Los más esperados

-

Bill Talbert, ceo del Buró de Turismo de Miami, no podría estar más contento con los viajeros mexicanos que, casi de la noche a la mañana, se han convertido en sus clientes número uno. “Nuestro principal mercado solía ser Brasil; ahora es México y año con año sigue creciendo”, dice.

-

Hoy los vuelos a Miami llegan repletos de mexicanos. ¿A qué atribuir este auge? Talbert cree que se debe a que el mexicano ha descubierto que es un lugar amable, divertido y confortable, en donde no hay que saber inglés para darse a entender con casi todos, lo que tira por tierra el viejo mito de que en la ciudad a los mexicanos no se les veía con buenos ojos y hasta se les maltrataba. Pero, además de las cifras, lo que más le entusiasma a los directivos de esta oficina es que el turismo nacional es heterogéneo, yendo desde los viajeros con presupuestos modestos hasta aquellos que no reparan en darse todos los lujos imaginables. “Antes solía ser que la mayoría de los mexicanos utilizaba a Miami como escala para llegar a Disney World; hoy se ha vuelto casi una parada obligada y un destino por sí mismo”, señala Julio Stieffel, vicepresidente asociado de ventas y turismo del Buró.

Ahora ve
No te pierdas