Mal de ojo

-

Si va por la vida como si nada y de repente ve un fuerte destello sin que haya un paparazzi en los alrededores, le conviene ir a su oftalmólogo, ya que esa explosión de luz puede indicar el desprendimiento de retina, una película muy delgada que cubre el interior del ojo y contiene a las neuronas que se encargan de captar y "ver" las imágenes. Es como una malla que si se estira empieza a rasgarse, lo cual origina que se vean los chispazos o bien un punto oscuro fijo, que tal vez desaparezca en unos días.

-

El doctor Juan Carlos Juárez explica que cuando se detectan a tiempo, las lesiones o un desprendimiento pequeño se pueden curar fácilmente por medio de la cauterización con láser. Si ignora los síntomas y el daño aumenta, se empieza a ver literalmente una cortina que se corre sobre los ojos. Entonces hay que hacer una cirugía de urgencia, ya que las neuronas, al separarse de las venas, pueden morir y no se podrá recuperar por completo la visión.

- -Las personas diabéticas, quienes practican deportes de impacto y la gente con miopía que usa más de cuatro dioptrías en sus anteojos corren mayor riesgo de padecer este mal. Aunque usted se haya operado para reducir la gradación de sus lentes, el ojo sigue propenso al problema, así que es importante revisar la pupila como parte del chequeo médico anual.

Ahora ve
Los enfermos mentales están entre los ciudadanos más vulnerables en Venezuela
No te pierdas
×