Los Camino Real en terapia intensiva

Si se le pregunta a Olegario Vázquez Raña e hijo si podrán acabar con la accidentada historia de
José Luis Reyes

A unos meses de haberse convertido en los nuevos dueños de la afamada cadena de hoteles Camino Real, Olegario Vázquez Raña y su hijo Olegario Vázquez Aldir, una familia con larga trayectoria en los negocios, ya se autoimpusieron en su nueva aventura empresarial un objetivo, y el plazo para cumplirlo: elevar de aquí a diciembre de 28% a 40% las utilidades de los hoteles recién adquiridos.

-

El 29 de marzo pasado, Grupo Empresarial Ángeles (GEA), fundado y presidido por Vázquez Raña, fue oficialmente declarado ganador del principal paquete de activos de la cadena Camino Real, puestos a la venta en diciembre del año pasado por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB) –que a su vez los recibió de Banco Unión, actualmente en proceso de liquidación–, en el marco de su Programa de Enajenación de Bienes. Con una oferta de $255 millones de dólares, GEA se adjudicó seis hoteles de la cadena: los ubicados en las ciudades de México, Cancún, Guadalajara, Puerto Vallarta, Acapulco y El Paso (Texas), así como 22% de la propiedad de uno más localizado en Saltillo, Coahuila. También se adjudicó los contratos de operación de los hoteles Sumiya (localizado en Huatulco, Oaxaca) Camino Real Oaxaca y Zaashila (en Cuernavaca, Morelos).

-

La oferta del grupo en esta operación, que comprende un total de 2,288 habitaciones, superó por $50 millones de dólares a la de Grupo Posadas, la más grande firma hotelera mexicana.

-

Estas adquisiciones se suman a las mueblerías, hospitales, cafeterías y aeropuertos que constituyen los negocios de GEA.

-

En busca del brillo perdido
Real Turismo, la empresa creada por Vázquez Raña para la conducción del nuevo negocio del grupo, no adquirió la totalidad de los hoteles que conformaban la cadena Camino Real (16 inmuebles), sino sólo aquellos que, a su juicio, dan mayor certidumbre para el retorno de la inversión. Específicamente, no interesaron al grupo comprador los hoteles Las Hadas, ubicado en Manzanillo (Colima), y los Camino Real de Tuxtla Gutiérrez (Chiapas), Villahermosa (Tabasco), y Mazatlán (Sinaloa).

-

La historia de los Camino Real es larga. El primer hotel con este nombre surgió a finales de la década de los años 50, en Guadalajara, Jalisco, por iniciativa de José Brockmann Obregón y un grupo de inversionistas locales. Después de que la década de los 90’s fue para estos hoteles un periodo de incertidumbre –debido a que las deudas pasaron de manos de Zonura Compañía Hotelera, de Álvaro López Castro, al control de los bancos acreedores y, al quebrar éstos, al Fobaproa–, los Vázquez Raña se proponen revitalizar sus operaciones y recuperar el prestigio perdido por la mayoría de los inmuebles.

-

En los años en los que Camino Real operó bajo una administración gubernamental, las inversiones en sus inmuebles, que a pesar de todo conservaron su categoría de hoteles de cinco estrellas, fueron prácticamente nulas. El resultado fue el deterioro en instalaciones, equipos y mobiliario, así como una baja en tarifas de hospedaje, muchas veces, incluso, por debajo de las de hoteles de la misma categoría. En la actualidad, el precio de las habitaciones de más alto rango ronda los $1,800 pesos, en tanto que las del más bajo se ubican en $720 –un precio promedio de $1,100 pesos–.

-

Los nuevos propietarios, quienes se proponen aumentar a 40% la utilidad de operación en los hoteles adquiridos, no consideran una revisión tarifaria, por lo menos no en el año en curso. En 1999, Camino Real obtuvo una utilidad de operación de $24 millones de dólares y consiguió un nivel de ocupación de 62%.

-

Real Turismo buscará mejorar estos números a través de tres acciones simultáneas, orientadas a una mayor eficiencia, reducción de costos y aumento de las ventas. En materia de productividad, la compañía adoptará un parámetro en boga, el Revpar (ingresos por habitación disponible).

