Manuel Medina Mora. Estamos listos

Además de su interés en unirse a Bancomer, el director de Banamex-Accival habla de los pasos que v
Luis Hernández Martínez

Bajo su mando, Banamex sorteó los momentos más difíciles de la crisis de 1995 y supo capitalizarse sin diluir el capital de los accionistas. Un gran logro, sin duda (ver Expansión del 1 de julio de 1998). Pero, de salirse con la suya en esta nueva aventura –la fusión de Banamex y Bancomer–, Medina Mora será recordado sobre todo como uno de los arquitectos que construyeron el primer banco mexicano con aspiraciones globales.

-

Sólo que eso mismo quiere el español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), cuya oferta a Bancomer fue anterior a la de Banamex. La decisión, asegura el banquero, le toca tomarla al banco en disputa, que preside Ricardo Guajardo Touché, dado que no hay impedimento legal que obligue a descartar a alguno de los dos.

-

Medina Mora llegó en 1997 a la dirección general de Grupo Financiero Banamex-Accival –que presiden Roberto Hernández y Alfredo Harp, y en cuya comisión ejecutiva participan José Aguilera, Lorenzo Zambrano, Valentín Díez y Esteban Malpica–, tras su desempeño en las áreas de nuevas alianzas y posicionamiento internacional de la institución –a la que ingresó hace 29 años–.

-

Cuando se realizó la entrevista, la moneda en torno al tema Bancomer aún estaba en el aire, pero la probabilidad  de que la resolución se diera a conocer antes de su publicación era muy alta. En cualquier caso, y dado que nadie terminará muerto con la decisión que tomen en Bancomer, Medina Mora describe los escenarios que vienen para Banamex.

-

¿Cuándo se tomó en Banamex la decisión de competir por Bancomer?

-

En cuanto a los detalles finales, la víspera del anuncio. De hecho, la carta donde le informamos a Bancomer nuestra propuesta se entregó apenas una hora y media antes de la conferencia de prensa (en la que Banamex anunció dicha propuesta) y una hora después de que cerró el mercado.

-

¿Por qué no invertir en Banamex los $2,400 millones de dólares ofrecidos por Bancomer?

-

Porque Banamex concluyó su saneamiento el 31 de marzo de este año. De hecho, ya estamos en condiciones de cumplir no sólo con las reglas de capitalización del año que entra, sino con las del 2003. Además, ya cumplimos con todas las contingencias que tenemos en el programa de rentas del Fobaproa. En fin, en todo lo que tenemos como obligación, el banco ha cumplido. Somos el primero de los 18 grupos originales en hacerlo. Eso nos da la plataforma para seguir expandiéndonos en la industria de la banca y los servicios financieros, una de las más globalizadas en el mundo, y que en México está totalmente abierta.

-

¿Por qué insiste Carlos Slim (presidente de Grupo Carso) en que ustedes deben utilizar ese dinero para sanearse?

-

Me parece que le falta información. Lo hemos invitado para explicarle nuestra propuesta, pero no ha asistido. Sin embargo, le hicimos llegar toda la documentación completa vía la Casa de Bolsa Inbursa. Quizás no entendió que en nuestra propuesta, a diferencia de la de BBVA, Bancomer alcanzaría el mismo grado de calidad de Banamex. Ahora bien, Carlos menciona el tema de telecomunicaciones. En ese punto, él habla de adeudos pero, mientras no se tenga la resolución del sistema judicial, no podemos decir que existen adeudos. Digamos que Carlos está hablando de acuerdo con sus intereses y objetivos…, igual que yo.

-

¿Por qué ofrecer el doble de lo que presentó BBVA?

-

No es tanto el tema de pagar el doble. Es una oferta mucho más atractiva, de mucho más valor económico para los accionistas de Banamex y Bancomer que la de BBVA. Nuestra oferta es un plan de capitalización del doble, y quizás de más del doble, porque en la propuesta de nuestros competidores una parte de los recursos va a Bancomer y la otra servirá para sanear Probursa. En nuestro caso no, porque Banamex ya está sano y Bancomer requiere, para verdaderamente darle la vuelta a los problemas de la crisis, más de $2,000 millones de dólares, según información pública.

-

Al lanzar su propuesta, los ejecutivos españoles del BBVA los acusaron de nacionalistas.

-

Creo que el verdadero tema es cómo compite un grupo como nosotros en un mundo global. El tema no es de preferencias o si es mexicano o extranjero. El punto verdadero es quién presenta la mejor propuesta en igualdad de condiciones. En ese sentido, la postura del gobierno ha sido muy sabia al decir que serán neutrales. Claro, el mercado decidirá, pero la Comisión Federal de Competencia (CFC) dirá las condiciones que debe cumplir la transacción para llevarse a cabo.

