Lanix <BR>Mexicana... ¿hasta cuándo?

Esta compañía lucha por sobrevivir en un mercado donde los gigantes internacionales del cómputo s

A raíz de la apertura comercial y de la globalización de las economías, el -escenario de los mercados se viene modificando constantemente, lo que obliga a -las empresas a reaccionar frente a las nuevas realidades. Este es el caso de -Lanix Technology, la cual se fundó hace menos de una década al prever un gran -potencial de desarrollo en México en cuanto al uso de las computadoras -personales (PCs). La empresa, no obstante, ha visto limitadas sus metas por la -contracción de la demanda doméstica, la feroz competencia con los gigantes de -la industria y la fuerte batalla con ensambladores anónimos que día con día -proliferan en el país.

- Esta empresa mexicana con sede en Hermosillo, Sonora, acusa una -sobrecapacidad de producción en relación con las ventas que logra colocar -anualmente. El potencial de fabricación de la compañía alcanza las 15,000 -computadoras mensuales, pero su cifra de ventas al año fluctúa en alrededor de -30,000 unidades.

- Ese desfase se debe a que, al visualizar un mejor futuro en sus negocios, los -accionistas de Lanix celebraron hace dos años una ampliación de su planta -industrial localizada al norte de México, llegando a duplicar su volumen de -ensamble de estos equipos de cómputo. Sin embargo, a la fecha la inversión no -ha rendido los frutos esperados.

- Pero al mal tiempo buena cara: los directivos de la compañía se consideran -preparados para responder a una reactivación del mercado nacional, al mismo -tiempo que continúan atacando otros frentes, como la exportación, que hoy en -día les representa 15% de sus ingresos. Actualmente, se encuentran en un -periodo de consolidación de sus exportaciones a Chile, Venezuela, Costa Rica y -El Salvador, y están por incursionar en los mercados de Colombia, Perú y -Bolivia como parte de su estrategia de atacar una región natural para ellos –Latinoamérica–.

- Lejos de darse por vencidos frente a las multinacionales, los socios -mexicanos se proponen continuar la lucha por ganar más participación en este -reñido sector. Su posicionamiento actual en el sector de PCs en México es, -según datos de la propia empresa, de 5.4%, y aunque sus directivos no tienen -bien claro qué tanto pueden crecer en el futuro, el objetivo es, desde luego, -incrementar o por lo menos sostener esa participación.

- El negocio, constituido en 1990 a iniciativa de un grupo de industriales de -los estados de Sonora –Benjamín Aguilar y Francisco Noriega– y Jalisco –Eduardo -Partida y José Luis Montiel– ha sido, considerando las condiciones de alta -competencia, relativamente satisfactorio. Aunque las ventas históricas de Lanix -no son espectaculares, sí han mantenido un ritmo de constante crecimiento. En -1997 sus ingresos alcanzaron $30 millones de dólares, equivalentes a la venta -de un total de 35,000 computadoras, y para este año esperan cerrar sus -operaciones por un monto de $40 millones de dólares.

- Carlos Figueroa, director de la zona centro de Lanix, dice que la visión de -los socios de entrar en un negocio rentable sí se ha cumplido y mantienen -fuertes expectativas sobre el desarrollo del mercado, a pesar de sus constantes -altibajos. Aunque el panorama en el corto plazo no se vislumbra propiamente -feliz, siguen trabajando en mejorar su tecnología y cumplir con los estándares -de ensamble a escala mundial.

- Figueroa, quien ha colaborado en Lanix desde sus orígenes, comenta que la -empresa es una organización que asume el reto de crear equipos de cómputo que -respondan a las expectativas y deseos de sus clientes. Como una medida -estratégica para reforzar el plus de sus productos, la firma se ha -asociado tecnológicamente con empresas líderes en la industria, como Intel, -Samsung, Maxi Switch, Western Digital, Daewoo Electronics, Microsoft y Seagate -Technology.

- Sobre este punto, Figueroa comenta que si bien entre las corporaciones de -cómputo se han hecho usuales las fusiones, Lanix seguirá conservando hasta -donde sea posible su carácter de empresa 100% mexicana, y sólo continuará con -su política de apertura a las alianzas estratégicas que le convengan con el -fin de “estar a la vanguardia en computación”.

- MÁS BARATO QUE LOS FAMOSOS
-
La empresa asegura que sostendrá como uno de sus lineamientos principales la -oferta de productos más económicos en relación con los competidores -multinacionales. Ello se les facilita más, según el directivo, con la -complementación establecida con prestigiados proveedores de partes y -componentes, así como con los abastecedores de software.

