Lo que necesito, ni un peso más

El Banco de Crédito del Perú ya aplica Utility, un sistema de tercerización donde se paga sólo l
Sacnicte Bastida

Comprábamos en forma desordenada, reconoce Ricardo López, subgerente del área de producción de sistemas del Banco de Crédito del Perú (BCP). Hace dos años, el personal de informática de la institución financiera tenía un problema: de 1,000 equipos adquiridos al año, no todos se utilizaban. Evidentemente, nadie estaba contento: el área de finanzas ya no autorizaba más presupuesto para el gasto en  tecnología; los empleados no usaban aparatos nuevos, para el equipo de sistemas era imposible migrar hacia dispositivos y sistemas operativos más modernos.

- La historia resulta descabellada considerando que el BCP es el banco más grande y antiguo de Perú, ya que sus préstamos representan 34.4% del total del sistema financiero peruano. Sin embargo, lejos de que la tecnología fuera su punta de lanza, ésta se estaba convirtiendo en una piedrita en el zapato.

- Por tal motivo, en 2003 surgió una idea todavía más descabellada: el personal de sistemas se propuso renovar su infraestructura sin la necesidad de invertir en nada. La decisión fue implementar soluciones bajo una nueva tendencia de la tecnología, un terminajo que sólo a los mercadólogos de la industria de ti se les puede ocurrir: cómputo utilitario.

- ¿De qué se trata? Bajo las reglas de cómputo utilitario –que es una nueva vertiente del outsourcing (tercerización) también llamado Utility o cómputo en demanda–, el cliente sólo tiene que preocuparse por utilizar la infraestructura que se le entregará de forma automática, con toda la confianza de que los costos ocultos no aparecerán durante el proceso. Esto es, el proveedor entregará unidades de servicio y cobrará sólo por lo consumido, situación que pone en desventaja al outsourcing tradicional, pues por lo general la empresa termina por incluir gastos no previstos.

- La ventaja que tienen las organizaciones bajo esta estructura, que según IDC tomará auge hasta 2008, es que los servicios siempre estarán disponibles, las características de la tecnología son estándares y el pago sólo es con respecto al uso. “Cómputo utilitario significa alinear la estrategia del negocio con respecto a la tecnología. Una vez definidas las acciones a seguir, se capacita al área de sistemas y se ofrece respaldo a la información”, asegura Liliana Bravo, arquitecto de soluciones en HP, firma que ofrece un producto bajo estas características llamado PC Utility, aunque en el mercado hay otras opciones como las ofrecidas por IBM y Sun Microsystems.

- Utility está dirigido totalmente a las empresas medianas y grandes, porque las compañías que lo ofrecen han puesto un mínimo de estaciones de servicio en 250 equipos, política que borra a las pequeñas del mapa en primera instancia, debido a que la solución no ha sido considerada para ellas por ahora.

- Más barato, más eficiente
El Banco de Crédito de Perú hoy puede relatar su historia que de cuento de horror se transformó en novela rosa, con una reducción de 20% en el gasto destinado a las ti, que asciende a 60 millones de dólares anuales. El motivo es que sólo tiene que pagar por el uso del equipo que además le incluye un servicio completo de soporte y capacitación a su personal de sistemas, entre otros.

- El BCP –que tiene 217 oficinas en Perú y 8,000 empleados, así como sucursales en Panamá, Bolivia y Miami–, contaba con 5,500 equipos distribuidos a nivel nacional a los que debía brindar soporte técnico. Después de implementar esta solución, la institución financiera lleva ya 2,500 equipos renovados y paga 132,500 dólares mensuales por el servicio completo, y por el resto de la base instalada que no se cambió, el precio es de 91,800 al mes.

- IBM, Altel y HP fueron las tres empresas que consultaron antes de dar el paso. Las tres firmas ofrecían soluciones a la medida, pero la mejor opción para el Banco resultó ser HP, ya que les propuso, adicional a lo anterior, la compra de todos los equipos viejos por 3.5 millones de dólares y una total innovación tecnológica por cuatro años.

- Este nuevo tipo de servicio está basado en tres áreas de oportunidad: el negocio, proveer soluciones específicas como servicios de colaboración; aplicación, ofrecer un marco de referencia en aplicaciones; e infraestructura, dar poder de cómputo y/o almacenamiento virtualizado –compartido por varios clientes–.

- Orden en casa
Bajo el concepto de Utility la tecnología se comparte en mayor medida, pues el proveedor es dueño de los activos de ti y el servicio se entrega desde un centro de negocios remoto. Sin embargo, la adopción de este modelo depende, en gran medida, de la política interna de cada compañía o prospecto de cliente, porque muchos temen que su información no esté segura fuera de sus dominios. Ahí entra la decisión del director general que apueste o no por cómputo utilitario y que cada área muestre sus necesidades y los objetivos del negocio.

- Por su parte, el departamento de sistemas debe actuar como un proveedor interno de servicios, aceptar que es necesario compartir el presupuesto y los recursos, así como asegurarse que los niveles de servicio sean cumplidos.

- Los principales motivos para que el cliente adopte este modelo es simplemente por el requerimiento de atender a todas las áreas del negocio. Y es que todos los departamentos son prioridad dentro de la empresa: ventas, mercadotecnia, servicios, entre otras.

- Mucho ruido, poco desarrollo
En México el grueso del gasto destinado a la tecnología se concentra en los fierros. IDC prevé que para 2005 el mercado total de ti valga 7,903 millones de dólares, de los cuales 50% se destinará a hardware, porque las empresas se vuelcan al mantenimiento y soporte de su base instalada, principalmente, aunque también se destine un pequeño porcentaje para la actualización de licencias de software. Esto origina un escenario en el que deben optimizar sus recursos aunque estén conscientes de que no tendrán más dinero para comprar nuevas aplicaciones.

- Cristina Rivas, analista senior de software en IDC, advierte que la solución no es que todas las organizaciones migren hacia Utility, sino saber cuáles son las necesidades del negocio, cuáles son los objetivos y evaluar a todos los fabricantes que puedan solucionar los requerimientos con tecnología.

- Ahora, dentro del Banco de Perú tanto el personal de sistemas como los subordinados en general están satisfechos, debido a que  cuentan con equipos nuevos, soporte técnico en cualquier momento y pueden hacer pruebas de cualquier tipo, pero el área más agradecida es la de finanzas que no invirtió  nada y se ahorró 20% del gasto total en ti.

Ahora ve
Esto es lo que deja el año 2017 en América Latina
No te pierdas
×