Las claves del sur

No hay fórmula perfecta: hay quien crece con reformas políticas y quien se apoya en la economía p
Bárbara Anderson

Un fenómeno resulta vital para encauzar la economía en América Latina: el liderazgo. “Las instituciones son frágiles y los personalismos muy fuertes”, asevera Rosendo Fraga, director del argentino Centro de Estudios Nueva Mayoría.

-

Quizá por eso, “la política anda ahora mejor que la economía”, según Isaac Cohen, ex director de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Por otra parte, el director de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, Arturo Valenzuela, afirma: “Hoy en día en la región existe una crisis de representatividad de rendición de cuentas, que efectivamente las instituciones respondan a su responsabilidad.”

-

Cuando la política no cuenta
Chile aplicó las reformas estructurales durante la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990), bajo la guía de la Universidad de Chicago y sus monetaristas encabezados por Milton Friedman: banco central autónomo, tipo de cambio flotante, equilibrio fiscal y liberalización comercial.

-

Las reformas políticas llegaron gracias a las económicas, con la victoria de Patricio Alwyn en las elecciones de diciembre de 1989. “No se concebía una economía de apertura al comercio con una política dictatorial”, afirma Jorge Vasconcelos, investigador jefe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL).

-

La economía continuó creciendo a tasas superiores a 5%  en la transición de la democracia (10.6% en 1995). La moderación del desarrollo, con incrementos de 3%, es un fenómeno reciente. El presidente chileno, Ricardo Lagos, quiere aprobar antes del fin de su mandato reformas de corte social para corregir los efectos de dos décadas de ajuste macroeconómico.

-

Cuando la política sí cuenta
Luiz Inácio Lula da Silva logró calmar a unos mercados financieros que lo recibieron de uñas. Ni él ni su predecesor –Henrique Cardoso, un abanderado del tercermundismo en los años 70– aplicaron en la Presidencia acciones populistas de efecto inmediato. Lula afrontó  la oposición de parte de su bancada, el Partido del Trabajo (PT), por su recorte a las pensiones públicas, y la de los gobiernos locales por limitar su capacidad recaudatoria en la reforma fiscal aprobada en septiembre. Aun así, logró el apoyo de la Cámara de Diputados a sus propuestas, y espera que las ratifique el Senado en noviembre.

-

“Brasil tiene el sistema político más avanzado de toda Latinoamérica”, considera Jorge Vasconcelos. Con una trayectoria de crecimiento lenta (para el tamaño de economía que representa) optó por salir a conquistar el mundo, sea con exportaciones o tentando a la inversión directa.

-

Cuando el crecimiento mata a la política
Las presidencias truncas de Fernando De la Rúa en Argentina (1999-2001) y Fernando Collor de Melo en Brasil (1990-1992), el primero por revueltas sociales, el segundo por corrupción, demuestran que liderazgos políticos ineficaces pueden agravar las dificultades de la economía. Argentina es un caso especial: las bonanzas económicas acabaron siendo su “salvavidas de plomo”, según Rosendo Fraga.

-

“Los éxitos económicos del primer periodo de Menem fueron la excusa para permitir distorsiones políticas y no cambios estructurales”, señala Jorge Vasconcelos. Una fue que lograra el acuerdo general para modificar la Constitución nacional en pos de la reelección.

-

El levantamiento popular provocado por un tipo de cambio fijo en un entorno externo desfavorable tiró por la borda la presidencia de De la Rúa. La economía se desplomó 10.9% en 2002. Como en Ecuador, la mayor fragilidad está en sus instituciones –corrupción en los poderes Legislativo y Judicial–. “No hay economía moderna sin instituciones sólidas”, resume Vasconcelos.

-

Algo así le sucede a la revolución bolivariana de Hugo Chávez en Venezuela. Pese a la movilización de la oposición en 2002, el mandatario consiguió mantenerse en el poder. La CEPAL augura que Venezuela sufrirá este año una caída de 13% en su PIB.

-

Cosas del liderazgo.

Ahora ve
No te pierdas