-

El departamento de ventas y mercadotecnia será una pieza fundamental en la nueva estrategia. Su tarea inmediata es incrementar los niveles de ocupación al tiempo que buscar que los hoteles generen una mayor derrama económica en los centros de consumo (restaurantes, bares, etcétera) y el incremento del uso de otros servicios (centros de negocios, actividades recreativas, etcétera). Para lograrlo, Real Turismo –cuya dirección general ocupa Olegario Vázquez Aldir, ex vicepresidente y director general de Grupo Ángeles– ha dado inicio a una reingeniería de procesos, con la asesoría de un equipo de consultores, conforme a la cual se revisan las estructuras organizacionales en cada hotel y plantean transformaciones con miras a una mayor integración entre los hoteles y respecto de las otras empresas del grupo. Por ahora, la empresa ya hizo reubicaciones de personal administrativo en un intento por ganar en eficiencia. Hasta el momento no se han registrado despidos en una plantilla que supera las 5,000 personas.

-

¿Tienen algo en común un hotel y un hospital?
También dio inicio en la compañía un riguroso programa de reducción de costos, mediante el cual se pretende crear sinergias con las demás empresas del grupo, en áreas como la de compras.

-

Vázquez Raña se muestra confiado de los ahorros y beneficios que producirán estas medidas. Las provisiones para un hospital, actividad que el grupo conoce muy bien, son similares a las de un hotel, asegura. Por este motivo el director de compras de Grupo Ángeles –al que pertenecen los hospitales Ángeles del Pedregal y Las Lomas, Mocel y Metropolitano, en la Ciudad de México, así como los nosocomios Del Carmen, en Guadalajara y Ángeles, en Querétaro– fue trasladado a la dirección de compras de Real Turismo. Su misión es crear una central de adquisiciones que busque generar ahorros. Asimismo, se buscará que la empresa hotelera se abastezca de muebles y aparatos electrónicos de las tiendas Hermanos Vázquez, también propiedad del grupo. Quizás los ahorros en este renglón no vayan más allá de 3%, pero traducido en dinero “serán muchos miles de pesos”, dice Vázquez Raña.

-

Adicionalmente, la compañía espera que la ampliación en el periodo de pago a los proveedores, una mayor rotación de inventarios y un manejo eficiente de los insumos de los distintos negocios redunden en mejores resultados operativos. Hasta el pasado mes de junio, el EBITDA (ingresos antes de depreciaciones, amortizaciones, impuestos, gastos de capital y costos financieros) de Real Turismo ascendía a $30 millones de dólares, en tanto que la utilidad de operación se ubicaba en 28%.

-

Aunque se dan casos de hoteles en los que ese índice llega a ser de 50%, en la industria quien alcanza una utilidad de 35% es considerado un operador eficiente. Puesto que para lograr resultados similares a éstos es indispensable aumentar la rotación de huéspedes en las habitaciones, uno de los problemas que se anticipa podría enfrentar Real Turismo es un acelerado proceso de deterioro de las instalaciones adquiridas.

-

A pesar de ello, la firma se ha planteado llegar, en de dos años, a una utilidad de operación 40% o superior, es decir, quiere generar un EBITDA de $50 millones de dólares anuales –un avance significativo respecto de los $24 millones de dólares obtenidos en 1999–.

-

El paquete adquirido incluye 16 contratos de operación (hoteles propiedad de terceros pero que serán manejados por Real Turismo). El interés manifiesto de la firma es continuar con estos contratos –lo que no está definido es si estos inmuebles continuarán funcionando con la marca Camino Real–. Su oferta para los propietarios de esos hoteles es que bajo su administración recibirán mejores resultados a través de la implantación de economías de escala y de las sinergias articuladas con el apoyo de GEA.

-

Vázquez Raña afirma que estos contratos de operación (que suman 3,200 cuartos) se sustentarán en las mismas bases con las que han funcionado hasta ahora; su idea es, una vez que la nueva administración esté a cargo en estos hoteles, iniciar pláticas con los propietarios para definir su relación comercial: o Real Turismo les compra el edificio, los hace sus socios o continúan como hasta ahora. “Somos gente de diálogo”, se autodefine el empresario.

