Los trechos del dicho al hecho

-

Discursos oficiales van y vienen, dotados de una deslumbrante carga de buenos deseos y promesas instantáneas de recuperación económica. Pero más allá de los permanentes llamados a la confianza del presidente Ernesto Zedillo, en la actual administración prevalece una falta de coordinación en sus acciones. Baste con observar las diferencias que, sobre política económica, han tenido el gobernador del Banco de México, Miguel Mancera Aguayo, y el secretario de Hacienda, Guillermo Ortiz Martínez. La falta de congruencia que ha caracterizado a los miembros del gabinete en no pocas ocasiones se ha traducido en severas contradicciones.

-

Lo fundamental, sin embargo, sigue siendo la brecha entre los gobernantes y la realidad cotidiana de los gobernados. ¿Cuál es el origen de esta distancia? Que en México, desde mediados de la década pasada, la sociedad avanzó y la economía creció, pero la estructura política se quedó estática. Parece una verdad de perogrullo, aunque Carlos Salinas de Gortari no lo haya entendido así, que no puede haber un progreso sostenido, que trascienda sexenios, si las reformas económico-sociales no marchan de la mano con los cambios políticos en forma y fondo. Aunque a veces pareciera que el presidente Zedillo no lo ha detectado, hoy día, gobierno y sociedad hablan lenguajes totalmente distintos. La gente difícilmente confía en el buen rumbo de asuntos que, por su complejidad, no entiende, mientras día a día carga con el peso del ajuste económico. De ahí la grave crisis de credibilidad en la actual administración.

-

Puede ser, ojalá así sea, que los planes trazados por el presidente Zedillo y su gabinete tengan el buen fin que todos los mexicanos esperamos. Sin embargo, hasta ahora, en su planeación y ejecución siguen destacando errores de cálculo y visiones obtusas de no pocos funcionarios. Hay quienes dicen, sin faltarles razón, que lo que necesitan los servidores públicos es lo que vulgarmente se denomina "un bañito de pueblo". En otras palabras, un encuentro con la realidad de sus gobernados, sin los obstáculos de sus posiciones, le daría un carácter urgente a la necesidad de coordinarse.

-

La democracia, ese concepto que tanto aparece en los discursos del presidente Zedillo, cuando se adopta como práctica cotidiana en el ejercicio del poder, es un camino civilizado de ida y vuelta, que ni se identifica con el desorden que hoy priva en las acciones del Poder Ejecutivo ni equivale a una graciosa cesión de espacios para la actividad plural.

-

Más aire para la crítica y el diálogo
En otro esfuerzo por contribuir con pluralidad, análisis y argumentos a la urgente discusión sobre los senderos posibles para la economía nacional, EXPANSIÓN recibe en sus páginas al doctor Arturo Huerta. Abierto crítico de eso que se ha dado en llamar neoliberalismo, este economista regiomontano no sólo fue distinguido con el Premio Universidad Nacional en 1994, sino que ha tenido estadías de investigación en las universidades de California, en Berkeley, y de Campinas, en Brasil. Confronte el lector sus ideas con las de León Bendesky en la página 172.

-

Asimismo, en esta edición se inaugura "PyR", una sección con laque este quincenario desea subrayar su convicción de las virtudes del diálogo y la entrevista periodística. Y es Federico Reyes Heroles, politólogo de estirpe, el primer invitado a conversar con el lector (página 160).

-

Finalmente, con el deseo de brindarle más herramientas de información gerencial, a partir de la página 144 presentamos el artículo "¿Recompensas igual a lealtad?, traducido de Harvard Business Review, publicación cuyos derechos de reproducción tiene EXPANSIÓN en México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Los editores

Ahora ve
Legisladoras demócratas piden investigar a Trump por denuncias de acoso
No te pierdas
×