¡Lucharán tres rounds!

Olvida las piñatas. Las fiestas para niños incluyen lucha libre o sesiones de spa con pepinos en l
Mariana F. Maldonado

“¿Ahora de qué se va a disfrazar Andrés?”, preguntan los allegados a la familia Moreno. Dos veces la hizo de payaso y otra, de Buzz Lightyear, el astronauta protagonista de la película Toy Story. Llevaban poco de vivir en Poza Rica, Veracruz, y la primera vez que se vistió de payaso, lo hizo para la fiesta de Rodrigo, el más grande de sus hijos, que ahora tiene 10 años. Encargó a México su traje y compró un libro de trucos. A escondidas de sus hijos, aprendió a hacer perritos de globo y trucos de magia, a desaparecer un billete en una caja o a aparecer dibujos en un cuaderno. En la fiesta, Rodrigo, quien entonces tenía un año, al principio lo miraba con extrañeza, pero ya después se divirtió muchísimo. Cuando lo hizo para Emiliano, el segundo de sus hijos y que ahora tiene ocho, el papá payaso actuó frente a un gran auditorio de niños y sus papás.

- Este año, la sorpresa para todos en la siguiente fiesta fue mayor. Andrés dejó los disfraces cuando la tarea comenzó a hacérsele más ardua: “Cada vez piden cosas más difíciles, una vez querían de Power Rangers, pero ahí sí dije que no, eso de andar haciendo marometas… me iba a deshacer”, cuenta el contador público. A partir de ahí, los cumpleaños se celebraron con viajes. Los niños esta vez quisieron fiesta, y temática, de la lucha libre del consejo estadounidense World Wrestling Entertainment.

- Cuando los papás hicieron cuentas, dijeron: “Pues no nos vamos de vacaciones”. Pensaron en que no tienen hijas, así que consideraron que esta fiesta sería el equivalente a la celebración de 15 años, con lo que justificaron el desembolso de 18,000 pesos.

- Contaron los invitados para decidir el lugar: entre los de ambos juntaron 70 niños y 40 adultos. Escogieron un jardín. Dieron barbacoa y tlacoyos. La pareja contrató un inflable, servicio de mantelería y a alguien que coordinara la fiesta e hiciera los concursos. Todo lo contrataron por separado. Los gastos no los tomaron desprevenidos; es una constante para el papá ahorrar cada mes 2,000 pesos para destinarlos a las vacaciones o, en este caso, a la fiesta anual de sus hijos.

- Fiestas a la carta
Los lugares para festejar cambian según la época. “Cuando estaba de moda la fast food, todas las mamás querían rentar McDonald’s para tener ahí a los niños encerrados jugando”, cuenta Verónica Palacios, una organizadora de eventos sociales que vive en Querétaro.

- Lorena Vázquez, directora de Fiestas Infantiles Creativas, comenta que ahora los chicos quieren más actividades. “Necesitan que se les lleve algo para hacer, aunque sea una fiesta pequeña de seis o siete niños”, afirma. La empresa incluye en las fiestas pintura de caballete y otras actividades manuales, además de las modalidades de fiesta spa, de princesas y de hadas. La primera es la más “moderna”, según Vázquez, y consiste en una carpa montada donde a las niñas se les simula pedicure y manicure, se les ponen pepinos en los ojos, mascarillas de chocolate y a lo largo de todo el festejo gozan de música de karaoke y de gotitas evaporadas de aromaterapia. La encargada de crear los conceptos para esta empresa es una diseñadora de moda, quien ya prepara el último estreno: la fiesta de fashion designer, en la que se les enseñará a las niñas cómo confeccionar ropa para sus muñecas. Los precios van desde 2,500 a 7,500 pesos por dos horas y depende tanto del número de niños como de las actividades que se pidan.

