Lucent Technologies <br>La constelación

Compitiendo contra las fábricas hermanas de Singapur, Tailandia y Monterrey, la planta tapatía log

Con todo y que el teléfono se ha convertido en un elemento imprescindible en la vida cotidiana de millones de personas, más de la mitad de los seres humanos que habitan este planeta aún no sabe lo que es una llamada telefónica. Este increíble hecho revela el enorme potencial que tiene la industria telefónica, suculento bocado que despierta el apetito de proveedores de equipos y servicios.

-

Lucent Technologies (corporación que surgió en octubre de 1995 a raíz de la separación de AT&T en tres compañías independientes) es, sin duda, uno de los principales invitados al festín telefónico. Por ello, su división Productos de Consumo le está inyectando a su planta de manufactura de Guadalajara $100 millones de dólares. Con la inversión, esta fábrica de teléfonos alámbricos, inalámbricos, celulares y contestadoras automáticas, aumentará más de ocho veces su capacidad de producción –de 1.8 millones de aparatos en 1995 a 16 millones en 1998– e incrementará sus exportaciones –de $118 a $819 millones de dólares para el mismo periodo–.

-

Sin embargo, esta expansión poco tiene que ver con la mayor demanda de equipo que se espera genere la apertura de servicios de larga distancia recién iniciada en el país. Más bien, explica Carlos Bué Herrera, director general de Lucent Technologies Productos de Consumo de México, la planta enfoca sus baterías y la totalidad de su producción para apoyar a la división Productos de Consumo, la cual decidió abandonar el mercado internacional y concentrarse en consolidar su posición en Estados Unidos, donde su participación llega a 34% del mercado.

-

“Por ello –justifica el directivo– se retiraron los productos que vendíamos en México. En tanto no aseguremos que nuestro producto y nuestro mercado en Estados Unidos estén fuertes, no volveremos.”

-

DEDICADOS A SÍ MISMOS
-
Cuando el bloque dedicado a sistemas y tecnologías de telecomunicaciones de AT&T se aglutinó en una nueva corporación y adoptó el nombre de Lucent Technologies, la división Productos de Consumo cambió sus estrategias de operación.

-

El primer cambio fue que la división decidió comercializar, a partir de 1996, los productos diseñados y elaborados exclusivamente en sus propias plantas. Según Bué, hasta 1995 más de la mitad de lo que vendía Productos de Consumo eran equipos ya diseñados por ellos pero fabricados por otras compañías (bajo el esquema conocido como -Original Equipment Manufacturing), ya diseñados y producidos por terceros, a los que sólo se les ponía el logo de AT&T (a este esquema se le llama Original Design Manufacturing).

-

La decisión de fabricar todo en casa planteaba una disyuntiva: ¿a qué planta encomendarle tan importante responsabilidad? Con dos instalaciones de manufactura en Oriente (Singapur y Tailandia) y dos más en México (Monterrey y Guadalajara), se realizó un minucioso proceso de selección que tomó en cuenta factores como localización, costo, calidad y capacidad tecnológica. Finalmente, la corporación se inclinó por la fábrica jalisciense.

-

Su director presume que en los indicadores que medían factores como defectos por millón o retorno de los clientes se reveló que “el producto hecho en Guadalajara es al menos cuatro veces mejor que el fabricado en las otras plantas”.

-

Otra ventaja sobre el resto es el grado de integración de la planta tapatía, en la que se puede realizar el proceso completo: desde la investigación y el desarrollo de nuevos productos, hasta su introducción y manufactura. De hecho, sus instalaciones cuentan con un centro de diseño que forma parte de los afamados Laboratorios Bell, y cuyos “cerebros” (50 ingenieros) han desarrollado a la fecha 16 nuevos aparatos e introducido más de un centenar de productos.

-

PLAN EN CUATRO ETAPAS
-
Tras recibir el espaldarazo de su corporación, los de Lucent Technologies Productos de Consumo de México se pusieron a trabajar a marchas forzadas para diseñar un plan que cumpliera con la misión que se les había asignado. Contemplado en cuatro etapas, Bué detalla que el plan arrancó a finales de 1995 con una inversión de $30 millones de dólares en tecnología de punta para el ensamblado de teléfonos.

-

Durante 1996 se invirtió una suma idéntica para comprar un terreno y construir un nuevo inmueble anexo a la planta, inaugurada cinco años atrás. La inauguración formal del segundo edificio (con un área de casi 30,000 metros cuadrados) está programada para el próximo 4 de junio, aunque ya desde marzo comenzaron a salir de sus líneas de producción los primeros embarques.

-

En este mismo año también se destinarán $20 millones de dólares para la adquisición de tecnología de montaje de superficie (SMT por sus siglas en inglés). Finalmente, para 1998 se tiene reservada una partida igual para comprar la nueva generación de equipo SMT, el que le permitirá a la planta estar al día en materia tecnológica.

-

Conforme han evolucionado las diversas etapas del plan, ha crecido la plantilla laboral de la compañía. Para 1998, cuando la nueva fábrica esté trabajando a toda su capacidad, se planea que llegará a albergar a 8,000 empleados.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Además, como presidente del gremio electrónico establecido en Jalisco, Bué ha impulsado los programas de desarrollo de proveedores, convenciendo a 16 proveedores clave de la empresa para que se muevan a Guadalajara. ¿Resultado? “Podemos aumentar nuestro grado de integración local de 9 a 30% en el transcurso de este año.” Ello se traduce en hacer nacionales hasta $150 millones de dólares, de acuerdo con el -valor de la integración. Así, Guadalajara se perfila como la estrella más brillante de la constelación Lucent.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×