Mariachis. La voz de mi tierra

-

Sobre el origen de la palabra mariachi circulan varias versiones.

-

La más pintoresca afirma que proviene del francés mariage (boda), y que degradada se

-

utilizó, durante la ocupación francesa, para llamar a las orquestas de las fiestas nupciales. Por insostenible, Ignacio Guzmán, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, rechaza la explicación.

-

El lingüista afirma que el uso del término es anterior a esa época; se trata de un vocablo cahíta, lengua que combina el yaqui y el mayo. “Originalmente, la palabra mariachi se usó para nombrar el árbol con el que se construían las tarimas donde se bailaban los fandangos, y de ahí tomó el apelativo el conjunto musical que acompañaba esos bailes.”

-

También controvertidas son sus raíces. Según el etnólogo Jesús Jaúregui, el mariachi surgió en territorio de los indígenas coras; en contraste, el investigador Gerardo Rodríguez se aferra a la hipótesis de que nació en Cocula, tal y como lo pregona la canción de Manuel Esperón.

-

Como haya sido, los conjuntos mantuvieron carácter regional hasta que en 1907, un mariachi coculense fue llevado a la Ciudad de México. El motivo: una fiesta que el presidente Porfirio Díaz ofreció en el Castillo de Chapultepec.

-

Con tal “debut” arranca la historia del mariachi moderno que, por los años 20, se instaló en El Tenampa, dando pie a que la Plaza Garibaldi se convirtiera en su punto de reunión en la capital del país. Después, con la aparición de la radio y el auge de las películas de charros, estos grupos, que ya habían incorporado las trompetas a su dotación instrumental básica (violines, vihuela, guitarra sexta y guitarrón), cobraron gran difusión alrededor del mundo.

-

Ahora ve
‘Despacito’ se convierte otra vez en un éxito, pero en su versión con arpa
No te pierdas
×