-

¿Cuándo tendrán la respuesta?

-

Pensamos que será cuestión de pocas semanas, no después de junio. Espero que todo concluya antes de las elecciones, tanto por el lado de Bancomer, como por el lado de la autoridad. La CFC tiene ya nuestra notificación y hay que recordar que ha trabajado por varios meses en el sistema financiero. De hecho, durante la licitación por Serfin nosotros hicimos una petición para que pudiéramos competir y la CFC nos dio la autorización sin condiciones.

-

¿Por qué tardaron en hacer pública su oferta? Cuando se decidieron, BBVA y Bancomer ya habían firmado una carta de intención.

-

Nuestra obligación principal era sanear a Banamex y no lo hicimos hasta el 31 de marzo. En la siguiente etapa teníamos dos opciones que se presentaron en ese momento: Serfin y Bancomer. Claro, nos gustó Serfin, pero nos gustó más Bancomer. La transacción con este grupo tiene mucho más sentido para nosotros. Si juntamos nuestras instituciones, podemos aspirar a un grupo financiero mexicano capaz de competir en mercados globales. Eso ha ocurrido en Holanda, España, Suiza. Ha ocurrido en California y en Nueva York. Han ocurrido varias integraciones de bancos. ¿El resultado? Menos instituciones, pero cada vez más fuertes.

-

¿Qué harán si pierden en la puja por Bancomer?

-

Supongamos que, por alguna razón, no cuaja la operación. Entonces, para nosotros tendría sentido seguir fortaleciendo nuestra postura dentro del mercado mexicano. Pero también buscaremos proyectarnos a los mercados hispanos de Estados Unidos y fortalecer nuestra presencia hacia el sur del país, pero en negocios seleccionados. Hemos estado trabajando para tratar de armar una serie de negocios en internet y en la nueva economía. La jugada ya no está en sucursales, sino en comercio electrónico. Quizás lo hagamos en asociación con alguno de los principales bancos latinoamericanos. En los dos siguientes meses habrá noticias al respecto.

-

Nuestra estrategia es seguir avanzado en tres grandes aéreas de negocios: banca y seguros; pensiones, y telecomunicaciones. Preferimos fibra óptica, desarrollar la nueva economía.

-

¿Buscarían comprar otro banco?

-

Es posible, muy posible…  ¿Cuál? Sólo dije que es muy posible.

-

¿Si pierden ante el BBVA, inyectarían a Banamex todo el dinero que ofrecieron por Bancomer?

-

No, no todo. Hay alguna parte que está ligada a la integración con Bancomer (la venta de activos redundantes), pero entre $900 y $1,000 millones de dólares sí entrarían al grupo. Ese dinero servirá para apoyar los tres negocios que mencioné.

-

¿Existe alguna forma en la que las autoridades pudieran evitar la fusión Bancomer-Banamex?

-

No lo creo. Las autoridades mencionaron que serían completamente neutrales, que respetarán la decisión del mercado y de los particulares.

-

Entonces, si pierden o ganan, ¿estarán conscientes de que sólo fue por la decisión de los accionistas de Bancomer y no por algún agente externo?

-

Por eso estamos tan confiados del proceso. Por eso hemos insistido en que el proceso se sustente sobre los méritos de las propuestas en juego y no sobre descalificaciones sin fundamento.

-

¿Si ganan la puja por Bancomer, cuáles activos redundantes venderán?

-

Tenemos identificados dos muy claros, pero no sabemos qué nos pedirá la CFC. Esa instancia debe evaluar el mercado relevante y cuál es el grado de concentración que podría ser preocupante para ellos. A partir de su dictamen, estableceremos algunas comisiones para analizarlos y acataremos lo que las autoridades nos pidan. ¿Cuáles son esos dos activos? Uno muy claro es la parte de las Afores; el otro es el renglón de las tarjetas de crédito. Cualquiera de las dos administradoras, y cualquiera de las dos áreas de tarjetas de crédito, sumadas, nos dan más de $1,000 millones de dólares, dinero que hemos anunciado en nuestro plan de fusión.

-

¿Y qué pasaría en el terreno de las telecomunicaciones? Ustedes tienen Avantel y Bancomer posee una parte de Alestra.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Esa es una de las decisiones que deberá esperar a nuestra integración. Para ejecutarla, primero formaríamos un grupo plural de consejeros, pero aún no sabemos quiénes participarían ni quién sería el presidente del consejo. Antes que eso, necesitamos estar integrados. No tenemos ningún prediseño. Lo que sí sabemos es que queremos un consejo que integre los mejores talentos de ambas organizaciones. Pero habrá que esperar la decisión de Bancomer y la CFC.

Ahora ve
Las dos pandas gigantes más longevas fuera de China viven en la CDMX
No te pierdas
×