Los pendientes económicos

Los claros avances en la consecución de un clima de mayor estabilidad económica deben reflejarse a

‘‘El nuevo gobierno no tendrá que dedicar su inicio a remediar una crisis económica, como ha ocurrido ya con cuatro presidencias consecutivas, sino que podrá, con base en su propia estrategia y legitimidad democrática, dar desde el arranque renovado ímpetu al desarrollo de nuestra nación.”

-

Calcamos esta frase del reciente V Informe Presidencial porque aquí nadie puede estar en desacuerdo.

-

Se trata, sin más, de una auténtica aspiración de todos los actores económicos y sociales del país. Nadie quiere un incendio en el año 2000.

-

Sin embargo, hace falta más que un compromiso de mantener a las finanzas públicas lejos de un manejo electoral para que México ingrese al siglo XXI sin una coyuntura económica y con una salud financiera que derrame recursos hacia los sectores productivos y sociales. La política gubernamental de conducir el país con finanzas públicas sanas –característica indudable de la administración zedillista– es positiva, pero a todas luces insuficiente para alcanzar objetivos más ambiciosos que la mera estabilidad.

-

Quedó claro, pues, que la mayor prioridad del actual gobierno ha sido la estabilidad como condición del crecimiento. En otras palabras, la agenda de las autoridades financieras ha estado saturada de medidas para evitar los traumas, pero no de planes para estimular un desarrollo integral para resolver de fondo los problemas más apremiantes –muchos de ellos ancestrales– de la nación.

-

Hay innegables avances, pero son aún numerosos los pendientes. El principal: la prosperidad real de México. Es decir, la construcción de un ambiente de oportunidades para todos los ciudadanos de este país. Más allá del necesario trabajo para desarrollar condiciones óptimas de estabilidad económica –lo cual sí ha cumplido el gobierno federal–, es impostergable la siembra de proyectos viables y de veloz ejecución que estimulen la creación de empleos dignamente remunerados, la competitividad de las empresas de todos tamaños, la seguridad de todos los mexicanos y la aplicación expedita de la ley sin distinciones de ningún tipo.

-

Nos encontramos en un momento de importantes definiciones. Nuestras autoridades, todas, tienen en sus manos la oportunidad histórica de llevar a este país a un estadio de desarrollo sin precedentes. El tiempo se agota.

-

Honores a quienes honores merecen
Una felicitación muy cariñosa al doctor Carlos Llano Cifuentes, rector del IPADE y consejero editorial de esta revista, por la obtención del Premio Eugenio Garza Sada 1999.

-

Y otra más a José Gutiérrez Vivó y su equipo de gente de Infored, por sus 25 años de trabajo valiente y propositivo a través del programa Monitor de Radio Red.

-

Los editores

Newsletter
Ahora ve
Consejos para presentar tu declaración fiscal 2017
No te pierdas