de utilidad para las instituciones educativas participantes. Dependiendo del resultado, el uso se hará extensivo en forma comercial, tal como conocemos hoy en día a Internet.

- “El Politécnico ya terminó su tarea inicial, que corresponde a la parte técnica. Es decir, el diseño de ingeniería para Internet2. Incluso ya hemos hecho enlaces con Teléfonos de México y estamos tendiendo fibra óptica para que tres centros dependientes de esta dirección queden conectados para operar experimentalmente esta nueva fase de la red, haciendo las primeras pruebas piloto con el Cinvestav, con el Centro de Investigación de Cómputo y con la Escuela  Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica.”

- La UAM, explica Ruiz Verdugo, ha decidido empezar a aprovechar a Internet2 con proyectos de máxima prioridad, explotando características como el mayor ancho de banda que les permitirá un acceso más rápido y de mejor calidad. “En un principio, en el CUDI se ha acordado seguir una metodología que comprende, en principio, a las cinco instituciones pioneras como las iniciadoras y usuarias.

- Posteriormente se irán agregando más universidades. Contaremos con el apoyo de las autoridades federales, la Secretaría de Educación Pública (SEP), y las empresas propietarias de la tecnología necesaria, como Cisco Systems, AT&T, Telmex, Nortel, y otras más que están haciendo aportaciones para tener la infraestructura básica y operar el año próximo a Internet2.”

- Es decir, México está a un paso de ser testigo de una nueva fase en el desarrollo de Internet. Es necesario que las instituciones educativas de educación superior empiecen a explotar esta nueva cara de la red, a experimentar en ella, a mejorarla. Cierto, todas están conscientes de sus limitaciones, sobre todo presupuestales, no de conocimiento, pero existe la seguridad de que ahí se irán diseñando los nuevos esquemas educativos que exige el nuevo entorno.

Ahora ve
La intención de AT&T de comprar Time Warner se discute en una Corte de EU
No te pierdas
×