Livin&#39 la vida logo...

Moda

¿Qué treintón no recuerda el cocodrilo de Lacoste, la manita de Sasson y el brioso caballo de Jordache? Todos los trajeron estampados en su ropa, pero todos renegaron de ellos cuando empezó la década de los 90.

- Lo máximo permisible de esos años era el cinturón con la hebilla de la “H” de Hermès. Si en los años 80 traer logos en el cuerpo era señal de estatus, en los 90 pasó a ser un detalle de mal gusto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Hoy, las cosas vuelven a cambiar. El fashion-system recicla los datos divertidos de la década más ostentosa del siglo XX, y trae las marcas a toda vista. La locura por los logos se vuela la barda: Gucci estampa prendas con sus dos “G”, Celine, la línea que resucitara Michael Kors, retaca sus diseños de letras “C”, Dior plasma su nombre lo mismo en bolsas, que en zapatos y en prendas de vestir y Louis Vuitton le saca más partido que nunca a su monograma “LV” y a su famosa lona Damier.

- Para mujeres, la logomanía aparece no sólo en accesorios, sino también en blusas, faldas y abrigos. En moda de hombre el asunto es más discreto, pero ahí está. Mientras más iniciales se porten, más in se vuelve el individuo.

Ahora ve
Estos son los hechos que prueban que el cambio climático es una realidad
No te pierdas
×