- La empresa Aqua Fiestas, en el Distrito Federal, por ejemplo, organiza fiestas en una alberca, desde una de 8,000 pesos en la que los niños juegan al cuidado de dos instructores durante dos horas, mientras los papás toman café y agua en vasos desechables, hasta otra de 19,200 pesos, que dura seis horas e incluye aguas frescas, refrescos, café, platos desechables y una taquiza de seis guisados para 80 adultos.

- Entre un salón y la casa hay ventajas y desventajas. Puede que salga más barato en casa, pero un salón da otros beneficios: “Tal vez sea mejor rentar o invertir 1,000 o 2,000 pesos más, que pasártela sirviendo durante toda la fiesta”, asegura Palacios (y después, limpiando). Los jardines se rentan entre 1,000 y 7,000 pesos por cuatro o cinco horas, según un estudio de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

- “¡Lucharán, de dos a tres caídas, sin límite de tiempo!”, así arrancó la fiesta de Rodrigo y Emiliano, ante la emoción de los asistentes. Los luchadores dieron su espectáculo, se tomaron fotos con los niños y hasta ayudaron a jalar las cuerdas de la piñata. “Que nos la hayamos pasado de maravilla, no tuvo precio”, comenta Andrés, quien ya comenzó a ahorrar los 2,000 mensuales para la siguiente fiesta temática.

- -

-

-

- -
CUÁNTO CUESTA
-

Servicios por separado: las ventajas de hacerlo de esta manera es que puedes montar la fiesta a tu entero gusto y en algunos servicios puedes reducir costos.
-
Renta sólo salón: entre 3,500 y 11,500 pesos por cuatro horas. La hora extra va de 400 a 2,200 pesos.
Renta sólo jardín: entre 1,000 y 2,500 pesos (parques públicos) y de 3,000 a 7,000 (privados) por cuatro horas.

Lasaña con ensalada (en salón): 12 a 20 pesos la porción.
Lasaña con ensalada (en casa): de 7 a 10 pesos la porción.

Menú infantil (en salón): 15 a 23 pesos por niño, incluye bebidas (agua fresca).
Menú infantil (en casa): de 5 a 30 pesos por niño, incluye bebida (agua o jugos), guisado o antojitos.
Pastel: de 220 a 340 pesos para 20 o 30 personas.
Carpas: entre 1,500 y 5,000 pesos, incluye entrega, retiro, instalación y asesoría.

Mesas y sillas: 80 a 220 pesos, incluye entrega y retiro.
Valet parking: 1,000 a 2,000 pesos por seis horas.
Inflables: 600 a 3,500 pesos por 40 minutos a una hora.
Relleno de piñata: de 90 a 160 pesos por niño.

Regalitos de salida: 20 a 60 pesos por niño.
Servicios por paquete: un proveedor monta poco más de 80% de la fiesta. Los costos (lugar, alimentos, bebidas y diversión) en salones de fiesta oscilan entre 3,500 y 16,000 pesos, con opción hasta de 100 personas y con actividades como: karaoke, futbolito, videojuegos y pantalla para el show y servicio de audio y sonido de DJ.

FUENTE: Revista del Consumidor.

- -

-

-

-

-

-

-

-

-

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

-

- - - -
- SER ORIGINAL Y GASTAR MENOS
-
Cambiar un poco los esquemas puede bajar gastos. Aquí algunas ideas de - la Profeco.
- Cero alcohol.
-
No dar bebidas alcohólicas reduce la cuenta y evita
- otros problemas.
- Menos cartón.
-
Las bebidas en Tetrapack
- son más caras que un
- agua - fresca.
- Cuánto pastel.
-
Por cada 20 o 25 invitados,
- calcular tres kilos de - pastel
- y evitar desperdicio.
- Vaso por niño.
-
Que los niños le pongan
- una marca a su vaso,
- para que - gasten menos.
- La piñata.
-
Se necesitan de tres a
- cinco kilos de dulces para
- una - piñata promedio.
-
Ahora ve
Esta empresa quiere hacer realidad el auto volador en el año 2019
No te pierdas
×