Los 100 hombres que mueven a México

Sus empresas representan un capital equivalente a 20% del PIB de México y emplean a casi 10% de los
Javier Martínez Staines

México es un país de tradiciones. Por ello no debe sorprender que, en la cima de los negocios, los nombres y apellidos sean casi legendarios.

-

La mayoría de los empresarios enlistados en las siguientes páginas ha construido sus consorcios a lo largo de décadas. En algunos casos, de hecho, las segundas o terceras generaciones son las que se encuentran a cargo. Baste con citar a los Azcárraga, Sada, Senderos, Quintana, Larrea, Garza y Servitje, entre muchos más. Aún en el camino de la institucionalización, la norma familiar sigue imperando en las estructuras accionarías del aparato productivo mexicano.

-

No obstante, luego de la involuntaria depuración que provocó el error de diciembre –¿alguien recuerda hoy a los Martínez Güitrón, los Legorreta y los Ballesteros, por ejemplo?–, las nuevas generaciones han capitalizado aquello del “tiempo de crisis, tiempo de oportunidades” e, incluso, algunos ya aparecen dentro del selecto grupo de Los 100. Quizá las mejores muestras son las de Alejandro Soberón, de CIE, y Guillermo González, de ECE, quienes han transformado el showbusiness en México.

-

¿Qué negocios destacan? Es más fácil decir cuál no figura.  Dentro del listado que inicia en la página 44, el lector encontrará una rica variedad de giros: industria tradicional, comercio, comunicaciones, turismo, agroindustria, construcción, entretenimiento, banca y servicios diversos. Pero las tecnologías de información son todavía el gran ausente dentro del desarrollo empresarial mexicano.

-

Lo anterior no significa que la visión a futuro se encuentre lejos de la mente de estos hombres. Cada uno en su trinchera ha demostrado aptitudes para sobrevivir en un ambiente de crisis recurrentes y ha llevado a sus empresas hacia el camino de la competitividad internacional.

-

Ejemplos: Alfonso Romo dio un viraje espectacular de la industria tradicional (el tabaco) a la agrobiotecnología, rubro en el que es el principal actor global. Roberto González Barrera exporta idiosincrasia (tortillas, pues) a mercados insospechados, como Europa. Carlos Slim Helú, con su estilo peculiar, rompe alianzas y entra por la libre con sus teléfonos a Estados Unidos. Isaac Saba es el nuevo rey mundial del poliéster. Lorenzo Zambrano conquista mensualmente nuevos mercados.

-

Los pesos de la responsabilidad 
Vaya responsabilidad la que recae sobre Los 100. Baste señalar que la suma del capital contable que representan es equivalente a 20% del Producto Interno Bruto de México en 1998. Los activos de sus consorcios representan 53% del PBI. Los empleos que generan (arriba de un millón) significan casi 10% del total de trabajadores asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

-

Estos hombres, se dice fácil, son la punta de lanza de la urgente modernización del país. Son los principales generadores de riqueza. Son quienes han mantenido sus capitales en México y creado fuentes de empleo. Son, al tenor del adelgazamiento del Estado, quienes aplican recursos en busca de un desarrollo sostenible.

-

Casi todos, al menos. Porque, por supuesto, en estilos se rompen géneros: polémicos, visionarios, agresivos, conservadores, políticos, apolíticos, elusivos, públicos, comprometidos, etcétera. Cada cabeza es un mundo.

-

Por otro lado, en términos de distribución geográfica, la mezcla de Los 100 es la siguiente: 58 tienen la sede corporativa de sus negocios en el Distrito Federal. Abrumadora mayoría. A continuación, Monterrey destaca con 20, seguido de Guadalajara (cuatro), Chihuahua (tres), Toluca y Puebla (dos) y, con uno, Monclova, Celaya, Durango, Tampico, Xalapa, Saltillo, Torreón, Culiacán, Mérida, Parras y Ciudad Juárez.

-

En cuanto a ascensos y descensos en el ranking, considerando el listado del año anterior, destacan los casos de Roberto Hernández, de Banamex, quien subió del octavo al cuarto; Isaac Saba (KoSa), del 20 al 11, y Alejandro Soberón (CIE), del 79 al 44. En el primer caso destacó el programa de capitalización aplicado al banco. En el segundo, la compra de Trevira, el negocio de poliéster de Hoescht/Celanese. En el tercero, la agresiva estrategia de crecimiento dentro y fuera del país. En descensos, los más bruscos fueron los de Joaquín Vargas Gómez (Corporación Mexicana de Restaurantes) y de José Mendoza Fernández (Bufete Industrial). La razón se llama deuda.

-

Y algunos más entraron al listado por primera vez. Compartieron sus datos con Expansión , o bien nuestros analistas nos ayudaron a calcularlos. Se trata de Olegario Vázquez Raña (Grupo Ángeles, Cía Hermanos Vázquez), Carlos Peralta Quintero (Grupo Iusacell), Roberto Alcántara (Bancrecer), Sergio Autrey (Satmex), Abelardo Garciarce (Consorcio Aga), Elmer Franco (Grupo Infra), Jorge L. Garza (Grupo Axa), Francisco Sánchez-Loaeza (Panamco), Guillermo Zambrano (Proeza), Eugenio López Rodea (Jumex), Fernando Ponce (Administración Peninsular Corporativo), Alejandro Burillo (Pegaso Comunicaciones y Sistemas), Alfredo Achar (Comex), Ignacio Aranguren (Arancia), Tomás Milmo Zambrano (Axtel), Gilberto Marín (PI Mabe), Jorge Rangel de Alba (Ixe), Gaspar Rivera Torres (Frisa) y Guillermo González (ECE). Bienvenidos.

Ahora ve
No te pierdas