- Figueroa dice que el precio que ofrecen en el mercado nada tiene que ver con -la calidad de los equipos, ya que la marca Lanix “es tan buena como cualquiera -de los competidores líderes en la industria, llámese Compaq, HP, IBM o Acer”.

- Alega que las computadoras Lanix son más versátiles, pues se ajustan a las -necesidades de los clientes en cuanto a la renovación de su tecnología. -Sostiene: “Somos una compañía más hecha al mercado mexicano; mantenemos un -contacto más cercano con distribuidores y mayoristas y ello nos da la -posibilidad de reaccionar rápidamente a las exigencias de los consumidores, en -comparación con las grandes firmas multinacionales.”

- No obstante, Figueroa destaca que entre las desventajas que enfrenta Lanix -frente a corpulentos consorcios es la falta de recursos para ejercer altos -presupuestos publicitarios. Por su carácter multinacional, las firmas foráneas -tienen ventas globales muy superiores a la empresa mexicana, sobre las cuales -seleccionan una partida de 10% a 15% para este renglón.

- En vista de la diseminación de la competencia por todo el país, Lanix -pretende focalizar su atención los próximos años en las licitaciones -públicas y privadas y lograr una mayor penetración en el sector educativo. Si -bien antes su prioridad era cubrir el mercado de las empresas medianas y -pequeñas y el gran segmento de los hogares, los directivos buscan reforzar sus -medidas de comercialización de productos en otros nichos de mercado.

- La devaluación del peso a finales de 1994 fue especialmente crítica para la -compañía. Reconoce Figueroa que la empresa tuvo que realizar severos ajustes -financieros y operativos para paliar el golpe. Se tomó la determinación de -tener cero inventarios en sus sucursales del Norte, Bajío y Centro de la -República Mexicana y, aunque asegura que la empresa no descuidó el abasto y el -servicio de sus clientes, el ajuste implicó serios movimientos en el manejo de -procesos.

- Pero la devaluación no ha sido el único ni el más grave problema para esta -empresa. También la presión que ejercen los armadores de “cajas blancas” o -clones en el país es durísima. Figueroa admite que es difícil pelear -contra fabricantes de computadoras que no dan servicio ni garantía, no -invierten en publicidad ni cuentan con una planta con certificación ISO-9002, -como es el caso de Lanix. “Nos ha pegado que cada quien arme su máquina”, -dice. No obstante, advierte sobre los riesgos que corren los compradores al -hacerse de un equipo “hechizo”, ya que en caso de alguna falla no saben a -quién de los tantos proveedores de componentes reclamar.

- El grado de integración nacional de Lanix es de 40%, pero muchos de sus -abastecedores internacionales de insumos ya cuentan con plantas en el país y -atienden a clientes de todos los tamaños. Eso podría suponer que la cantidad -de componentes hechos en México pudiera acrecentarse, si es que se puede -mantener ese ritmo de proveeduría local.

- La guerra por ganar la preferencia de los consumidores de equipos de cómputo -es, ciertamente, una preocupación para todas las compañías del ramo. De las -primeras cinco empresas que encabezan la industria, Lanix es la única -ensambladora mexicana, pero después de ella se ennumeran otros armadores de -menor tamaño entre los que sobresale también la actividad de los -distribuidores y mayoristas de estos equipos, quienes antes promovían sólo la -ventas de productos de marca y ahora prefieren guardar silencio y dejar más -libre la elección de los compradores.

- Lanix y sus competidores apuestan, finalmente, a que el uso de los equipos de -cómputo, aunque todavía es bajo en México, tiene grandes posibilidades de -expandirse. En el país, sólo cuatro de cada 100 habitantes disponen de uno de -estos equipos, mientras en Estados Unidos son 33 de cada 100.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Lo cierto es que aun con las contracciones del mercado, en México, donde el boom -de las PCs se cuenta desde hace un poco más de una década, se mantiene una -tendencia de crecimiento de la base instalada. El ritmo de desarrollo de la -demanda interna no es el que muchas compañías de cómputo desearían, pero -según datos de la firma investigadora Select-IDC, en tanto que en 1990 se -contaba con 634,000 unidades en el país, al cierre del primer semestre de 1998 -se cuantificaron 3.7 millones de unidades.

- Y Lanix no quiere ceder ni un trozo de lo conseguido hasta ahora.

Ahora ve
El incierto futuro de Jeff Sessions en el gobierno de Trump está por aclararse
No te pierdas
×