-

En vista de la necesidad de remodelar los hoteles adquiridos, a ello será destinada la mayor parte de los $48 millones de dólares que planean invertir en esta etapa inicial, comenzando por habitaciones, centros de consumo (restaurantes, bares, etcétera), áreas públicas y recreativas de los hoteles de México, Cancún, Guadalajara y Puerto Vallarta. En ese orden, los inmuebles serán remozados en un lapso de año y medio. (Es probable que Ricardo Legorreta, arquitecto de los hoteles de México y Cancún, sea el encargado de hacer estos trabajos en todos los hoteles con el fin de unificar conceptos arquitectónicos y decorativos).

-

Trabajo en mancuerna
Para apoyar la ocupación, Real Turismo destinará $300,000 dólares en equipo tecnológico con el fin de homologar programas, a la vez que llevar un mejor control del inventario y de la operación en su conjunto. Pretende que, antes de que finalice este año, ya esté instalado y funcionando un nuevo sistema de cómputo. Si las necesidades de inversión son superiores al monto que han programado para ello y el flujo de efectivo generado por los hoteles no aporta lo suficiente, GEA está dispuesto a hacer inyecciones de capital. Vázquez Raña explica esa decisión: “el grupo trabaja totalmente en mancuerna, y si cualquiera de las compañías necesita recursos y otras lo tienen, inmediatamente los trasladamos; inclusive estos préstamos se manejan con pago de intereses. Hay ocasiones –agrega– en que hay que hacer aumentos de capital, y si Real Turismo necesita dinero, se le dará”.

-

A tres meses de haber adquirido la cadena, el grupo se plantea la posibilidad de admitir socios y preparar el lanzamiento al mercado de nuevos productos hoteleros. Aunque habituado a tener el dominio absoluto de sus empresas, Vázquez Raña adelanta su intención de fusionar Real Turismo y Grupo Aeroportuario del Pacífico, también parte de GEA, y vender en acciones entre 10% y 15% de la empresa conjunta a un selecto grupo de personas –no más de una decena–, que ya le manifestaron su interés por participar como socios.

-

Por otro lado, una vez que logre posicionar sus hoteles en la categoría de gran turismo, el siguiente paso será desarrollar dos nuevos conceptos hoteleros bajo las marcas Real Inn y Camino Real Express, para tener así presencia en las categorías de cinco estrellas y cuatro estrellas de servicios limitados (para hombre de negocios, sin restaurantes ni tiendas, los cuales están en boga entre las grandes cadenas hoteleras internacionales por su comprobada rentabilidad). Y pese a que es parte de su política de inversión financiarse con recursos propios (la compra de Camino Real se hizo con dinero del grupo), el empresario también está considerando una emisión primaria de acciones en el mercado bursátil, que serviría para acelerar la expansión y desarrollo de Real Turismo. El monto de la emisión y la fecha aún no está definida, pero se ha establecido que deberá depender del comportamiento del mercado bursátil y la eficiencia operativa de sus hoteles en un plazo de dos años, a partir de la compra. Vázquez Aldir ofrece un indicio del monto a colocar: apoyado en operaciones recientes relacionadas con el sector, como la compra de Hoteles Krystal y la cotización de Grupo Posadas, “si nuestro EBITDA fuera entre $40 y $50 millones de dólares, el valor total de la compañía podría oscilar entre $400 y $550 millones de dólares, (por lo que) de acuerdo a lo que definiera el comité de finanzas, a lo mejor colocamos 20 o 25%, según las necesidades de expansión.”

-

Con miras a dotar de mayor fuerza sus proyectos, que dé lugar a una expansión rápida y eficiente, en Real Turismo planean invitar a empresarios locales a invertir en sus hoteles. Las ciudades de interés son Saltillo (aun cuando Real Turismo posee una parte de un hotel en esta plaza, se estudia la posibilidad de separarse de esta propiedad y desarrollar un hotel propio bajo el concepto de servicios limitados), León, Monterrey y Tijuana, esta última también con un hotel operado por Camino Real –que dejará de usar ese nombre en el futuro–.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Independientemente de cómo y cuándo se concrete esa expansión, el objetivo que tienen los ejecutivos de Real Turismo no puede ser más claro: trabajar para recuperar en el menor plazo los $300 millones de dólares que Grupo Empresarial Ángeles lleva invertidos en Camino Real. 

Ahora ve
La violencia contra el gremio en México unió a 32 medios de comunicación
No te pierdas
×